Qué ver en París – Ideas interesantes

Vistas del Sena en Paris

París, la ciudad del amor. Un rincón europeo que atrae la visita de millones de turistas al año por ser es una de las ciudades más encantadoras a la que podemos viajar en el viejo continente.

Ojo, pues su encanto sólo es superado por la gran cantidad de monumentos que posee. No es de extrañar. Es una urbe con historia, mucha historia y por tanto, París es una ciudad con mucho que ver. Las muestras de otros tiempos pasados (más o menos grandiosos) son el reclamo favorito por los turistas que llegan a sus calles.

¿Repasamos? No es necesario nombrarlos todos. Simplemente quedarnos con aquellos que son imprescindibles. Ideas interesantes para ver París que no debería perderse ningún turista.

¿Qué recomendamos ver en París?

El Palacio Nacional, por ejemplo, es uno de los monumentos más importantes de París ¿Merece la pena su visita? Lo cierto es que sí; y es que no hay que olvidarse que es aquí, justo en este lugar, donde se encuentran los restos mortales de uno de los personajes más importantes del país (y con gran relevancia en toda Europa), el mismísimo Napoleón.

Hay que señalar que el complejo formado por el Palacio Nacional de los Inválidos nació para otro fin. Fue edificado en el siglo XVII como residencia para los soldados franceses retirados del servicio. Para los héroes de guerra.

En la Iglesia Sint Louis des Invalides, encontrarás la iglesia del domo. Es justamente ahí donde se guarda el sarcófago con las cenizas de Napoleón I. Su exterior es igualmente llamativo, gracias a la gran cúpula dorada de 100 metros de altura que puede verse desde diferentes puntos de la ciudad.

De los muchos barrios de París, una visita a Montmartre es esencial. Es uno de los barrios más encantadores y peculiares de París. Recordad que era aquí donde residieron pintores y artistas a finales del siglo XIX, y también cabarets y burdeles y muestra de ello es el mítico Moulin Rouge. Además, es el barrio en el que se ubica otra de las joyas arquitectónicas de París, la Basílica del Sagrado Corazón.

Sagrado Corazón de París

La Basílica enamora nada más verla. Su gran cúpula se encarga de ello. Así, es posible verla desde diferentes puntos de París.  Quizá las escaleras para subir no nos gusten tanto, pero no te canses antes de tiempo. El Sacre Coeur está en lo alto de Montmartre, una colina de 130 metros que te permite disfrutar de una de las vistas más impresionantes de la urbe.

Si hablamos de templos, y sobre todo de templos importantes, no podemos olvidarnos de la Catedral de Notre Dame. Fue construida en la Île de la Cité allá por 1163, siendo así una de las catedrales góticas más antiguas del mundo.  Reformada en un sinfín de ocasiones, este templo es, además, una referencia histórica pues aquí se han celebrado importantes acontecimientos, como la coronación de Napoleón Bonaparte, la beatificación de Juana de Arco o la coronación de Enrique VI de Inglaterra.

No sólo de edificios religiosos vive el hombre… ni París tampoco dado que la ciudad cuenta con algunos de las edificaciones civiles más interesantes del país.

Uno de los monumentos más representativos, visitados y fotografiados es, sin lugar a dudas, la Torre Eiffel. Esta torre de 300 metros de altura fue creada para la Exposición Universal de París de 1889, y es el símbolo absoluto de la ciudad.

Torre Eiffel, París, Francia

Precisamente este entorno es un buen lugar para alojarse. Es cierto que los hoteles cerca de la Torre Eiffel son un poco más caros, y hay más bullicio, pero no es menos cierto que las conexiones aquí son muy buenas, con lo que nos failitamos la tarea de movernos por la ciudad.

También puedes visitar el Arco del Triunfo, que representa las victorias del ejército francés bajo las órdenes de Napoleón. Testigo de innumerables episodios históricos, desfiles y también días grises en la ciudad, es posible acceder a su interior y subir arriba. Sí, no es tan alto como la Torre Eiffel, pero quizá por ello esté menos masificado. Además, las vistas siguen siendo muy bonitas.

Si eres amante de los museos, en París tienes muchísimo trabajo. Para empezar, los tres museos más importantes de la ciudad, el Museo del Louvre, el Museo de Orsay y el Centro Pompidou. Pero, además, también son muy recomendables museos como el Museo de Rodin, el Museo de la Orangerie, el Museo Picasso de París o el Museo del Petit Palasis, entre muchísimos otros.

Quizá estés saturado de visitas y monumentos (ten en cuenta que todo París podría considerarse un monumento, con sus grandes avenidas y preciosos edificios). No obstante, si cuentas con tiempo extra, recuerda que el Palacio de Versalles está a tan sólo una hora de distancia en transporte público ¿Vas a perdértelo?

Tags: , ,

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top