Viaje a la monumental Cáceres

Cáceres

Cáceres es una hermosa ciudad situada en el oeste de España, en el centro de la antigua provincia romana de Lusitania. La historia ha dejado en ella un sinfín de monumentos, que gracias a su estado de conservación consiguieron que la Ciudad Vieja de Cáceres fuera declarada Monumento Nacional en 1949. En 1968 el Consejo de Europa le otorgó el título de Tercer Conjunto Monumental de Europa. Además, en 1986 fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, pues su conjunto urbano medieval es uno de los más completos del mundo.

Estos son tan sólo algunas de los títulos más importantes que se le han otorgado, pues lo cierto es que cuenta con bastantes más, como el Pomme D´or al Mérito Turístico o Les Etolies d´or du Jumelage.

¿Qué es lo que tiene Cáceres que enamora a todo el mundo? Tiene historia, mucha historia. Siglos de historia repartido en cientos de monumentos, a cual más bello.

El Casco Antiguo de la ciudad está delimitado en 2 grandes zonas gracias a los restos de su muralla. Así, podemos encontrar la zona de intramuros (dentro) y la de extramuros (fuera). Esta muralla, o lo que queda de ella, tiene origen romano, pudiendo observar diversas puertas como la del Arco de la Estrella. Un hermoso arco que une el viejo casco con la Plaza Mayor y que cuenta con la imagen de la Virgen de la Estrella.

La Parte Antigua o Ciudad Monumental, es aquella que queda dentro de los muros. Esta zona de la ciudad, la más turística, si bien es cierto que fuera de los muros también encontramos otros lugares interesantes para ver.

La Plaza Mayor de Cáceres es uno de los espacios públicos monumentales de la ciudad más importante. Puede considerarse como el punto de partida de la ciudad monumental. Delimita con la muralla, concretamente con la Torre de Bujaco, el arco de la Estrella y la Torre de los Púlpitos. Además, en el sur encontramos el ayuntamiento y el foro de los Balbos. Es justamente ahí donde comienza una de las calles más comerciales de toda la ciudad, la calle Pintores.

Debemos destacar los Palacios de Cáceres; y es que este lugar, poderoso y rico durante su historia, albergó personalidades de gran fortuna, capaces de construir lo que hoy por hoy supone una de las partes más interesantes del patrimonio de esta ciudad. Así, destacamos el Palacio de las Cigüeñas, construido en el siglo XV por Diego de Ovando. Este lugar recibió ese nombre debido al gran número de cigüeñas que anidaban en su fachada, compuesta por un arco de medio punto con dovelas. Si tenemos la oportunidad no podemos dejar de ver su patio señorial, realmente hermoso. Además también hay que fijarse bien en su torre con almenas. Esta torre se libró de la orden real de Isabel la Católica que se dictó contra las torres de todas las casas por la lealtad a Juana la Beltraneja en la disputa del trono de Castilla.

Uno de los palacios más hermosos es el de Golfines de Abajo. Destacamos su torre con dos matacanes laterales, así como la crestería plateresca de animales fantásticos que campan en su fachada.
No son estos los únicos palacios, pues también son interesantes el de las Veletas, el de Golfines de Arriba, el Palacio de Toledo-Moctezuma, el del Comendador de Alcuescar o el Palacio Episcopal de Cáceres.

No podemos olvidarnos de la importancia de sus principales monumentos religiosos. Así, encontramos templos tan hermosos como la Santa Iglesia Concatedral de Santa María. Es el templo cristiano más importante de toda la ciudad. Fue terminado entre los siglos XV y XVI. No obstante, la construcción sobre la que se asentó pertenecía al siglo XIII. Cuenta con tres naves muy sobrias, y destaca su retablo renacentista de madera de cedro.

Encontramos también la Iglesia de San Francisco Javier, la de San Mateo, la Iglesia y Convento de Santo Domingo, la Ermita de la Paz o los conventos de San Pablo y el de Santa Clara.

Como podemos observar, una jornada en Cáceres será una jornada cargada de visitas turísticas llenas de historia.

A la hora de alojarnos, hay que decir que esta ciudad cuenta con establecimientos de bastante calidad. Una gran variedad de hoteles que se ajustarán a todas nuestras necesidades.

Podemos destacar el Hotel Casa Don Fernando, un coqueto 3 estrellas situado en el centro histórico de la ciudad. Está emplazado en un edificio clásico completamente restaurado, por lo que el encanto de sus 36 habitaciones es desbordante.

Otro lugar muy interesante es el Hotel Barcelo Cáceres V Centenario. Está ubicado en una de las zonas residenciales más hermosas de la ciudad, estando además muy cerca del centro urbano. Cuenta con 138 habitaciones decoradas con muchísimo gusto y equipadas con todo lo necesario para una estancia de lujo.

Finalmente, destacamos el magnífico Hotel Fontecruz Palacio de Arenales. Este imponente hotel de 5 estrellas está situado en un antiguo palacete del siglo XVI. Alojarnos en un sitio con tanta historia sin duda será una auténtica delicia.

Foto vía:  jexweber

Tags: , ,

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top