Qué ver en Dublín en 2 días

Que ver en Dublín

Dublín es una preciosa ciudad para visitar. Un lugar que, además, puede recorrerse sin problemas en dos días.

Este núcleo urbano fundado por los Vikingos en el 841, la capital de Irlanda del sur, hará que nos sintamos enamorados al instante de sus historias, su lucha y sus leyendas. Además, también cuenta con visitas realmente interesantes. En este post te contamos qué ver en Dublín en una escapada de 2 días.

Primer día en Dublín

Una de las primeras cosas que ver en Dublín podría ser la prisión de Kilmainham. Este lugar es imprescindible, pues históricamente es bastante importante. Fue inaugurada en 1976, y fue el lugar en el que muchos personajes implicados en la lucha por la independencia de Irlanda durmieron y quedaron recluidos durante años. Hoy es posible pasear por las celdas y las zonas comunes. Es un lugar importante, pues gracias a la lucha de muchos de los presos que allí permanecieron, Irlanda logró su independencia.

Otro lugar interesante que ver en Dublín en esta primera jornada sería la Fábrica de Guinness. Sin duda es una visita imprescindible para los amantes de la cerveza. Un recorrido por el almacén que fue construido en 1904 y que fue usado como lugar de fermentación de esta cerveza tan conocida hasta 1988.

Intenta no pasarte con las catas, pues luego tienes que recorrer las calles de Dublín para llegar a puntos tan bonitos como la Catedral Christ Church y la Catedral de San Patricio, que son los dos templos religiosos más importantes de Dublín.

Tras probar alguna de las delicias de la tierra, bañadas nuevamente en su cerveza más internacional, podemos organizar una tarde de compras. Sí, visitar las calles comerciales de Dublín merece la pena. Así, puedes dirigirte al sur de Liffey, donde encontrarás una de las mayores zonas comerciales de la ciudad. Allí, en Grafton Street, tienes una zona llena de tiendas, además de los grandes almacenes Brown Thomas y Powerscourt Centre. Este último tiene puntos extra por estar alojado en un edificio del siglo XVIII.

Grafton Street Dublin
Grafton Street, Dublín

Otro de los lugares que ver en Dublín es la zona comercial St. Stephen Green Shopping Centre. Está al final de Grafton Street y te llamará la atención por tener una estructura transparente que deja ver el cielo desde el interior.

Si estás agotado, vuelve al hotel en Dublín, pero ya te decimos que las noches en esta ciudad son una auténtica maravilla. Comienza con una buena cerveza y sumérgete en el ambiente de los bares a media tarde. No hay nada más típico que hacer una ronda de pubs, en el que no deberías dejarte atrás el más famoso de todo Dublín, el Temple Bar.

The Temple Bar Dublin
The Temple Bar, Dublín

Segundo día en Dublín

En este segundo día, podemos comenzar por Trinity College. Es la universidad más antigua de Irlanda, establecida en 1592 por la reina Isabel I. Está en el centro de la ciudad, en pleno corazón, sobre un antiguo monasterio agustino. Un campus que ocupa, nada más y nada menos que 190.000 metros cuadrados.

Trinity college, Dublin
Biblioteca Trinity College, Dublín

Visitarla cuesta dinero, pero merece la pena, pues en su interior, entre otros, podrás ver la exposición sobre el libro de Kells y la Antigua Biblioteca.

Tras esta visita, otro de los lugares que ver en Dublín sería la Merrion Square, donde disfrutarás de uno de los parques más animados y coloridos de la ciudad. Se trata de un lugar que ya de por sí nos parece interesante para este segundo día; y es que alrededor tienes edificios destacados que también puedes visitar, como las casas del Gobierno, el Senado, la Galería Nacional, el Museo Nacional de Arqueología o el Museo de Historia Natural. Si te ves un poco escaso de tiempo, una opción bastante buena es pasar alguno de estos museos al primer día en vez de irte de compras. Tú eliges, cultura u ocio. Dublín te lo da todo. Además, no podemos olvidarnos del parque en sí, que cuenta con la famosa estatua de Oscar Wilde, fotografía imprescindible.

Si crees que tu día ha terminado, no, no es así. Puedes recorrer Phoneix Park, puedes visitar también la mansión Casino Marino, las iglesias de San Michan y San Audoen o la exposición Dublinia y el Castillo de Dublín. Como ya sabes, tienes mucho que ver en Dublín, esperamos que esta guía te ayude a organizar tu viaje a Dublín.

Quizá te interese:

Tags: ,

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top