Albarracín, un municipio de cuento de hadas

Albarracin

Dentro de la geografía española contamos con pueblos encantadores, rincones mágicos que bien podrían haber surgido de un cuento de hadas.

Uno de los ejemplos más claros es Albarracín, un municipio situado al suroeste de la provincia de Teruel, en la comunidad de Aragón, un lugar considerado como Monumento Nacional desde 1961 y que además posee la Medalla de Oro al mérito en las Bellas Artes y es una de las propuestas españolas por la Unesco para ser declarada Patrimonio de la Humanidad.

Todo ello se debe a la belleza de su conjunto arquitectónico y la importancia de su amplio patrimonio histórico.

Se trata de una ciudad medieval asentada en el istmo y la península que forma el río Guadalaviar. Esta antigua ciudad de piedra, está situada en un lugar estratégico que velaba por su seguridad y defensa.

La hermosa ciudad cuenta con unas interesantes murallas que terminan en el Castillo del Andador. Estas murallas del siglo XIII recorren la ciudad y la gran parte de la montaña, ciñéndose al milímetro a todas las irregularidades del terreno. Desde lo alto de este castillo contaremos con una vista panorámica del pueblo, un paisaje que nos dejará sin aliento. Pero además, las mismas murallas pueden divisarse desde la lejanía como un enorme anillo protector sobre la hermosa ciudad.

En cuanto al Castillo del Andador, cabe destacar que fue usado antaño por los visigodos. No obstante, fue finalmente en el siglo XI cuando cobró más importancia con la llegada de los musulmanes.

Destacamos también la Catedral de Albarracín, sede episcopal desde el siglo XII hasta el año 1850. No esperemos encontrar grandes lujos, pues lo cierto es que la de Albarracín, fue la segunda diócesis más pobre de España. Aun así, podemos decir que cuenta con un excelente retablo mayor del siglo XVI así como una vistosa sillería tallada en el coro.

Pasear por sus calles es una auténtica delicia. Por ejemplo, no podemos perdernos el Portal de la Molina. Se trata de la calle más famosa de Albarracín. Un lugar en el que da la sensación de que las casas se nos vienen encima a partir del segundo piso. No es una sensación. Lo cierto es que antiguamente, debido a la escasez de terreno dentro de las murallas, los arquitectos decidieron ganar metros en cada uno de los pisos sacando un nuevo alero hacia la calle.

En el interior del municipio, también encontramos otros monumentos y templos como la Iglesia de Santa María, el Palacio Episcopal o algunas mansiones señoriales que han sido mantenidas en el tiempo. Además, si buscamos visitas a museos, hay que saber que en Albarracín encontraremos unas cuantas. Podemos elegir desde una visita por su peculiar Museo del juguete, recorrer el Museo de Albarracín, visitar el Museo Diocesano o pasear por las salas del pequeño Museo de la Forja.

Albarracín no cuenta con una oferta de hoteles amplísima, pero lo cierto es que los establecimientos que podemos encontrar en el municipio cuentan todos con mucha calidad. Podemos destacar así el Hotel Albarracín, un establecimiento de 3 estrellas ubicado en una zona muy tranquila. Fue restaurado por completo en 2003 y tiene cuatro plantas y un total de 43 habitaciones.

Las habitaciones están decoradas de forma muy acogedora y cuentan con acceso a internet, baño completo, caja de seguridad, calefacción central y línea de teléfono directo, entre otros.

Además, el hotel está dotado de bar, piscina de agua dulce, restaurante y servicio de habitaciones, entre otros.

Los Apartamentos Los Aljezares, están situados a pocos kilómetros del pueblo. Su situación privilegiada nos permitirá así disfrutar del municipio y de la naturaleza que lo envuelve. En este enclave, podremos apuntarnos a diferentes actividades como excursiones en Segway.

Por último, destacamos el Hotel La Realda. Este establecimiento de 2 estrellas está ubicado a 12 kilómetros de Albarracín, comunicado perfectamente mediante carretera.

Las habitaciones están dotadas de calefacción, mesa de trabajo, parabólica, baño completo, teléfono y amenities. Asimismo, el establecimiento cuenta con desayuno buffet, lavandería, restaurante, servicio de habitaciones o salón TV, entre otros.

Foto vía: jortegui

Tags: , ,

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top