La habitación de hotel más pequeña del mundo

La habitación de hotel más pequeña del mundo
Punta Grande

Si buscas una escapada curiosa, puedes buscar la habitación de hotel más pequeña del mundo.

Durante mucho tiempo, el hotel más pequeño del mundo estuvo en Canarias. Concretamente en Los Pagos, en la isla del Hierro.

Varios hoteles que compiten por tener la habitación de hotel más pequeña del mundo

Hotel Punta Grande

El hotel Punta Grande fue definido como un “nanoscópico establecimiento”, y por esto entró en la lista del Guinness.

Empezó teniendo solo cuatro habitaciones dobles. El acceso al establecimiento, no es fácil. Precisamente, ese es uno de los mayores valores que tiene. Pero merece la pena hacer una escapada para descansar en este diminuto y recóndito hotel.

Hoy en día cuenta con apartamentos y con una suite deluxe de 50 metros cuadrados. Lo que hace que ya no se la habitación de hotel más pequeña del mundo.

En el hotel podemos conocer cartas de navegación, brújulas y una de las cuatro habitaciones que componen este paraje ubicado alrededor de un descalabro volcánico, cuenta con un traje de buzo. También desde
una de ellas, podemos pescar sin tener necesidad de salir al exterior.

Elegido por muchos clientes de distintos rasgos sociales y jerarquías profesionales como sitio para la relajación y para el descanso más privado, en este hotel no contamos con objetos usuales como televisor ni teléfono e incluso ni siquiera cuenta con servicio de minibar. Es el sitio perfecto para desconectar.

Hotel Eh’Häusl

Viajamos hasta Amberg, en Alemania, para descubrir este hotel de una sola habitación. La historia es muy curiosa. En 1728 fue construido con la idea de eludir las leyes de la época con respecto a los matrimonios. Para casarse, la pareja tenía que tener una casa en propiedad, y casarse en ella. Por eso esta casa pasaba de unas manos a otras con mucha frecuencia.

Hotel Central & Café

El siguiente establecimiento que ostenta al título de la habitación de hotel más pequeña del mundo es el Hotel Central & Café de Copenhague.

Cuenta con una sola habitación. Fue una antigua zapatería, donde su propietario decidió construir una habitación para vivir él mismo. Después de estar abandonado el edificio durante años, dos empresarios daneses, en 2013, lo convirtieron en hotel.

Es una experiencia única alojarte en él.

¿Conoces algún hotel así de singular?

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Top