Consejos para viajar a la nieve

Consejos para viajar a la nieve

Es tiempo de nieve. Tiempo de esquí y de otros deportes de invierno. Tanto si eres un enamorado de las pistas de esquí, como si es tu primera vez, deberías prepararte para viajar a la nieve. Si eres un experto en la materia, quizá no necesites mucha ayuda. No obstante, si es tu primera vez, o no eres un gran asiduo, te pueden venir bien unos cuantos consejos para viajar a la nieve.

Una forma física adecuada

No nos pongamos nerviosos: no se trata de estar horas en un gimnasio. La verdad es que esquiar no requiere una condición física excelente. Lo que sí es cierto es que cuanto mejor estemos a nivel físico, aguantaremos mejor las jornadas en una pista de esquí.

No hace falta ser un atleta, pero sí hay que tener cierta condición física. Si tienes una vida más bien sedentaria, lo mejor es que unas semanas antes de ir a esquiar te prepares un poco. Puedes correr, caminar o ir en bici. Estos ejercicios harán que tu cuerpo aguante muchísimo mejor.

Si es la primera vez, apúntate a un curso

Puede ser que tu viaje a la nieve lo hagas con algún experto en esquí o snow. No obstante, si es la primera vez que vas o no tienes mucha idea, baraja la opción de apuntarte a algún curso. En pocas horas tendrás unas nociones básicas para poder practicar. Como en cualquier actividad, sin referencias ni lecciones es complicado avanzar.

Qué meter en la maleta

Una de las cuestiones más importantes a la hora de hacer un viaje a la nieve es qué meter en la maleta. Para empezar, no es necesario llevar equipamiento, tabla o esquís. En las estaciones de esquí encontrarás tiendas en las que puedes alquilar el equipo por completo. Así, el desembolso de dinero será menor.

Equipo para esquiar

El tema de la ropa ya es diferente. Debes ir calentito, pero a la vez llevar ropa que te permita transpirar. Por ejemplo, el pantalón es importantísimo. Debe ser impermeable, transpirable y calentito. Puedes usar, además, un pantalón interior térmico y uno exterior impermeable.

Lleva calcetines gruesos, varios pares para tener recambio. Además, también es necesario unos guantes impermeables, un gorro y un pañuelo o braga para el cuello. Ten en cuenta que las partes del cuerpo que antes se enfrían son la cabeza y el cuello.

No te olvides de las gafas de sol, siempre especiales para la nieve. Suelen ser un poco más grandes y son muy resistentes al sol, a los golpes y a las caídas. Busca modelos homologados para esquiar.

Ropa de nieve

Es importante también llevar tres capas para el cuerpo. Para empezar, una camiseta térmica interior. También será interesante llevar un forro polar de capa media y un cortavientos impermeable para la última capa.

En la maleta tampoco puede faltar crema solar y bálsamo labial. Intenta que la protección que uses sea 50 para la cara. Además, también sería interesante llevar una mochila pequeña para la pista, con agua y barritas energéticas.

Elegir bien la pista para tu nivel

No quieras empezar por lo difícil. Aunque veas niños pequeños en la pista, asegúrate de que es la que encaja en tu nivel. Lo bueno es que en la mayoría de pistas hay mucha variedad. Además, es conveniente que antes de reservar tu viaje a la nieve, te informes bien sobre qué tipos de pista hay. Para hacerte una idea puedes encontrar pistas verdes, que son las habilitadas para principiantes y aprendizaje. Luego están las pistas azules, que son pistas sencillas para los que saben girar y frenar. El siguiente nivel es el rojo, con pistas con cierta dificultad. Finalmente tienes las negras, que son para personas con un nivel alto.

Ten siempre a mano el plano de la estación

Además de cumplir las normas de la estación de esquí, por nuestra propia seguridad y la de los demás, lleva siempre contigo un plano de la estación. Es recomendable para no perdernos durante nuestra jornada y para saber por dónde movernos. Este plano te indicará las pistas que puedes usar y dónde están exactamente.

Alojamientos

Y por último, los hoteles. En las estaciones de esquí encontrarás alojamientos para todos los gustos y bolsillos. Evidentemente, los servicios estarán acordes al precio, pero lo que sí es cierto que la gran mayoría te van a dar todas las facilidades posibles para que allí mismo puedas reservas tu equipo de esquí o forfait.

Tags:

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top