Recorrer Suiza en 5 días

Estacion de esqui de Zermatt

Suiza es un lugar precioso lleno de ciudades encantadoras. Un país que puede convertirse sin problemas en tu siguiente destino de viaje si, además, no te importa conducir; y es que, el tamaño de Suiza lo hace perfecto para poder ser uno de esos lugares que puede visitarse en un coche de alquiler.

En 5 días puedes recorrer algunas de las ciudades más importantes de la ciudad, conocer a fondo todo su patrimonio y enamorarte de sus paisajes y gastronomía. Por ejemplo, podrías crear una ruta de 5 días pasando por lugares como Ginebra, Friburgo, Berna, Basilea y Zúrich.

Recorrido de 5 días por Suiza

Tener como primera y última parada Ginebra y Zúrich no es casual; y es que encontrar billetes de avión a estas dos ciudades es bastante sencillo. Hay mucha oferta, por lo que también tendrás precios interesantes.

En Ginebra

Una vez vueles a Ginebra, no te olvides de alquilar tu vehículo, el encargado de llevarte durante el resto de las etapas por este país verde en verano, y blanco en invierno.

El tiempo que pases en Ginebra te servirá para conocer lugares como el Jet d´Eau, el famoso “Chorro de agua”, que es la fuente más grande e importante de toda Suiza. Un potente chorro que hace ascender el agua a una velocidad de 200 kilómetros por hora.

No te olvides del lago Lemán o lago de Ginebra, la frontera natural entre Suiza y Francia. El paisaje es bellísimo, y si tiene suerte, puedes observar a lo lejos el Mont Blanc, la montaña más alta de Europa (excluyendo los picos del Cáucaso).

También son imprescindibles la Sede de la Organización de Naciones Unidas, el Reloj de Flores del Jardín Inglés, la Catedral de San Pedro, Les Grottes o el mercadillo de Plainpalais.

Puede buscar un hotel en Ginebra para hacer noche y comenzar al día siguiente tu ruta hacia Friburgo. No será muy larga, pues en menos de 2 horas estarás en la ciudad.

Chorro de agua de Ginebra

¿Cómo es Friburgo?

Se trata de una pequeña ciudad medieval que no costará demasiado recorrer. Un lugar limítrofe que tiene población de habla alemana y francesa. Como si se tratara de una ciudad de cuento, tiene muchos rincones que no podemos dejar de ver, como la Catedral de San Nicolás, la Ruta de las fuentes medievales o el encantador barrio medieval de Auge.

Puedes hacer noche aquí, no obstante, dada su cercanía con el siguiente punto de la ruta, quizá merezca la pena terminar en Berna, a tan sólo 30 minutos en coche.

Berna, la capital

Berna, ciudad federal y capital de facto de Suiza, tiene muchísimo que ofrecer al turista. Para empezar, la Ciudad vieja con sus arcadas; el centro histórico de Berna es uno de los mejores ejemplos de urbanismo medieval de toda Europa, algo que le permitió figurar en la lista de Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO.

También podrás ver lugares como la Catedral, la Torre del Reloj (Zytgloggeturm), el Ayuntamiento (Rathaus), el magnífico Palacio Federal o el hermoso Castillo de Bümpliz.

Camino a Basilea

Nuestro siguiente destino está un poco más lejos que el anterior, y no obstante, son únicamente 102 km, una distancia perfectamente recorrible en un solo día y sin agobiarse.

Basilea es una ciudad de lo más cultural. Un lugar ideal para los amantes de los museos; y es que cuenta con más de 40. En cuanto a los monumentos más característicos de la ciudad son la plaza grande del mercado, con su palacio municipal y su catedral de la época románico-tardía y gótica. No menos espectacular es su ayuntamiento, uno de los más bellos de Europa.

Es necesario dar un paseo por el casco antiguo para conocer un sinfín de tiendas de libros antiguos que se mezclan con lujosas boutiques de moda. Además, no te olvides de hacer una pequeña excursión a Läckerli Huus para probar las pastas de especias y miel.

Acabamos en Zúrich

El último día lo reservarás para Zúrich. El recorrido desde Basilea hasta esta ciudad es de menos de 90 kilómetros, por lo que en poco más de una hora podrás llegar a una de las ciudades más importantes de Suiza.

Zúrich es una de las principales ciudades de la Confederación de Suiza. Un recorrido por la urbe puede mostrarte su mejor cara, con rincones tan maravillosos como el Lago de Zúrich, Grossmünster (catedral románica), Fraumünster o el Museo Nacional de Zúrich.

Este país es tan bello que tiene recursos para cualquier tipo de turista. El que te he ofrecido es un recorrido urbano, para conocer sus principales ciudades (y aún así, he optado por dejar a otra ciudad tan bella como Lucerna), pero si nos atenemos a aquello por lo que más destaca Suiza, sus paisajes alpinos, entonces deberíamos visitar lugares como Zermatt y su subida al Matterhorn, o Interlaken.

Sea el recorrido que sea, este país jamás te defraudará.

Más información sobre el país en:

Tags: ,

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top