La Fontana de Trevi

Fontana de Trevi

Fontana de Trevi

Si has seguido nuestros consejos de viaje y has elegido un buen hotel en Roma para alojarte durante el próximo puente, ahora sólo queda organizar una visita a la ciudad de las 7 colinas.

Y si hay algo que no puedes dejar de visitar es la Fontana de Trevi. Un monumento especialmente emblemático, querido y de visita tan inevitable que te lo encontrarás sólo siguiendo a la gente que parece ir a ella en procesión.

Es una enorme fuente de mármol y piedra toda adosada a uno de los palacios que forman la plaza del mismo nombre, en la colina del Quirinal.

Esta carismática fuente fue construida en el año 1750 por el artista Niccolo Salvi por encargo del Papa que, viendo decaer la influencia de poder en esos quiso dejar su huella como mecenas.

Las esculturas principales representan a Neptuno, dios romano del mar, cabalgando sobre las olas en un carro tirado por tritones y atravesando un arco de triunfo. El conjunto completa los bajorrelieves que decoran la fachada lateral del palacio, cuya temática ilustra la historia del antiguo acueducto del año 19 a. C.

Foro Romano

Foro Romano

El agua en aquellos tiempos se canalizaba por este sitio a través del Acqua Virgo y el agua que sigue manando hoy procede de un manantial llamado Acqua Virgine.

La Fontana de Trevi se hizo famosa con la película, La dolce vita, de Federico Fellini, realizada en 1960. La escena en que la actriz Anita Ekberg se bañaba en el estanque frente a los pasmados ojos de los paparazzi -y sobre todo de Marcello Mastroianni- le dio al monumento dimensión mítica.

Si estás en Roma y paseas por las calles adyacentes, comprobarás que la Fontana es un punto de reunión de turistas de todas las razas y nacionalidades que llenan la pequeña plaza para cumplir el consabido ritual de arrojar una moneda a su estanque, con lo cual se aseguran -dice la tradición-volver a visitar la Ciudad Eterna.

A pesar de estar prohibido, todos cumplimos con esa tradición. ¿Te animarías a no hacerlo y correr el riesgo de no volver?

Si tienes dudas aún de dónde debe estar ubicado tu hotel en Roma, no olvides consultar los consejos que te dejamos aquí

Foto/ Flickr de Lope

Foto/ Flickr de Dominique Sanchez

Tags: ,

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top