Los Monasterios de Meteora

Monasterio Varlaam, Kalambaka, Grecia

Monasterio Varlaam

Los Monasterios de Meteora, se encuentran en Grecia. Más concretamente hacia el norte, muy cerca de la ciudad de Kalambaka y sobre la llanura de Tesalia. Se ubican sobre montañas de piedra y desde lejos, parecen estar suspendidos entre el cielo y la tierra.

Resulta estremecedora la construcción de esos edificios en cumbres tan altas; poseen alrededor de 600 metros de altura. La construcción llevó dos siglos, desde el siglo XIV al XVI. Fueron declarados por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad en el año 1988. El hecho de que hayan sido construidos en la cima tuvo su causa en la preservación, debido a los diferentes ataques y asedios enemigos.

Actualmente han perdurado seis monasterios: cuatro habitados por hombres y los dos restantes por monjas. Sin embargo en los orígenes eran veinticuatro en total. La baja en el número también se relaciona con el ataque de enemigos, ya en el siglo XX y bajo el régimen atroz de los nazis durante la Segunda Guerra Mundial.

La morfología de estas rocas mantienen relación con la acción de la naturaleza. Se trata de una zona que ha sobrevivido a terremotos continuos. Antiguamente, existía un río que desemboca en el mar de Tesalia. Hace muchísimos años encontró su salida en el mar Egeo.

Los seis monasterios en pie son:

a) El Monasterio de la Transfiguración o el Gran Meteoro; el más grande de todos los monasterios. A día de hoy, solamente funciona como museo.

b) Varlaam; fue construido durante el siglo XVI. Se trata del segundo en tamaño.

c) Roussanou; antiguamente de hombres y hoy destinado a las mujeres. Honra a Santa Bárbara.

d) San Nicolás; es original por su forma cuadrada y es el primero que se ve al tomar el camino de Kastraki a Meteora.

e) San Esteban; la construcción de la iglesia que honra a San Esteban data del siglo XVI. El “Katholikon” honra a San Charalambos. Se alzó en 1.798 y estaba ocupado por monjas.

f) Santa Trinidad; levantado sobre la roca más espectacular de difícil acceso, ya que debe cruzarse todo el valle y cuesta arriba para alcanzar la roca. Actualmente, estas construcciones pueden visitarse y se efectúan guías turísticas a sus instalaciones.

Kalambaka, Grecia

Kalambaka

Los monjes y monjas que se encuentran allí dedican su tiempo a la oración, la artesanía y pinturas. Confeccionan souvernirs para los visitantes.

Llama la atención que sin tecnología pudieran edificar semejantes construcciones sobre piedras altas y sobre todo, su distribución estratégica, teniendo en cuenta el posible ataque enemigo.

Durante las visitas programadas a los monasterios, se debe guardar absoluto silencio y las mujeres no pueden lucir prendas “atrevidas” ni pantalones. También los más aventureros aprovechan para practicar la escalada.

Según cuenta la historia, los primeros monjes llegaron a esta región en busca de paz y tranquilidad para poder acercarse más a Dios.

Foto/Flickr de Foto Blog SMR
Foto/Flickr de gterez

Tags:

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top