Palacio de Topkapi: lujosa vida de sultanes

Si has elegido para pasar tus vacaciones. No podríamos haberte dado un mejor consejo en cuanto al destino. La ciudad entre dos mundos tiene un larga historia que contarnos. Parte de ella podemos leerla en las estancias y paredes del Palacio de Topkapi. Este lugar simboliza el poder que alcanzó Constantinopla como sede del Imperio Otomano.
Durante 400 años los sultanes otomanos gobernaron desde este palacio. Sus colecciones de arte, dependencias y patios hacen que sea uno de los principales lugares de interés.

Palacio de Topkapi: qué visitar

El Palacio de Topkapi tiene una superficie de 700 mil metros cuadrados. Está formado por cuatro grandes patios y el Harén. Para que puedas programarte, debes tener en cuenta que una visita normal suele tener una duración de unas 3 horas.

Vamos a contarte qué ver en cada uno de los patios, y por supuesto, en el Harén, ¡empezamos!

Primer Patio: Alay Square

Puerta Imperial: es la puerta principal para entrar a visitar el Palacio de Topkapi. Fue construida por el sultán Mehmet II. En ella destaca la inscripción coránica perteneciente a uno de los primeros escritores del Imperio Otomano, Ali bin Yahya Sofi.

La Iglesia de Santa Irene: construida en el siglo VI, curiosamente nunca fue transformada en mezquita. Aunque en su tiempo fue iglesia, hoy en día es un interesante museo además de ser sala de conciertos. Desde luego te recomendamos muchísimo esta visita dentro del Palacio de Topkapi.

La Fuente del Verdugo: Su nombre viene ya que era utilizada por el verdugo después de las ejecuciones para lavarse las manos y sus armas.

Otros sitios interesantes qué ver en el primer patio del Palacio de Topkapi es el Royal Mint, la panadería, el hospital, un almacén de madera y la casa de los fabricantes de mimbre.

Segundo Patio: Divan Square – Palacio de Topkapi

Este segundo patio del Palacio de Topkapi era llamada Plaza de la Justicia, ya que fue el lugar donde estaba la administración estatal. Se accede a él a través de la Puerta de los Saludos, cuyo nombre viene ya que era donde los funcionarios de palacio saludaban al sultán a su llegada. Sólo los sultanes podían pasar por este patio a caballo.

Divan Hümayun: Se trata de la Cámara del Consejo Imperial para tratar los asuntos de estado. Si el sultán no participaba en Divan-ı Humayun; llegaba a la Torre de Justicia y escuchaba las reuniones a través de una ventana enrejada. Esta era conocida como “el ojo del sultán» y se ubicaba sobre el asiento del gran visir.

No te olvides visitar también en el segundo patio, conocer la Sala de los Guardias Zülüflü. Al igual que las habitaciones para los eunucos, las Cocinas (con una fantástica colección de porcelana ) y los Establos Reales.

Puerta de los Saludos. Palacio de Topkapi
Puerta de los Saludos

Tercer Patio: Patio de Enderun

Al tercer patio se entra por la Puerta de la Felicidad. Aquí encontraremos las dependencias privadas del sultán. Sólo se podía pasar con un permiso especial para entrar en la Sala de Audiencias.

La Sala de Audiencias: aquí, el sultán se sentaba en un trono de oro y esmeraldas y recibía a los embajadores extranjeros en visita privada.

La Sala del Tesoro: El diamante Kasikçi, el quinto más grande del mundo, te dejará asombrado. Es de 86 quilates y es conocido como diamante Topkapi. También podrás admirar una esmeralda de 3 kilos y el famoso puñal de Topkapi. Este es el más caro del mundo forrado de oro, diamantes, esmeraldas y otras piedras.

La Sala de Reliquias: te asombrarás al mirar la enorme colección de joyas y objetos de oro con piedras preciosas que forman parte del Tesoro del Palacio. Al mismo tiempo, escucharás recitar versos del Corán constantemente. Entre las reliquias más admiradas destacan el manto del Profeta Mahoma, las espadas pertenecientes al Profeta y sus califas. Además se exponen aquí las primeras copias del Corán. Sin duda, una prueba mínima del poderío y lujo de aquellos tiempos.

Cuarto Patio – Palacio de Topkapi

Aquí podrás ver los pabellones Bagdad (edificio octogonal repleto de azulejos esmerilados), el Pabellón de Ereván (construido para conmemorar la victoria del sultán Murad IV en la ciudad de Ereván) y el Iftaree Gazebo, una mansión clásica otomana.

Otras estancias que podemos visitar en el cuarto patio son el Pabellón Mecidiye, La Sala de Circuncisiones (donde se celebraba la ceremonia de la circuncisión de los príncipes) y la Cámara del Armario. No te pierdas el Balcón de Ibrahim, ubicado cerca de un estanque artificial.

El Harén del Palacio de Topkapi

Este es el primer lugar que te recomendamos visitar en el Palacio de Topkapi ya que tiene una gran afluencia de público cada día. ¡Cosa que no nos extraña! Se trata de la casa privada del sultán y su familia. Paralelamente, residían más de 1.000 concubinas, la cuales recibían educación en el harén. Ellas se casaban con los administradores del estado que se crecían en el Enderun. El harén se trataba de una verdadera ciudad donde tenían de todo para abastecerse y para cubrir los deseos del sultán. Incluyendo un salón donde se hacía la recepción al sultán, comedor privado, baños, etc.

El Harén. Palacio de Topkapi
El Harén

Como has podido leer, el Palacio de Topkapi es uno de los lugares imprescindibles de Estambul para visitar. No olvides reservar lo antes posible uno de los hoteles en Estambul para asegurarte el mejor precio.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Top