Qué ver en Wellington, capital de Nueva Zelanda

Wellington

Wellington, capital de Nueva Zelanda, es uno de los lugares más visitados en la Isla del Norte. Situada al sur de la misma, es considerada como la mayor capital de Oceanía, siendo además puerto de entrada y salida hacia la Isla Sur.

Podemos decir que se trata de uno de los lugares más turísticos del país, contando con un sinfín de visitas y acercándonos a lugares próximos de incomparable belleza.

El primer asentamiento lo encontramos en 1839, cuando un grupo de colonos británicos llegó a sus costas. Fue en ese momento cuando comenzaron a construir sus casas, convirtiéndose en 1865 capital de Nueva Zelanda.

Ubicada en el estrecho de Cook, el cual separa la Isla Norte de la Sur, Wellington cuenta con un sinfín de lugares interesantes a los que acudir durante nuestra estancia. Podemos, así, visitar uno de los templos más importantes de la ciudad, la Catedral de San Pablo. Muy próxima al Parlamento, este gran templo muestra una hermosa arquitectura neogótica del siglo XIX, siendo construida entre 1865 y 1886.

Está construida con materiales locales, concretamente con madera. Asimismo, también cuenta con unas vidrieras realmente hermosas, especialmente las que se ubican en el ábside y la alcoba sur. Todo ello crea un interior muy especial, una nave que más bien recuerda al interior de un galeón isabelino. Asimismo, podemos observar en sus paredes pinturas y algún que otro recuerdo enmarcado de los soldados neozelandeses que murieron en su día durante la Primera Guerra Mundial, algo que le confiere cierta sensación de memorial.

Si quieres conocer toda Nueva Zelanda sin moverte de Wellington debes acudir al Museo Te Papa de Wellington. Es el lugar ideal para conocer el entorno natural y la historia del país, así como las costumbres y tradiciones de su pueblo.

Además de disfrutar de historia y arte, también podremos sentir como es un terremoto; y es que Wellington es una zona sísmica bastante activa, y este museo cuenta con una sala interactiva de terremotos.

Si buscamos vistas de la ciudad, debemos visitar el Teleférico de Wellington. El recorrido del mismo nos conducirá hasta Kelburn, un lugar en el que las panorámicas del puerto y la ciudad nos sorprenderán. Además, hay que añadir que en la cima encontramos otras visitas interesantes, como puedan ser el Jardín Botánico, el Observatorio Carter, el Planetario o el Museo del Teleférico.

El Jardín Botánico de Wellington es un excelente ejemplo de las plantas más exóticas de Nueva Zelanda. Cuenta con unas 25 hectáreas llenas de bosques naturales de coníferas o incluso rosaledas.

En otro orden, también podemos visitar lugares como el Parlamento de Wellington, con edificios tan particulares como el de la Colmena; Cuba Street, una de las zonas más antiguas de la ciudad; o el Puerto, una zona muy animada para los turistas.

Los fanáticos de El señor de los anillos y El hobbit, podrán disfrutar de algunas visitas como el Taller de Weta o la Cueva de Weta, lugares que nos mostrarán parte de la magia de esta producción; y es que no hay que olvidar que Nueva Zelanda dio vida a la “Tierra Media”.

Cabe destacar que al alojarnos en Wellington contaremos con la posibilidad de disfrutar de excursiones de lo más interesantes. Por ejemplo, podemos desplazarnos a los parques East Harbour, Akatarawa y Pakuratahi. Asimismo, también hay que recordar que estando en el estrecho de Cook, es sencillo tomar un ferry que nos acerque a los tesoros de la Isla del Sur.

Asimismo, también podremos conocer lugares cercanos como el fin del mundo de Nueva Zelanda (Castlepoint), el Cabo Palliser o ciudades cercanas como Porirua.

En cuanto al alojamiento, podemos decir que Wellington cuenta con un sinfín de hoteles de gran calidad. Por ejemplo, tenemos el Hotel Intercontinental Wellington, un establecimiento de 5 estrellas, el único hotel de marca internacional con servicio dentro de su categoría en la capital. Es por tanto un buen refugio tanto para viajeros de ocio como viajeros de negocio.

Las habitaciones, lujosas hasta el extremo, están dotadas de internet, aire acondicionado, baño completo con bañera, cafetera, caja fuerte, secador y TV vía satélite, entre otros.

También encontramos el Hotel Copthorne Wellington Oriental Bay. Se trata de un 4 estrellas ubicado en la ladera del Monte Victoria. Un hotel con vistas al espectacular puerto interior de la ciudad.

Las habitaciones cuentan con baño completo, cafetera, minibar, radio y TV, entre otros. Asimismo, el hotel tiene cafetería y restaurante, piscina cubierta, sala de conferencias y servicio de lavandería, entre otros.

Otros enlaces sobre Nueva Zelanda:

Foto vía: Nathan

Tags: , ,

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top