Qué comer en Córdoba: platos típicos

Comida cordobesa

Córdoba es una de esas ciudades que nos regala un sinfín de monumentos e historia. Una ciudad con encanto, con tradición y con lugares tan interesantes como la Mezquita-Catedral de Córdoba, el Alcázar de los Reyes Cristianos, su puente romano o Medina Azahara.

Córdoba tiene mucho para ver, pero también para degustar; y es que ya sabemos que en el sur de España comer se come muy bien. Si no sabes qué comer en Córdoba, hoy te mostramos algunos platos que no deberías perderte por nada del mundo si viajas aquí.

Platos típicos de la gastronomía cordobesa

Podemos comenzar por el famoso salmorejo cordobés. No, no es gazpacho, aunque sí es una sopa fría a base de tomate. En esta ocasión, el salmorejo cordobés lleva ingredientes tan básicos como pan de miga, tomates maduros, ajo, sal, vinagre y aceite de oliva. No es que sean los ingredientes más complejos de una receta, aunque el secreto es triturarlos a conciencia hasta alcanzar una textura muy fina. Además, no hay que olvidar el aceite de oliva virgen extra que es la clave del éxito de la comida cordobesa.

El plato se sirve cubierto de huevo duro picado y tacos de jamón. Todo un manjar para los días de calor.

Salmorejo cordobés
Salmorejo cordobés

Otra de las joyas de la corona de la comida cordobesa son los flamenquines. Es uno de esos platos que ha traspasado fronteras, y lo cierto es que tampoco es complejo, como el salmorejo; eso sí, aquí lo hacen bien y se nota. Se trata de un filete de cerdo enrollado sobre jamón serrano, pasado por huevo y pan rallado y finalmente frito en el mencionado aceite de oliva virgen (AOVE). Un plato imprescindible que comer en Córdoba cuando visites esta maravillosa ciudad.

Flamenquín cordobés
Flamenquín cordobés

También es interesante probar los alcauciles al Montilla-Moriles. Se trata de alcachofas cocinadas con vino fino y ese delicioso AOVE de la tierra que nunca falta. Y es que la comida cordobesa es muy variada.

La berenjena también disfruta de su puesto de honor en la mesa cordobesa. Como mejor se disfruta y degusta es frita. El plato en sí son pequeñas y finas rodajas de berenjena empanadas y fritas. Normalmente suelen ir acompañadas de miel, las conocidas como berenjenas con miel. No obstante, también pueden ir acompañadas de salmorejo. Cuestión de gustos. Si aún te preguntas qué comer en Córdoba, no te lo pienses y prueba las berenjenas.

Si eres de los que disfruta con un buen guiso, no puedes perderte el rabo de toro cordobés. Es, sin duda, una de las mayores delicias de la mesa cordobesa. Y es que, la carne, tiene un peso importante en la comida cordobesa.

El plato se elabora con rabo de toro troceado, cebolla, tomate, pimiento verde, zanahoria, ajo, aceite de oliva, pimentón, azafrán, pimienta y vino Montilla-Moriles. Normalmente se suele acompañar con patatas fritas o a la panadera. Una auténtica delicia.

Córdoba es, además, tierra de puchero. El puchero cordobés es la olla cordobesa, plato ideal que comer en Córdoba cuando visites la ciudad. Es conocida por la gente de la tierra como cortijera, pues era un plato muy típico en los cortijos de la campiña.

Ojo, es un plato muy contundente, por lo que si tienes ganas de probarlo, que sea un día de esos de visitas y de andar, para poder reposar después. Algunos de los ingredientes imprescindibles son las legumbres, verduras varias, repollo troceado y tocino.

Si lo prefieres, puedes lanzarte a un delicioso guiso de manitas de cerdo. Es un plato de toda la vida, pero requiere experiencia para saber hacerlo, y en los restaurantes de Córdoba la tienen. La comida cordobesa es exquisita y este plato te sorprenderá. Si vas a viajar a esta preciosa ciudad y no sabes qué comer en Córdoba, prueba el guiso de manitas de cerdo sin duda.

Manitas de cerdo, plato cordobés
Manitas de cerdo, plato cordobés

No podemos olvidarnos que Córdoba cuenta con una de las dehesas más importantes para la cría del cerdo. Por tanto, en cualquier buena mesa no debería faltar un surtido de ibéricos. Disfruta de los jamones, salchichones, chorizos e incluso de los quesos del Valle de los Pedroches.

¿Y el dulce? ¿Nadie piensa en los dulceros? Sí, claro que sí. No nos olvidemos de la influencia árabe en la comida cordobesa, y de que estos eran unos verdaderos expertos en lo que a dulces se refiere.

Uno de los dulces más famosos de la tierra es el famoso pastel cordobés. Como comentábamos, tiene influencia árabe y consiste en una masa de hojaldre rellena de cabello de ángel y cubierta de almendras tostadas y azúcar en polvo. Si bien es cierto que es un dulce, es posible encontrarlo con rellenos salados, como por ejemplo de jamón ibérico.

Es tan variada la comida cordobesa y tan deliciosa que cuando te plantees que comer en Córdoba te costará decidirte.

Si estás pensando viajar a esta interesante ciudad seguramente necesitarás conocer hoteles en Córdoba donde poder alojarte.

Tags: ,

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top