Las mejores calas de Mallorca

Mallorca es sinónimo de sol y de playa. No podemos negar que uno de sus fuertes es precisamente el turismo estival, y aunque lo cierto es que la isla entera puede disfrutarse durante todo el año (además, mucho más tranquilos), en verano es cuando nos ofrece esas jornadas de baño interminables en sus cientos de playas; y es que otra cosa no, pero playas, en Mallorca, hay muchísimas.

Playas de todos los tipos y para todos los gustos, pero también calas, de esas que te permiten estar en un entorno privilegiado que parece más un sueño que una realidad. Hoy te damos algunos nombres de las que, bajo nuestro punto de vista, podrían ser las mejores calas de Mallorca.

Las mejores calas de Mallorca

Cala d´Or

Podemos comenzar con la mítica Cala d´Or, un lugar que ha sabido mantener su tranquilidad a medida que su reclamo turístico crecía.

Cala D'Or, Mallorca
Cala D’Or, Mallorca

Cala d´Or tiene una belleza mediterránea más que evidente, un entorno con cientos de posibilidades, un agua turquesa que nos dejará asombrados a primera vista y una de las mejores calas de Mallorca para ir con niños si viajas en familia.

Cala Formentor

Una de las calas más impresionantes es la Cala Formentor. Está completamente rodeada de acantilados llenos de senderos. Un entorno insuperable que termina en una playa de arena blanca y aguas cristalinas. Además, alrededor de esta pequeña cala, encontramos una apacible arboleda de pinos verdes. Es una de las mejores calas de Mallorca para los que buscan paisajes espectaculares y tranquilidad.

Cala Formentor, Mallorca
Cala Formentor, Mallorca

Caló des Moro

Dicen los propios isleños, que una de las calas más bonitas de Mallorca es la conocida como Caló des Moro. Es pequeña, muy pequeña, un tesoro escondido entre dos grandes acantilados. Lo mejor de todo es que el mar está completamente encajado entre las rocas, por lo que es un buen lugar para nadar.

Caló des Moro, Mallorca
Caló des Moro, Mallorca

Sa Calobra

Si atravesamos la Serra de Tramontana, podríamos colocar en nuestra ruta Sa Calobra. Dicen los propios isleños, que el recorrido hasta ella es una verdadera maravilla. Un recorrido paisajístico que te enamorará por completo, una ruta que termina en dos pequeñas calas, Sa Calobra. Dos calitas encajadas entre paredes de roca que nada tienen que envidiar a cualquier playa del mundo. Sin duda, una de las mejores calas de Mallorca.

Sa Calobra, Mallorca
Sa Calobra, Mallorca

Cala Varqués

Cala Varqués se sitúa en esta lista como una de las playas más vírgenes de la isla. Sí, aún es posible encontrarlas si nos esforzamos bien. ¿Cuál es el motivo de que esta cala siga teniendo ese aspecto virgen? Muy sencillo, su acceso. Para llegar hay que ir por la carretera de Calas de Mallorca hasta llegar a una reja en la que tendrás que dejar el coche. En este momento empieza la ruta a pie. Se tarda aproximadamente unos 20 minutos en llegar, a un paso ligero, eso sí, con un bonito y denso pinar de fondo.

Cala Varqués, Mallorca
Cala Varqués, Mallorca

El camino no está muy bien indicado, por lo que sigue siendo uno de esos tesoros que los isleños guardan con recelo y mucho mimo. Un pequeño remanso de paz que te recomendamos visitar entre semana.

Cala Figuera

Cala Figuera es otra de estas calas de 10 de Mallorca. Es conocida por ser un refugio natural muy apreciado. Se encuentra al sur de la isla, en el término municipal de Santanyí. Podemos decir que es el resultado de una entrada del mar que se abrió paso entre las rocas, una entrada que se divide en dos formando una Y. Encontramos así, Caló d´en Busques, o lo que es lo mismo, uno de los puertos naturales más protegidos de todo el archipiélago, y Caló d´en Boira. Paisaje, encanto, aguas turquesas y ese ambiente pesquero que tanto nos gusta.

Cala Figuera, Mallorca
Cala Figuera, Mallorca

Cala Mondragó

Para terminar, Cala Mondragó, una de las mejores calas del sureste de Mallorca. Está a 10 kilómetros de Santanyí y podemos decir que la calidad de sus aguas es excelente. Fue declarada parque natural en 1992, por eso está tan bien cuidada y bien protegida. Sí, se protegió de la edificación y del turismo en masa, algo de lo que los mallorquines se quejan mucho.

Cala Mondragó, Mallorca
Cala Mondragó, Mallorca

En fin, que si buscas paz, relax y un ambiente un poco más apartado que el de las típicas playas, en Mallorca deberías decidirte por sus calas. ¡No te arrepentirás!

Si viajas a Mallorca quizá pueda interesarte:

Tags:

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top