Qué ver en la Rioja en 2 días

Que ver en La Rioja

La Rioja es una comunidad autónoma española que muchas veces pasa desapercibida, algo que deberíamos remediar ya mismo; y es que, turísticamente hablando, La Rioja tiene muchísimo que ofrecer. Por este motivo, hoy os mostramos qué ver en La Rioja durante 2 días. Jornadas intensas en las que aburrirse será completamente imposible.

¿Qué podemos ver en una escapada de 2 días a La Rioja?

Primer día en La Rioja

Si nos dividimos bien la faena, podremos ver bastantes cosas durante dos días. Por ejemplo, primero podemos centrarnos en Logroño, capital de La Rioja. Ciudad bañada por el Ebro, ha sido, durante su larga historia, un lugar de cruce de caminos. El Camino de Santiago discurre por aquí, siendo una parada imprescindible. Además, también ha sido un lugar de fronteras, un territorio de lo más disputado por los antiguos reinos hispanos.

En este precioso núcleo urbano, podrás ver edificios como el Parlamento, el Palacio de los Chapiteles y la impresionante concatedral de Santa María la Redonda. Es sólo el principio, Logroño tiene encanto para dar y regalar. Calles empedradas, puentes de piedra y hierro, palacios y un sinfín de iglesias. Además, no hay que dejar fuera la ruta gastronómica, que otra cosa no, pero aquí, en Logroño, comer y beber es todo un placer. Déjate caer por la calle Laurel, repleta de bares. Cada uno de ellos está especializado en un pincho concreto.

Catedral de Santa María la Redonda en Logroño

Catedral de Santa María la Redonda en Logroño

No es que sea una ciudad enorme, pero podemos pasar más tiempo en ella que en otras. Así, si sobra alguna hora, podríamos acercarnos a Calahorra, a una media hora en coche.

Calahorra es la segunda ciudad más importante de esta región. Tiene un extenso patrimonio cultural. Para empezar, mantiene la estructura urbana original romana de su casco antiguo, algo que ya asegura un paseo maravilloso. El recorrido nos mostrará la importante huella que los romanos dejaron en este municipio. Es posible ver restos de un circo romano o adentrarnos en el Museo de la Romanización. Además, tampoco puedes perderte la catedral de Santa María, la iglesia parroquial de Santiago Apóstol o el Palacio Episcopal.

Segundo día en La Rioja

Lo mejor para poder recorrer parte de La Rioja durante el segundo día, es alojarse en Logroño. Lo bueno es que hay un montón de hoteles en Logroño que podrían servirte. Establecimientos de todas las categorías y precios.

El segundo día es para conocer lugares con mucho encanto, como, por ejemplo, Briñas. Entre la sierra de Toloño y el Ebro, esta pequeña localidad es una de las más bonitas de La Rioja.

Es un núcleo urbano muy pequeñito, por lo que no te costará mucho verlo. Piensa que tiene aproximadamente 300 habitantes. Todos ellos viven en bonitas casas alrededor del monumento más importante del pueblo, la iglesia de la Asunción. De estilo barroco, esta iglesia fue construida entre el siglo XVII y XVIII. Además, también puedes darte un paseo por la vera del río, disfrutando así de la naturaleza más encantadora de esta zona de La Rioja.

La segunda parada del día será Haro. Se trata de la población más importante de la Rioja Alta. Un lugar en el que la actividad vinícola es, sin duda, la más importante. Puedes visitar alguna bodega, pero no será lo único que Haro te ofrece. Cuenta con monumentos para dar y regalar. Un sinfín de iglesias, como la de Santo Tomás, palacios señoriales de esos que te dejan con la boca abierta y un casco antiguo declarado Conjunto Histórico-Artístico en 1975.

Para terminar el día, debes visitar Santo Domingo de la Calzada.  Es una ciudad realmente monumental. Una joya entre los núcleos urbanos de La Rioja.

Para empezar, hay que dejar claro que Santo Domingo de la Calzada cuenta con este nombre por estar construida sobre una calzada romana. Además, es un paso importante durante el Camino de Santiago; y es que aquí se fundó el Hospital de Peregrinos, que fue el origen del actual municipio.

La lista de monumentos es amplia, comenzando por la Catedral de Santo Domingo de la Calzada. También debes visitar la Torre Exenta, la torre de la catedral que está exenta al edificio y que es considerada como una verdadera obra maestra del barroco.

Si quieres ver conventos, aquí tienes varios, como el Convento de San Francisco o la Abadía Cisterciense. Asimismo, entre los edificios civiles puedes visitar la Casa de Trastamara, la Casa de las Antiguas Carnicerías o la Casa de Lorenzo Tejada, entre muchos otros.

No os faltarán lugares, desde luego. No olvidamos a Laguardia, otro pueblo precioso, o a Ezcaray, primera villa turística de La Rioja. Son tantos sitios que os guardan sorpresas…

Plaza en Ezcaray - La Rioja

Plaza en Ezcaray – La Rioja

Para que sepas un poco más sobre esta Comunidad

Tags: ,

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top