Imprescindibles de Estambul

Imprescindibles de Estambul

Estambul es la ciudad más poblada de Turquía, una puerta de paso entre Oriente y Occidente que cuenta con muchísimos siglos de historia. Un lugar al que muchos quieren ir, algo que no es extraño, pues lo cierto es que cuenta con una amplísima lista de monumentos interesantes que nos hablan de otra época y otras culturas.

Estos son las visitas imprescindibles en esta ciudad turca.

Lo que no te puedes perder de Estambul

1.- El Gran Bazar de Estambul

Estambul es tan grande que necesitaremos bastantes días para conocerla. No obstante, siempre se puede hacer una lista de imprescindibles. Una lista en la que jamás debería faltar el Gran Bazar de Estambul. En pleno centro histórico, el Gran Bazar se levanta como un laberinto de calles techadas en las que cientos de puestos y tiendas se agolpan ante el turista. Puedes comprar de todo, desde alfombras, calzado, cuero, bisutería, tallas de madera o incluso camisetas de fútbol.

Para saber más: el Bazar de las Especias en Estambul.

Gran Bazar de Estambul

2.- La Basílica de Santa Sofía

El Gran Bazar podría ser un imprescindible, sí, pero no hay duda de que nadie debería abandonar la ciudad sin visitar Santa Sofía. Este templo es considerado como el máximo exponente del arte bizantino. Un lugar que comenzó como una pequeña iglesia en el año 360, y que posteriormente, en el año 532, el emperador Justiniano comenzó a reformar para crear la estructura que hoy por hoy podemos ver.  Una estructura cuyo interior es sobrecogedoramente hermoso. Grandes lámparas en techos abovedados, símbolos de Alá grabados en la pared y grandes piedras de mármol en formas de columnas.

Santa Sofía en Estambul

3.- La Mezquita Azul

Otro de los templos más importantes de la ciudad es la Mezquita Azul. Esta mezquita está casi enfrentada a Santa Sofía, y fue levantada por orden del sultán Ahmet I en el siglo XVII.

Con una capacidad para 10.000 fieles, la Mezquita Azul es una verdadera preciosidad. Una gran cúpula con 8 más pequeñas y 6 minaretes. Su nombre le viene dado por los mosaicos azules que hay en su interior.

Mezquita Azul

4.- La Cisterna Basílica de Yerebatán

El subsuelo de Estambul cuenta con un entramado de antiguas cisternas romanas. El mejor ejemplo para poder admirarlas es la conocida como cisterna Basílica de Estambul. Te sorprenderá su tamaño y la paz que se respira en su interior, una paz cargada de misterio. Además, es interesante ver alguna de sus curiosidades, como el pilar con la cara de Medusa tallada.

Cisterna de Yerebatán

5.- El Palacio de Topkapi

En Estambul podrás visitar un montón de palacios. No obstante, si qurququieres ver el más famoso, no puedes perderte el palacio de Topkapi. Este lugar se levanta como un vigía incansable entre el Mármara y el Cuerno de Oro. A sus pies, el magnífico Bósforo.

Este lugar es conocido por ser la sede central del Imperio Otomano durante más de cuatro siglos. Hoy es posible su visita. En su interior, además de partes curiosas como las cocinas (con una colección de porcelanas únicas en el mundo), podrás ver otras zonas como las salas del tesoro, los patios o incluso la zona reservada al harén.

Más información: el Palacio de Topkapi.

Palacio de Topkapi

6.- La Torre Gálata

Hay otros monumentos destacados que tampoco deberían faltar en tu recorrido por Estambul, por ejemplo, la Torre Gálata. Es una de las torres más antiguas del mundo. Lo mejor de todo es que desde arriba se obtienen unas vistas privilegiadas sobre la ciudad. No es de extrañar, teniendo en cuenta que mide unos 61 metros.

Torre Galata en Estambul

7.- Iglesia de San Salvador

Visita también la conocida como Iglesia de San Salvador. Dicen que se trata de uno de los mejores ejemplos de arte bizantino del mundo. En su interior, aunque son muchas las cosas que se pueden destacar, no hay que olvidarse de sus frescos y mosaicos bizantinos. Algunos aseguran que estos mosaicos son los mejor conservados en el mundo.

Iglesia de San Salvador Estambul

8.- Palacio Dolmabahce

Hablábamos de los palacios, otro de los imprescindibles es el Palacio Dolmabahce. Su importancia reside en que sustituyó al ya mencionado Palacio Topkapi como residencia de los sultanes desde 1856 hasta 1924, año en el que se abolió el califato. El edificio en sí es una preciosa muestra de combinación de estilos occidentales tales como el barroco, rococó o neoclásico mezclados con un estilo otomano.

Palacio Dolmabahce en Estambul

Son muchos más los rincones que puedes decubrir en esta ciudad. ¿Días que necesitarás? Yo te recomiendo que, mínimo estés 3 días para disfrutarla y que escojas un hotel en Estambul que esté lo más cerca posible al centro turístico, en torno a Santa Sofía.  No obstante, si quieres abreviar o no dispones de demasiados días, como toma de contacto, esta lista podría ser perfecta.

Tags: , ,

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top