Información sobre las Islas Galápagos

Visitar Islas Galápagos

Visitar las islas Galápagos es, sin duda, uno de esos viajes que todo amante de la naturaleza en estado puro desea, o por lo menos no rechazaría. El archipiélago, famoso por ser parte esencial en la Teoría de la Evolución de Darwin, es un lugar maravilloso, con una fauna de lo más diversa y asombrosa. Un destino estupendo si viajas a Ecuador o si simplemente quieres sentirte al margen del mundo, en un auténtico paraíso.

Para llegar a las islas Galápagos debes viajar hasta Guayaquil o Quito. En estos lugares podrás encontrar vuelos a cualquiera de los aeropuertos de las islas, como Baltra o San Cristóbal. No son baratos, pero con tiempo los precios son más bajos.

Requisitos de entrada a las Galápagos

Hay que tener en cuenta que el 97% de la superficie del archipiélago está declarado parque nacional. Por tanto, tiene normas bastante estrictas a la hora de ser visitado. Así, el número máximo de grupos que pueden estar al mismo tiempo en cada uno de los 70 lugares autorizados es limitado. Además, no puedes moverte por libre, siempre debes ir con un guía oficial. No obstante, en los núcleos habitados sí hay lugares recreacionales a los que podrás acceder libremente, como Bahía Tortuga (Santa Cruz) o el volcán Chico (Isabela). El número máximo de visitantes que admite la isla es de 110.000 al año.

Galapago en Ecuador

La mejor época para viajar

No hay época mala para venir hasta aquí. No obstante, debes saber que entre enero y abril hay más lluvias. Además, hay épocas en la que la fauna y flora se ven afectadas. Por ejemplo, si quieres bucear con tiburones martillo, debes ir entre abril o junio. Asimismo, si te interesan especialmente algunas especies como las iguanas marinas, es mejor en las épocas de calor, cuando las puedes ver cerca del mar tomando el máximo sol posible.

Nunca olvides el seguro

Es un lugar seguro, pero tienes que tener claro que la naturaleza es impredecible. Por este motivo, es importante contratar un seguro y viajar tranquilo. Lo bueno es que los seguros de viaje no suelen ser caros, y cubren desde cualquier accidente hasta la pérdida de maletas.

Lleva siempre dinero en efectivo

La moneda oficial es el dólar. Si bien es cierto que los alojamientos en las islas Galápagos se pueden pagar sin problema con tarjeta de crédito, es mejor llevar siempre algunos billetes pequeños encima, por eso de las propinas.

Prepara tu equipaje

No lleves un equipaje muy pesado. Hay cosas que no necesitas. Simplemente lleva ropa cómoda, pantalones cortos, bañador, cortaviento, zapatillas con las que puedas andar kilómetros y unas buenas gafas de sol. Si además pretendes hacer snorkel, no te preocupes, en cualquier tour podrás adquirir equipo sin necesidad de llevar el tuyo. Hay expertos que aseguran que un buen equipaje para visitar la isla no debería pesar más de 10 o 12 kilos.

Fondo marino en Islas Galapagos

En este equipaje también debes llevar protector solar y repelente. Es posible que en determinados momentos pienses que el sol no pega fuerte, pero nada más lejos de la realidad, quema. Lleva por tanto protector con un factor alto. Además, no hay que olvidarse de los mosquitos, que pueden jugarte una mala pasada y darte el viaje por completo. No escatimes en repelente, desde cremas hasta pulseras. También en cremas para calmar los picores.

Lleva tu cámara con un cargador y batería extra. Además, no te olvides de llevar un adaptador de corriente, tanto para esta cámara como para tu móvil y otra tecnología. Si además quieres hacer snorkel, lo ideal sería que pudieras llevar una cámara acuática. Lo cierto es que uno de los encantos de estas islas es el fondo marino con el que cuentan. Investigarlo y no poder llevarte un recuerdo de sus colores y su biodiversidad, te dará muchísima rabia.

Tags: ,

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top