Imprescindibles en Belfast

Belfast Irlanda

La preciosa ciudad de Belfast tiene tanto que ofrecernos que podríamos volvernos locos a la hora de elegir. Tranquilidad, siempre se puede crear una lista con los imprescindibles en Belfast. Esas atracciones y monumentos que uno no puede perderse de ninguna de las maneras.

Nuestros imprescindibles en Belfast

  1. Tour por los murales de Belfast

Por si no lo sabías, en Belfast hay muchos murales. Están ubicados en los barrios católicos y protestantes y es una de las visitas más importantes de la ciudad. El motivo de los murales no era otro que el eterno conflicto entre protestantes y católicos. Un conflicto que marcó el pasado de la ciudad y cuya historia está plasmada con pinturas en las paredes de las casas y grandes muros que separan un barrio del otro.

Es posible visitar los murales por libre. No obstante, si quieres entenderlos bien, lo mejor sería contratar a un guía para que nos explicara poco a poco el significado de cada uno de ellos.

Murales en Belfast

  1. Visitar el castillo de Belfast

Belfast tiene castillo. Es una fortaleza que custodia la ciudad desde Cave Hill. El Castillo de Belfast fue construido a finales del siglo XIX. Fue diseñado por Lanyon y hoy es un centro privado en el que se pueden celebrar desde bodas hasta banquetes varios. Es interesante visitarlo y conocer su entorno.

Castillo de Belfast

  1. Recorrer los astilleros del Titanic

Belfast es famoso por muchas cosas, pero está claro que el Titanic es una de ellas. Quizá por el nombre “Astilleros Harland and Wolff” no te aparezca nada en tu archivo mental. Pero seguro que si te decimos que fue allí donde se construyó el RMS Titanic, la cosa cambia. Fue el barco más lujoso y grande de su época, aunque su final es tan famoso como trágico.

Se puede visitar el Titanic Belfast, que es un lugar en el que te contarán absolutamente todo de este gran barco. Además, en la zona del puerto hay muchos rincones bonitos, como el Big Fish o el paseo del complejo Titanic Quarter.

Museo del Titanic en Belfast

  1. La catedral de Santa Ana

Es más conocida como la Catedral de Belfast. Es una pequeña pero adorable catedral anglicana. Cuenta con más de un siglo de historia y entre otras cosas, destacan los preciosos mosaicos de su interior.

Catedral de Santa Ana

  1. La Universidad de Queens

La elegante universidad de Belfast es la Universidad de Queens. Es un lugar abierto desde 1849. No te olvides de pasar por el edificio Lanyon, con una zona diseñada por Sir Charles Lanyon en un adorable estilo victoriano.

Universidad de Queens

  1. Museo del Ulster

Está ubicado dentro del Jardín Botánico, un lugar también recomendable. Este museo es precioso. Es un lugar interesante para poder conocer la historia y los tesoros locales. Es el museo más grande de Irlanda del Norte, por lo que necesitarás unas cuantas horas para verlo.

En cuanto a sus colecciones, tienes desde colecciones de biología, arqueología, botánica y pintura.

Jardin Botanico y Museo del Ulster

  1. Grand Opera House

No te pierdas el llamativo edificio de la Ópera de Belfast. Es un lugar encantador de estilo oriental que fue construido en el año 1895. Ha sobrevivido a guerras y bombas y lo cierto es que su estructura llama muchísimo la atención de los turistas. Además, en los alrededores también podrás descubrir el Crown Liquor Saloon, el pub más famoso y añejo de toda la ciudad. Un lugar perfecto para tomar unas copas y relajarse después de un día de turismo.

Grand Opera House

  1. Excursión a la Calzada de los Gigantes

Aunque es una excursión fuera de la ciudad, no podemos negar que es imprescindible. El paisaje de la Calzada del Gigante es uno de los paisajes más famosos del norte del país. Es Patrimonio de la Humanidad y no te costará llegar, pues muchas agencias se encargan de vender el recorrido y la visita. Además, podrás completar muy cerca lugares como el Castillo Dunluce o incluso incluir la visita a alguna vieja destilería o la ciudad de Derry.

Calzada de los Gigantes en Irlanda del Norte

  1. Y para comer: el Ulster Fry

Ya sabréis que en el Reino Unido, en general, se empieza el día fuerte. Los desayunos ingleses son abundantes, pero en Irlanda, además son, por decirlo de una forma suave, “nutritivos”. Aquí, en Belfast, un plato irlandés que te servirá para pillar energía para toda la mañana es el Ulster Fry: huevo frito, pastel de patata, bacon, morcilla, tomate y salchichas, y, para que esté al modo típico irlandés, frito en la misma sartén.

Belfast es, sin duda, una ciudad histórica que merece la pena visitar, pero con estos imprescindibles te habrás hecho una idea de lo que su pasado y su presente representa para este lugar.

Para saber más

Tags: ,

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top