Rutas gastronómicas por Europa

quesería francesa. Rutas gastronómicas por Europa.
Quesería francesa

Aunque las rutas turísticas en las que poder disfrutar de cientos de monumentos y paisajes están bien; no podemos negar que cada día ganan más terreno las conocidas como rutas gastronómicas. Viajes que no sólo harán que el turista se culturice con miles de visitas turísticas, también con platos autóctonos. Sabores que, de alguna forma, también nos hablan de la cultura de un país o ciudad. Te presentamos varias rutas gastronómicas por Europa que deberías tener en cuenta. Sobre todo si eres fan de este tipo de turismo.

De pintxos por el País Vasco

Para empezar, no podemos dejar de destacar lo nacional. Algo muy español. Un lugar con sabor a pintxos, el País Vasco. Es cierto que la gastronomía del País Vasco es de lo más variada y completa. No olvidemos que aquí encontramos restaurantes galardonados con numerosas estrellas Michelín. Aunque es imposible viajar a cualquier ciudad vasca sin irse de “poteo”, y probar deliciosos pintxos; y es que aquí, las tapas están elevadas a un nivel superior.

Los pintxos están elaborados con productos muy típicos, siendo además de lo más variados. Lugares como Bilbao cuenta con bares cuyas barras se llenan por completo de bandejas llenas de pintxos de mil tipos.

Te dejamos por aquí una ruta de pintxos por San Sebastián y otra ruta de pintxos por Bilbao, para que disfrutes al máximo.

Rutas gastronómicas por Europa: Francia

Otra estupenda ruta puede situarse en Francia. Este país, que todo sea dicho cuenta con numerosos hoteles, como por ejemplo los hoteles en París; tiene una cocina espectacular. Cada región está asociada a productos típicos o recetas destacables. Podemos encontrar rutas que nos acerquen a los mejores quesos de Francia, siendo muchísimos, rutas que nos muestren el foie de Périgeux o los macarons de París. Asimismo, no podemos olvidar que estamos en la tierra del Champagne, pudiendo así realizar también una ruta por las regiones en las que se fabrica este delicioso elixir.

Macarons. Rutas gastronómicas por Europa.
Macarons

Escocia: rutas gastronómicas por Europa

Y si de bebidas va la cosa, en Escocia el turista podrá realizar una asombrosa ruta conociendo los secretos del whisky. No apto para intolerantes al alcohol.

whisky escocés. Rutas gastronómicas por Europa
Whisky escocés

En Escocia, esta bebida se lleva fabricando desde hace más de 500 años. Por este motivo no es raro encontrar una amplísima variedad; y es que no nos olvidemos que aquí, en Escocia, encontramos más de 100 destilerías, que se dice pronto. Entre los mejores destacan el Ardbeg (whisky de 10 años), el Bowmore (clásico de Islay) o Highland Park  (típico de Orkney). Evidentemente estas bebidas pueden ir acompañadas de platos típicos escoceses, que, aunque a priori no parezcan interesantes, también son deliciosos.

Rutas gastronómicas por Europa: saboreando el Mediterráneo

La dieta mediterránea es quizá una de las más envidiadas del mundo por su variedad en cuanto a ingredientes se refiere. Podemos viajar a Grecia, por ejemplo, dejándonos enamorar por platos como la musaka, su plato más internacional, o salsas típicas como el tzatziki, a base de yogur griego y pepino, entre otros.  Además, no podemos olvidarnos de que la cocina griega, en cierto modo está muy influenciada por la comida turca, encontrando así platos como el Dolmadakia o el Yemistá.

Los amantes de la pasta, en todas sus variedades, deberían realizar una ruta por Italia. Desde el norte hasta el sur, encontrarán un sinfín de pastas diferentes, además de otros platos que alcanzan incluso deliciosos estofados de carne (en el norte, por ejemplo). La pizza se hace indiscutiblemente necesaria, aunque no es, ni de lejos, el único sabor con carácter que merece la pena de esta tierra.

República Checa

Finalmente nos situamos en la República Checa ¿y qué podemos encontrar en este encantador país? Cerveza, mucha cerveza; y es que, aunque Alemania cuenta con la fama, en la República Checa son grandes consumidores de cerveza, y también productores, no nos olvidemos de su famosa Pilsner Urquell, que comenzó a fabricarse en el año 1842.  En Praga, por ejemplo, podremos probar un sinfín de cervezas en cualquier tipo de bar. Pero, además, también cuentan con una deliciosa gastronomía bastante calórica que tiene platos que van desde sopas (muy apreciadas en este país) hasta asados con grandes piezas de carne.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Top