Patrimonio de Seúl, Corea del Sur

Historical-grand-palace-in-Seo

Capital de Corea del Sur, Seúl es, además de una de las ciudades más importantes del país, un centro cultural con un sinfín de atracciones turísticas. Testigo viviente de la historia de Corea, Seúl recibe anualmente millones de visitas de turistas venidos de todo el mundo, algo que no nos extraña, pues su bello patrimonio no deja indiferente a nadie.

Dividida en 25 distritos, los cuales a su vez se dividen en barrios, están atravesados de lado a lado por el río Hangang. Así, podemos decir que encontramos dos zonas bien diferenciadas, una más histórica y repleta de monumentos y lugares de interés, y otra más empresarial y residencial.

En la parte turística nos encontramos con el centro histórico. Es justo allí donde podremos visitar los hermosos palacios de Seúl. Hay que resaltar que la dinastía Joseon construyó los cinco grandes palacios que hoy podemos ver. Por un lado tenemos Changdeokgung, el palacio preferido por muchos de los reyes de la dinastía. Cuenta con un sinfín de elementos coreanos del período de los Tres Reinos de Corea. Asimismo, cabe destacar que fue declarado Patrimonio de la Humanidad.

Vista del Gyeonghoeru-In-Gyeongb

Otra belleza arquitectónica es Changgyeonggung, el palacio de verano del emperador Goryeo. Fue construido en 1104, aunque posteriormente se amplió considerablemente.

También contamos con Deoksugung, con hermosos edificios de madera al más puro estilo asiático pero mezclado con edificios con un estilo más occidental.

Uno de los más visitados es el palacio Gyeongbokgung, principal palacio durante la Dinastía Joseon, aunque también merece la pena visitar el quinto de los Cinco Grandes Palacios de Seúl, el Gyeonghuigung.

Palacio Gyeongbokgung

Cabe destacar que Seúl también ofrece otros palacios reales como el Unhyeongung, un precioso complejo usado como residencia por el Príncipe regente Daewon-gun; y es que en Seúl, dejarse llevar por la magia palaciega, como vemos, no costará mucho.

Si tenemos ganas de disfrutar de la parte más cultural de la ciudad, podemos visitar el Museo Nacional de Corea, el principal museo de la historia de Corea del Sur. Este lugar contiene más de 150.000 objetos y año tras año lucha por ser uno de los museos más importantes de Asia.

Pero además, también tendremos la oportunidad de disfrutar de algunos templos espectaculares como por ejemplo del Templo de Chongmyo, el más antiguo santuario real confucionista que se conserva en el mundo y Patrimonio de la Humanidad. Asimismo, también destacamos el Templo de Chongmyo, con las tablillas que registran las enseñanzas de la anterior familia real o el Munmyo, el principal Confuciano de Corea.

Por lo demás, calles comerciales y restaurantes llenos de platos típicos de Corea, se agolparán en el centro de la ciudad. El escenario perfecto para pasar una excelente jornada turística en esta hermosa urbe llena de gente encantadora.

En cuanto al alojamiento, Seúl cuenta con un sinfín de hoteles de gran calidad, algo que no es de extrañar teniendo en cuenta la importancia de la ciudad. Podemos destacar así el Hotel Grand Suite Rsidence Seúl, un establecimiento de 5 estrellas situado en la colina de Mt Baekryun. A unos 7 kilómetros del Ayuntamiento, este precioso hotel está ubicado en un paraje realmente hermoso en el que los huéspedes podrán disfrutar del paisaje realizando footing o senderismo envueltos en la naturaleza.

Las habitaciones están decoradas con muchísimo gusto y están dotadas con internet, aire acondicionado, baño completo, cafetera, calefacción central, cocina pequeña, lavadora, microondas, nevera y teléfono de línea directa.

Otra opción es el Hotel PJ Hotel, un establecimiento de 3 estrellas. Este lugar está ubicado en el centro de la ciudad, en uno de los distritos más importantes de Seúl a tan sólo 200 metros de la Casa de Corea y 500 metros de Dongdaemun.

El hotel cuenta con acceso a internet, baño completo, cafetera, minibar, nevera, radio, secador y televisión.

Sin duda viajar a Seúl es quizá una de las mejores experiencias que podemos vivir en Corea del Sur. Un lugar lleno de encanto que nos enseñará parte de la historia de este país.

Tags: ,

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top