Qué hacer en Cazorla

Que hacer en Cazorla - vista de Cazorla

Cazorla es un precioso municipio situado en la provincia de Jaén. Situado en la comarca de la Sierra de Cazorla, es un excelente lugar turístico, con un montón de cosas para hacer y ver.

Cazorla es todo un regalo para el viajero. Su situación es completamente excepcional. Por un lado, la parte más agreste de la sierra.  Por otro, la campiña olivarera. Sin duda una localidad de contrastes que, además, cuenta con un montón de barrios antiguos con decenas de edificios de piedras, balcones con flores, fuentes y miradores.

¿Qué podemos ver en Cazorla?

La lista de monumentos de Cazorla es larga, suficiente para el viajero más exigente. Para empezar, el Castillo de la Yedra. Una construcción cristiana sobre los cimientos de un castillo árabe que está en buen estado de conservación y donde, en su interior, se puede visitar el Museo de Arte y Costumbres Populares del Alto Guadalquivir.

No es el único castillo, pues también puedes visitar el Castillo de las Cinco Esquinas, situado en lo alto del Cerro de Salvatierra. Su particularidad es que se trata de un castillo de planta pentagonal.

Es también destacable la Fuente de las Cadenas, construida en honor a Felipe II o las Ruinas de la Iglesia de Santa María, del siglo XVI.

Cazorla cuenta con un gran número de templos y recintos religiosos, como la Iglesia de Nuestra Señora La Virgen del Carmen y su Torre octogonal, el Convento de San Juan de la Penitenciaría o el Monasterio de Montesión.

¿Qué más podemos hacer en Cazorla?

En Cazorla las visitas turísticas no te aburrirán. No obstante, no podemos olvidar que estamos en un municipio situado en pleno Parque Natural de las Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas, o lo que es lo mismo, el mayor espacio protegido de España y el segundo de Europa. Un lugar que, además, fue declarado Reserva de la Biosfera por la UNESCO en 1983.

Esto hace que la principal actividad, además de la visita de su patrimonio, sea recorrer algunas de sus rutas naturales, senderos que, además de estar bien señalizados, conducen a parajes de auténtica belleza natural. No en vano ya os lo recomendamos entre los destinos españoles que aconsejábamos visitar con niños, así ellos también irán aprendiendo sobre las maravillas naturales que tenemos en nuestro país.

Un gran ejemplo de ello es el área recreativa Linarejos. Esta área está atravesada por el arroyo de Linarejos, principal motivo de la exuberante vegetación de la zona. Es una de las áreas recreativas más accesibles de toda la Sierra de Cazorla, por lo que, si viajamos con niños, es buena opción.  Entre sus encantos, podrás ver aguas cristalinas, un manto verde rodeando el curso del arroyo, vegetación de ribera, pinos y animales muy diversos.

Parque Nacional Sierra de Cazorla

El área recreativa Puente de las Herrerías también es otro de esos lugares a los que se puede llegar desde Cazorla. Es, además, uno de los lugares más conocidos del Alto Guadalquivir, partiendo desde aquí algunas de las rutas más destacadas de la Sierra de Cazorla.  El río Guadalquivir, en este tramo, ya tiene bastante caudal, por lo que es posible refrescarse en sus aguas tras una ruta de senderismo.

¿Quieres visitar el nacimiento del río Guadaletín? A 400 metros de la casa forestal de fuente de Acero, hay un caminito, a mano derecha, que te llevará directamente hasta la parte alta de este gran río español. Desde su nacimiento, hasta Vado Carretas, el Guadaletín está acompañado por la sierra de la Cabrilla. En esta sierra se encuentran algunos de los picos más altos de este Parque Natural. Picos como el Cerro de los Tornajos, el Pico de las Covahas o el Empanadas. Todos ellos sobrepasan los 2.000 msnm, por lo que, si te gusta eso de subir montes, es otra actividad excelente en estas tierras andaluzas.

Embalse en Cazorla

Por último, aunque lo cierto es que hay muchos lugares más para destacar, hay que hablar del embalse Aguas Negras y la laguna de Valdeazores.  Estos dos paisajes poseen una riqueza natural que hace que sean dos de las excursiones más escogidas en el Parque Natural y por ello son también algunas de las zonas más protegidas. Ecosistemas extremadamente delicados que han sido cuidados al máximo para que su biodiversidad no se vea amenazada. Ánades reales, fochas o petirrojos tienen como hogar estas grandes masas de agua y toda la vegetación que las rodea.

Tags: ,

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top