La Cueva de Altamira

Cueva de Altamira

La cueva con restos prehistóricos más famosa en territorio español es la cueva de Altamira, en Cantabria. Si bien existen gran cantidad de cuevas con testimonios del paso de aquel hombre primigenio en toda la zona norte española, es Altamira la que más interés despierta.

La Cueva de Altamira propiamente dicha está cerrada al público temporalmente desde el 1 de septiembre de 2002 por razones de investigación. Un pequeñísimo grupo de visitantes puede acceder a ella cada año. Hay una lista de espera de visitas que se encuentra completa para los próximos años, y ante la imposibilidad de garantizar la visita con tanta antelación, no se aceptan nuevas solicitudes hasta que se comunique la reapertura de la Cueva.

El Consejo Superior de Investigaciones Científicas y del Instituto de Patrimonio Histórico Español estudia las condiciones en que se encuentra el ambiente de la cueva para establecer las condiciones y un nuevo régimen de visitas para los próximos años.
Sin embargo el  museo de Altamira es la alternativa a la visita real de la cueva. Está ubicado muy cerca de la entrada a la cueva original de Altamira, a unos 2 kilómetros de Santillana del Mar.

El corazón del museo es la “neocueva”, una reproducción exacta de la cueva original realizada utilizando las últimas tecnologías a un costo de más de 24 millones de euros.

Cueva de Altamira

Cada día, pequeños grupos de hasta 20 visitantes acceden a ella cada 25 minutos para una mejor visión y aprovechamiento de la visita. Para evitar las esperas durante los próximos meses de verano, nuestro consejo de viaje es comprar nuestras entradas a través de internet en el Museo de Altamira (también se venderá través del Banco Santander) y así tendremos fecha y hora de la visita asegurada. El costo es de 3 euros por adultos y hay descuentos para menores, mayores y estudiantes.
Una vez en la neocueva nos encontraremos con bisontes, caballos, ciervos, manos y misteriosos signos, pintados y grabados en la roca. Expresión de los habitantes de la Cueva hace 15.000 años durante el Paleolítico Superior. Estas muestras le han valido estar dentro del listado de Patrimonio de la Humanidad desde 1985, ahora ampliado al resto de las cuevas paleolíticas españolas.
Nuestro consejo de viaje es integrar esta visita a los muchos atractivos que encontramos cerca de Santander como Castro Urdiales, San Vicente de la Barquera o Potes.

Tags:

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top