Isla de Tongatapu, capital de Tonga

Tonga

Tonga es uno de esos países que poca gente conoce. Un país de Oceanía integrado en la Polinesia y caracterizado por ser una monarquía parlamentaria; y es que Tonga es un reino, el único de todo el Pacífico. Además, todo sea dicho, también es el único que jamás ha sido colonizado, algo de lo que su gente se vanagloria. Aunque cuenta con gran influencia inglesa y australiana, lo cierto es que Tonga permanece intacta en sus creencias, contando así con un carácter bastante llamativo y único, con tradiciones que nos sorprenderán y un sabor diferente en todos sus paisajes, un sabor único y original.

Tonga está formada por nada más y nada menos que unas 171 islas, de las que tan sólo 45 están habitadas. De todas ellas, la principal es Tongatapu, donde se encuentra la capital del reino Nuku´alofa, un buen lugar para establecernos si queremos conocer parte del país.

Cabe destacar que el turismo es bastante escaso, algo que sin duda alguna gusta; y es que comparado con otras zonas como Fiyi, Tonga está todavía muy poco explotada turísticamente, algo que nos permite disfrutar de la tradición en estado puro sin vivir masificaciones constantes.

En esta isla encontraremos paisajes realmente bellos, pueblos ocultos entre la vegetación, playas llenas de surfistas amantes de las olas y un sinfín de atracciones que convertirán nuestra estancia en un viaje para recordar.

Podemos, por ejemplo, visitar el palacio real. Este palacio, el Palacio Real Blanco, nada tiene que ver con los palacios de los antiguos monarcas europeos, aun así es interesante observarlo, por fuera, pues no se accede a su interior. Veremos así un palacio de estilo victoriano completamente blanco.

Paseando por la capital de Nuku´alofa, también encontraremos templos religiosos, capillas e incluso iglesias más grandes.

Hay que destacar que los habitantes de este país tienen auténtica devoción a sus muertos. Así, algunas de las tradiciones más extrañas están relacionadas precisamente con la muerte. No será raro por tanto observar jardines privados con pequeños montículos de arena y flores encima. Se trata de tumbas; y es que los habitantes del país tienen por costumbre enterrar sus muertos en el jardín de su casa ¿por qué con arena y de forma superficial y no con tierra y en un agujero? Pues debido a que existe la creencia de que si las cosas van mal para una familia es debido a que los huesos de sus muertos no están descansando correctamente y deben cambiarlos de ubicación.

La isla entera cuenta con rincones que nos encantarán. Así, destacamos por ejemplo el mirado de Abel Tasman Landing Site. Se trata de un lugar con unas vistas impresionantes al mar, dedicado al primero europeo que descubrió la isla en el mismo viaje que descubría Tasmania.

También es interesante la visita a Hufangalupe Archway, un gran arco de piedra natural ubicado en unos preciosos acantilados.

Sin duda alguna una de las visitas más esperadas y famosas de la isla es la del famoso Ha´amonga a Mauri Trilithon. Se trata del punto histórico más antiguo de toda la Polinesia, una puerta hecha de 3 piedras. Una construcción sencilla que marcaba la puerta de entrada a un antiguo asentamiento, el complejo real Heketa, allá por el año 1.200 d.C.

Evidente también vamos a encontrar playas, y aunque lo cierto es que las más paradisiacas del país están en otras islas, existen algunos lugares interesantes como Ha´atafu beach, conocida por los amantes del surf pero bastante peligrosa.

En cualquiera de estas playas podremos animarnos a realizar algún deporte acuático como el snorkeling, disfrutando así de los bellos fondos marinos de esta zona de la Polinesia.

En cuanto al alojamiento, en la capital encontramos lugares como el Hotel Waterfront Lodge, un hermoso hotel boutique de 3 estrellas situado frente al mar. Se trata de un establecimiento familiar con tan sólo 8 habitaciones, todas ellas de 35 metros cuadrados y equipadas por completo.

Otra opción es el Hotel Internacional Dateline, un establecimiento de 3 estrellas ideal para aquellas personas que quieran un alojamiento económico y de calidad. Cuenta con habitaciones con teléfono, internet y aire acondicionado, así como una piscina y una pequeña cafetería.

Foto vía: Atoll

Tags: ,

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top