Minas de sal de Wieliczka, Patrimonio de la Humanidad en Polonia

Minas de sal de Wieliczka

A tan sólo 15 kilómetros al sur de Cracovia encontramos uno de los lugares más sorprendentes de Polonia, las Minas de sal de Wieliczka, declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1978 y uno de los lugares más visitados de todo el país con más de 800.000 turistas al año.

Se trata de una de las minas de sal más antiguas de todo el mundo. Un lugar que ha sido explotado desde el siglo XIII y que aún hoy sigue produciendo sal de mesa.

Esta descomunal mina de sal alcanza una profundidad de más de 300 metros. Asimismo, su longitud supera los trescientos kilómetros. Sus dimensiones, realmente desorbitadas, le han otorgado el sobrenombre de la Catedral subterránea de la sal de Polonia. Aunque lo cierto es que este sobrenombre tiene más que ver con lo que encontraremos en las minas, un sinfín de galerías entre las que hay capillas con hermosísimas figuras esculpidas en sal.

Los pasadizos y galerías de estas minas, lugares que en su día fueron usados por los alemanes como almacén de guerra durante la Segunda Guerra Mundial, en la actualidad cuentan con un sinfín de estatuas de personajes míticos e históricos que han sido esculpidas durante estos largos siglos por los mineros.

La ruta turística por la que podemos acceder tiene una longitud aproximada de 3,5 kilómetros en los que observamos unas 22 cámaras. En ellas disfrutaremos de maquinaria antigua, esculturas y bajorrelieves en sal, viejas herramientas e incluso lagos subterráneos.

Quizá una de la parte más importante del recorrido sea la de la Capilla de St Kinga. Es justamente aquí donde encontramos una gran sala de 54 metros de longitud con una decoración exquisita hecha a base de sal. Incluso los cristales de las lámparas. Resulta realmente asombroso para todos los turistas.

El lugar es tan hermoso, que muchos son los personajes célebres que las han visitado, desde Nicolás Copérnico, Johann Wolfgang von Goethe, Alexander von Humboldt hasta Bill Clinton.

Las minas abren del 1 de abril hasta el 31 de octubre de 7:30 de la mañana a 19:30. Asimismo, desde el 2 de noviembre hasta el 31 de marzo, abrirán de 8:00 de la mañana a 17:00 horas.

Al encontrarse la atracción a tan sólo 18 minutos de Cracovia, lo cierto es que os recomendamos alojaros en la ciudad; y es que la oferta de hoteles allí es mucho mayor, encontrando así muchas más ofertas y establecimientos de mayor calidad.

Podemos destacar, por ejemplo, el Hotel Holiday Inn Krakow City Center. Se trata de un lujoso 5 estrellas ubicado en el centro de Cracovia.

Su situación nos permitirá conocer a fondo la ciudad sin necesidad de grandes desplazamientos. Asimismo, al contar con aparcamiento podremos viajar con coche pudiendo acercarnos a atracciones como las minas de sal de Wieliczka.

Las habitaciones están decoradas con mucho gusto, y equipadas con todo tipo de detalles. Asimismo, las instalaciones del hotel cuentan con bar, restaurante, cafetería, caja de seguridad, cambio de divisas, gimnasio y guardarropa entre otros.

También os recomendamos el Hotel Sheraton Krakow. Está situado cerca del castillo de Wawel, a orillas del río Vístula. Es considerado como uno de los primeros hoteles internacionales de Cracovia y cuenta con unas habitaciones realmente lujosas, así como zonas comunes como gimnasio, restaurante, sauna, piscina, bar o cafetería, entre otros.

Finalmente os recomendamos el Hotel Kossak. Se trata de un establecimiento de 4 estrellas que recibe unas opiniones bastante favorables por parte de sus huéspedes.

Está ubicado en un edificio histórico construido en el año 1935 y evidentemente restaurado.

Todas las habitaciones cuentan con una decoración de lujo así como baño completo, albornoz, aire acondicionado, internet, cambio de ropa, caja fuerte, limpieza diaria, hilo musical, mesa de trabajo, minibar, plancha y prensa.

Asimismo, el hotel está dotado de bar, cafetería, gimnasio, parking, restaurante, rincón de internet, sala de reunión, servicio de despertador, fotocopias, animación infantil o servicio de masajes entre otros.

Cualquiera de estos tres hoteles será ideal para alojarnos en Cracovia y visitar las minas de sal de Wieliczka, pues como hemos comentado la proximidad con el núcleo de la ciudad es muchísima, pudiendo acceder mediante vehículo privado, autobús o tren.

Foto vía:  Erke

Tags: ,

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top