Las mejores bodegas de La Rioja

Bodegas en La Rioja

Que La Rioja cuenta con un patrimonio muy interesante, lo sabemos. Nadie puede negar que ciudades como Logroño son encantadoras. No obstante, si hay algo que nos gusta de esta zona de España es las posibilidades de enoturismo que ofrece.

Sí, en La Rioja hay vinos, muy buenos vinos. Hay bodegas con cientos de año que nos pueden ofrecer una experiencia diferente. Un fin de semana distinto para disfrutar en pareja o con amigos. Te mostramos las que, a nuestro parecer, podrían ser las mejores bodegas de La Rioja.

Las mejores bodegas riojanas

Una de las primeras Bodegas de la zona en abrir las puertas a las visitas fueron las Bodegas Bilbaínas. Más de tres mil metros cuadrados llenos de maquinaria en la que se fabrican vinos como el Viña Pomal Reserva o La Vicalanda Reserva.

La visita en estas bodegas es estupenda para todo aquel que quiera conocer un poco más sobre la historia y tradición vinícola de La Rioja. Aprende sobre todo el proceso y disfruta de una buena cata.

Las Bodegas Muga son una de las bodegas con más nombre en La Rioja. Vinos excelentes para una buena mesa; y es que en 2017 uno de sus vinos, El Prado Enea 2010, fue galardonado como el tercer mejor vino del mundo.

Bodegas Muga

No sólo hay buenos vinos en Muga. Cuenta con unas instalaciones muy interesantes en Haro. Una propuesta enoturística realmente buena que te mostrará todos los secretos de la elaboración de sus vinos, y también con cata incluida.

Con más de 140 años de historia, las Bodegas López de Heredia suponen otra opción a valorar. También está situada en Haro y cuenta con las mejores condiciones para realizar los mejores vinos de la zona.

Entre otras cosas, de la visita a esta bodega se puede destacar su tonelería artesanal, una de las pocas que existen en todo el mundo.

Es imposible hacer una lista de las mejores bodegas de La Rioja y no nombrar las Bodegas Franco-Españolas. Con grandes vinos como Bordón y Diamante, esta bodega fue fundada en 1890. Lo mejor de todo es que las propuestas de enoturismo aquí son muchísimas, desde el recorrido por la bodega, cata de sus vinos, maridaje con la mejor gastronomía o incluso sesiones de cine de verano con una buena copa de vino.

Una de las bodegas más visitadas de La Rioja es la Bodega Marqués de Riscal. En el municipio de Elciego, esta bodega es famosa no sólo por sus vinos, también por su espectacular arquitectura. Se trata de la conocida como Ciudad del Vino de Marqués de Riscal, obra del arquitecto canadiense Frank Gehry.

Bodegas Marqués de Riscal

Este edificio es una verdadera obra de arte, que se construyó para arropar la parte más antigua de la bodega. Además, cuenta con un hotel, dos restaurantes exclusivos y un Spa Vinothérapie Caudalie. Sin duda una experiencia de lo más completa a la que pocos nos podríamos resistir.

Para terminar, las Bodegas Lecea. Están ubicadas en la Rioja Alta, y debemos destacar que allá por 2016 fue premiada como la Mejor Experiencia Enoturística de España.

Emplazada en el turístico Barrio de las Cuevas, es una de las pocas (quizá la única) que sigue contando a día de hoy con cuatro calados subterráneos de más de 300 metros de profundidad.

Entre las experiencias que ofrece, esta bodega permite que una vez al año (en octubre) sus visitantes puedan meterse de lleno en el proceso de la elaboración del vino. ¿Cómo? Muy sencillo, pisando la uva de su vino “Corazón de Lago”, el más artesanal de toda la bodega.

El resto de los programas son similares a los anteriores, paseos por los viñedos, catas de vino, almuerzos con maridaje o incluso paseos en carro de caballos para poder apreciar desde otra perspectiva el terreno de la bodega.

Sea cuál sea tu elección, podemos decir que ir de ruta por las bodegas de La Rioja es una experiencia que todo el mundo debería hacer una vez en la vida.

Tags: ,

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top