Qué ver en Hong Kong

hong kong

La ciudad de Hong Kong es una de las ciudades más importantes del sudeste asiático. Un rincón asiático que es frecuentado por millones y millones de turistas al año, pues Hong Kong cuenta con una amplia lista de patrimonio cultural, una larguísima historia y tradiciones que nos harán disfrutar de uno de los viajes más increíbles de toda nuestra vida.

En Hong Kong hay muchísimo que ver. Así pues, lo importante es repartir nuestro tiempo analizando cuáles son aquellas cosas que más nos interesan.

Podemos comenzar por los lugares más sagrados, descubriendo así parte de la cultura de esta ciudad China. Encontramos así el Monasterio Po Lin, situado en Ngong Ping, la parte más elevada de la isla de Lantau. Este monasterio destaca por ser el monasterio budista más importante de todo Hong Kong.

Fue levantado por tres monjes en el año 1906, y el recinto está compuesto por el templo, las casas de los monjes, un restaurante vegetariano y varias tiendas en las que podremos adquirir incienso, entre otras cosas. En su interior descubriremos tres estatuas de Buda, las encargadas de representar el pasado, el presente y el futuro.

Otro de los templos favoritos de los turistas es el de Sik Sik Yuen Wong Tai Sin. Este lugar es el hogar de tres religiones, taoísmo, budismo y confucianismo. Cuenta con un entorno natural muy bello, y sus edificios están decorados de forma llamativa.

El templo honra la memoria de un monje legendario, Wong Tai Sin, que se convirtió en una divinidad en Heng Shan. El lema del mismo es “Conceder todos los deseos que se pidan”, quizá por ello es un templo tan frecuentado por los turistas.

Estas visitas pueden completarse con una visita estrella, la del Gran Buda. Se trata de una enorme estatua de bronce de unos 34 metros de altura y 250 toneladas situada en la parte más alta de la isla de Lantau.

Su construcción terminó en 1993. A partir de ese momento, el Gran Buda Tian Tan, se convirtió en la representación de buda sentado más grande de todo el mundo.

Podemos decir que es una extensión del ya mencionado monasterio Po Lin, y simboliza la unión del hombre con la naturaleza. Podemos acudir a este rincón una vez visitemos el precioso monasterio.

También podemos dirigirnos a Tsim Sha Tsui que es la zona más popular de la ciudad. Es además una de las zonas más modernas y una de las que mejores vistas nos ofrece a la bahía de Hong Kong. En este lugar tendremos un sinfín de rincones interesantes para ver. Por un lado, podemos pasear por la Avenida de las Estrellas, que no es más que una copia de la mítica Avenida de las Estrellas de los Ángeles. Eso sí, en esta ocasión veremos actores como Jackie Chan o Bruce Lee.

Otra opción es visitar el Muelle del Star Ferry, que es el barco que cruza desde Kowloon hasta la isla de Hong Kong.

En otro orden, también podremos visitar la torre del reloj, el parque de Kowloon, el Museo de arte de Hong Kong o el Museo del espacio de Hong Kong.

Los amantes de la naturaleza tienen una cita pendiente con el Parque de Hong Kong, un lugar de unas 8 hectáreas en el que observaremos la naturaleza más abrumadora de esta parte de Asía. Además, dentro del parque se han habilitado diversas zonas de interés como el Aviario, el Jardín botánico, el Lago artificial o el Museo de los juegos de té.

Si queremos tener las mejores vistas de la ciudad, el punto que nos interesa es The Peak, el Pico. Este lugar es el más alto de toda la isla de Hong Kong, y cuenta con unas vistas realmente espectaculares sobre los rascacielos y el Puerto Victoria.

No nos olvidemos que en Hong Kong también hay tiempo para la diversión. Podremos disfrutar de lugares como el Ocean Park Hong Kong, con muchísimas atracciones y un acuario interesante para los más pequeños. Además, el mundo Disney también está presente en la ciudad mediante Disneyland Hong Kong.

Estas son sólo algunas de las atracciones más interesantes. Lo cierto es que Hong Kong cuenta con tanta oferta que sería imposible resumirla.

En cuanto al alojamiento, la ciudad cuenta con una amplísima oferta. Podemos escoger por ejemplo el Hotel The Empire Hotel Kowloon, un fabuloso hotel de 4 estrellas. Está situado en el barrio Tsimshatsui a tan sólo 15 minutos del ferry star. Cuenta con habitaciones lujosas equipadas con todo lo necesario para una estancia de 10. Asimismo, el establecimiento está dotado de gimnasio, servicio de masajes, caja de seguridad, aparcamiento o piscina cubierta, entre otros.

También destacamos el Hotel Stanford Hong Kong, un estupendo tres estrellas situado a tan sólo unos minutos a pie de la estación de metro y de la estación de tren Kowloon-Canton. Atracciones como el mercado de las mujeres, el mercado nocturno de la calle Temple o el complejo Langham Place están a muy pocos metros del mismo.

Foto vía: Thinboyfatter

Tags:

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top