Qué ver en Turín: visitas imprescindibles

Qué ver en Turín

Roma, Venecia, Florencia, Milán… Muchas son las ciudades que nos vienen a la cabeza si pensamos en viajar a Italia. Pero hoy te traemos una guía de que ver en Turín, una de las grandes desconocidas que te sorprenderá si tienes la suerte de visitarla.

Situada en el norte, a una hora y media en tren desde Milán, esta ciudad industrial es la cuarta más grande del país. Fue la primera capital de Italia y en ella nacieron marcas tan conocidas a nivel mundial como Martini&Rossi, Lavazza o Kappa.

¿A que tienes ganas de descubrir todo lo que hay que ver en Turín? Te mostramos una lista de los puntos imprescindibles:

Plazas y rincones donde vivir el mejor ambiente turinés

– Piazza Castello: comenzamos nuestra lista de que ver en Turín con la Piazza Castello, famosa por acoger monumentos tan importantes como el Palazzo Madama o el Palazzo Reale. En verano, es popular por sus refrescantes chorros de agua y porque cuenta con numerosas heladerías donde comer el mejor helado italiano. ¡Qué rico!

Piazza Castello
Piazza Castello, Turín

– Porta Palatina: cerca de la catedral y del Palazzo Reale, durante la época romana fue una de las cuatro entradas de Turín. Es uno de los monumentos más emblemáticos que ver en Turín.

– Mercato di Porta Palazzo: situado en cerca de la Porta Palatina, en la Piazza della Repubblica, estás ante el mayor mercado al aire libre de Europa. Piérdete por sus puestos de alimentación, ropa o artículos del hogar.

– Piazza San Carlo: en el recorrido que ver en Turin, esta plaza será punto clave ya que es la plaza más querida por los turineses. En ella encontramos dos iglesias prácticamente iguales: San Carlos Borromeo y Santa Cristina.

PIazza San Carlo
PIazza San Carlo, Turín

Palacios y edificios que ver en Turín para sentirnos de la auténtica realeza.

– Palazzo Reale: desde la misma plaza podemos acceder a él. Fue residencia real hasta 1865 y hoy nos permite visitar sus distintas estancias:

  • Lujosas decoraciones en los apartamentos del rey.
  • Una Biblioteca Real con más de 200.000 libros.
  • La Armería Real con una enorme colección de caballos de peluche con jinetes blindados. Algo muy curioso de ver.
  • La galería Sabauda, donde admirarás pinturas desde el siglo XIV hasta el XX.
  • Termina la visita dando un paseo por los Jardines Reales, ¡preciosos!
Palazzo Reale
Palazzo Reale, Turín

– Palazzo Madama: situado en la misma plaza, es un edificio atípico. Primero fue un castillo medieval y, posteriormente, se convirtió en un palacio con fachada barroco. Si vas con un poco de tiempo, te recomendamos que visites en su interior el Museo de Arte Antiguo de la Ciudad de Turín, con una preciosa colección de cerámicas, esculturas y dibujos.

Pero lo que más te va a gustar, sin ninguna duda, son las increíbles vistas de la ciudad desde lo alto de las torres.

Palazzo Madama
Palazzo Madama, Turín

– Mole Antonelliana: este edificio fue construido como sinagoga pero finalmente cambió su función. Hoy alberga el Museo Nacional del Cine y ofrece a todo el que sube en su ascensor hasta la última planta, las mejores vistas de la ciudad. Sin duda es la joya de la arquitectura de Turín.

Museos interesantes que no debes dejar de ver en Turín

– Museo Egipcio: es uno de los museos más grandes de la ciudad, cuenta con cuatro plantas y varias salas de exposición para poder sumergirte en el antiguo Egipto. Pasea entre estatuas, momias y sarcófagos. Será una experiencia inolvidable.

– Si te gustan los coches, tienes que visitar el Museo Nazionale dell’Automobile, probablemente el más importante del mundo. Conocerás todos los detalles sobre la historia de los coches y de marcas como Maserati, Ferrari o Fiat, cuya sede se encuentra aquí.

Los templos religiosos que ver en Turín

– Cattedrale di San Giovanni Battista: iglesia principal de Turín. Alberga la Sábana Santa que dicen envolvió el cuerpo de Cristo. Aunque son muchos los que dudan de la autenticidad de la historia, los más devotos no pueden evitar entrar a verla.

– Basílica de Superga: este punto que ver en Turín tiene historia por varios motivos. En ella se encuentran tumbas de varios reyes y príncipes de la casa Saboya. Pero en 1949, la basílica vivió un momento muy trágico en la historia de Italia por la que pasó a ser más conocida. El avión que transportaba al equipo de fútbol “Gran Torino”, como era conocido, se estrelló en el muro de la basílica y fallecieron 18 jugadores. Algo que marcó la historia de la ciudad.

Basílica di Superga
Basílica di Superga, Turín

Zonas verdes y exteriores de Turín

– Para hacer una parada a descansar y respirar aire puro, el sitio ideal para hacerlo es el Parque del Valentino. Justo al lado encontrarás el Borgo Medievale, una reproducción de una ciudad medieval, que te transportará a la Edad Media paseando por sus calles, plazas, iglesias y entrando en su castillo fortificado.

Parque del Valentino
Parque del Valentino, Turín

– No puedes irte de la ciudad sin ver el atardecer más bonito que imagines desde el Monte dei Capuccini. Si no tienes coche, puedes ir en autobús, merece la pena.

Gastronomía y ocio en Turín

Teniendo en cuenta que el vermouth nació aquí, en Turín disfrutaremos de los mejores aperitivos típicos italianos. El concepto aperitivo en Italia, para lo pocos que todavía no lo sepan, es distinto del que tenemos aquí. Allí por un precio asequible se puede tomar una bebida y un buffet de tentempiés con los que prácticamente se puede cenar. En Turín encontrarás multitud de establecimientos que ofrecen aperitivo.

Una de las mejores zonas para tomar el aperitivo es la Piazza Vittorio Venetto.

Se dice que esta ciudad es la cuna del mejor chocolate italiano. Originalmente se tomaba líquido y finalmente consiguieron solidificarlo. Los turineses dicen que los suizos fueron a aprender los secretos del chocolate. ¿Tendrán razón? Puedes probar el mejor chocolate caliente en la Cioccolateria Guido Gobino.

Si eres goloso, hay una bebida que debes probar, el bicerin. Es una bebida típica de Turín hecha con café, chocolate y crema de leche, Podrás probarlo en el mismo sitio donde se inventó, Al Bicerin.

Si pensamos en cualquier ciudad italiana, imposible no pensar en helado. Ir a Turín y no hacer una parada en su famosa heladería Grom, es un pecado. No es una heladería antigua, abrió en 2005. Pero gracias a la enorme calidad, tiene ya sucursales en todo el mundo. Está en nuestra lista de sitios que ver en Turín.

Si te gusta el fútbol, estás en casa de la Juventus, uno de los equipos más emblemáticos de la liga italiana. Compra entradas para algún partido, merecerá la pena ver al equipo de Cristiano Ronaldo en acción.

Si tienes la oportunidad, esta ciudad merece muchísimo ser visitada. Son infinitos los lugares y rincones que ver en Turín. ¡Descúbrela!

Tags:

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top