Naturaleza viva en la Sierra de Gredos

Sierra de Gredos

Al sur de la provincia de Ávila encontramos un lugar espectacular, una creación natural llena de lagunas, gargantas, riscos y galayos en el que habitan un sinfín de especies importantes de la península ibérica. La Sierra de Gredos, perteneciente al sistema Central, es una de las sierras más extensas de esta zona del país. Un área protegida tallada por la erosión glacial que cuenta con rincones tan interesantes como el Circo y la Laguna Grande de Gredos. No en vano cuenta con algunas de las mejores piscinas naturales de España.

Con 120 kilómetros de longitud y 30 de anchura, abarca una gran cantidad de municipios que pertenecen a provincias como Cáceres, Toledo, Madrid o Ávila. Cuenta, además, con cinco valles fluviales, los del Alto Tormes, Alto Alberche, Tiétar Oriental, Tiétar Occidental, la Vera y Valle del Ambroz. No es de extrañar, por tanto, que sea un espacio en el que la flora y fauna habiten a sus anchas.

Recorrido por la Sierra de Gredos

Visitar esta zona es toda una delicia. Un lugar encantador con un sinfín de planes para hacer. Puedes, por ejemplo, visitar la Casa del Parque en Hoyos del Espino. Se trata del Centro de Interpretación del parque regional de la Sierra de Gredos. El lugar perfecto para comenzar cualquier ruta; y es que funciona como oficina de turismo.

Además de informarte sobre diferentes rutas, podrás ver una pequeña exposición. Un recorrido a través de fotos, paneles informativos, maquetas y objetos que te acercarán un poco a este parque regional. Seguro que te impresionan las fotos de la cabra montesa, uno de los animales más representativos de Gredos.

Sierra de Gredos cabra montesa

Además de este centro de interpretación, hay que destacar que en la Sierra de Gredos hay muchas empresas de turismo activo. Las rutas que ofrecen son amplísimas. Puedes escoger una ruta micológica, si el tiempo lo permite y hay setas por la zona. También puedes recorrer la sierra observando su flora o simplemente admirando el paisaje natural en su totalidad.

¿Eres un amante de la Astronomía? El cielo de la Sierra de Gredos es maravilloso. Hay rutas para hacer observación astronómica durante todo el año. Es más, en el Hotel El Milano Real, en Hoyos del Espino, hay un pequeño observatorio astronómico instalado en el tejado.

Otra de esas actividades que no puedes perderte es montar a caballo por la Sierra de Gredos. Hay muchas empresas que se dedican a este tipo de actividades, pudiendo escoger entre un sinfín de rutas. El tiempo que inviertas en esta actividad depende de ti. Hay excursiones a caballo de dos horas, de media jornada o incluso de una jornada completa.

En la Sierra de Gredos no hay estación de esquí. Quizá por esto ha sido capaz de preservar toda esta belleza natural que es francamente desbordante. No obstante, aunque no puedas esquiar, es posible hacer alpinismo en la Sierra de Gredos.  No es de extrañar que una de las excursiones más apetecibles para los montañistas sea subir al Almanzor, la cumbre más alta de la Sierra de Gredos y de todo el sistema Central, con 2.591 metros sobre el nivel del mar. No obstante, hay otras zonas que pueden servir, como los picos de los Galayos.

Sierra de Gredos - ALmanzor

No sólo de naturaleza vive el hombre, y aquí, en la Sierra de Gredos, también es posible visitar pueblecitos encantadores. Puedes recorrer Cuevas del Valle, por ejemplo. Es posiblemente uno de los pueblos más bonitos de toda la sierra, por lo que merece la pena visitarlo.

Destacan sus floridas balconadas en la Calle del Ayuntamiento Viejo, la Calle Real y la Calle de los Soportales. Es más, en estas calles, las casas compiten todos los años por ver cuál tiene la fachada más espectacular. Además, también es imprescindible la visita del “bosque encantado”, el jardín natural junto al río Pasaderas.

Otro lugar de la zona para marcar en el mapa es Mombeltrán. Aquí, entre otros, podrás visitar el majestuoso Castillo de los Duques de Alburquerque. Está ubicado en la cumbre de un cerro a las afueras del pueblo. Además, también es muy bonita la iglesia que se levanta en el centro del pueblo o simplemente recorrer sus calles y degustar algunos de sus platos más típicos.

A la hora de alojarnos, cualquiera de los pueblecitos de la sierra podrá ser un buen lugar para hacerlo. No obstante, parece imposible no señalar la existencia del Parador de Gredos, un lugar que deberíamos ver, aunque no nos alojemos en sus habitaciones; y es que se trata del primer parador de la red de paradores de España.

Su origen se encuentra en el propósito de Alfonso XIII, un asiduo cazador de estas tierras, de construir un refugio real de caza. El edificio se convirtió en parador en 1928 y es una auténtica maravilla arquitectónica.

Como ves, alternativas tienes muchísimas en la Sierra de Gredos. ¿Te animas a disfrutar de la Naturaleza en su estado más puro?

Tags: ,

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top