Qué ver en Murano

Isla de Murano

Murano es la isla más grande de la Laguna de Venecia por detrás de Venecia. Se trata de una isla preciosa, que a su vez cuenta con siete islas más pequeñas divididas por canales y ríos. Eso sí, comunicadas por puentes.

Si bien es cierto que Murano ya de por sí cuenta con un encanto indiscutible, lo cierto es que su éxito turístico se lo debe a la tradición del vidrio. Es aquí el lugar en el que se trabaja el fantástico cristal de Murano, famoso en el mundo entero. La isla es famosa por su artesanía del vidrio, en especial por sus lámparas, vasos, copas y adornos varios.

¿Qué podemos ver en Murano?

Teniendo en cuenta esto, no es de extrañar que una de las visitas estrella sea cualquiera de las fábricas de cristal de la isla. Es el principal negocio de Murano, por lo que es normal encontrar en las calles visitas a estas fábricas: una demostración en vivo de cómo se hace este cristal te dejará asombrado. Además, después de esas demostraciones, podrás adquirir cualquier recuerdo artesanal.

Cristal de Murano

Aún así, debes saber que las principales fábricas, o las más importantes, no están abiertas al público. Es normal, pues estos lugares se dedican al negocio del vidrio, no de entretener a los turistas. Además, los grandes artesanos son muy celosos con sus técnicas. Aún así, las fábricas abiertas al público son estupendas. Todas serán gratuitas, sólo pagarás si luego quieres comprar algún recuerdo.

Otro de los lugares más destacados de la isla es el Museo de Vidrio. En su interior, hay más de 4.000 piezas para observar, desde frascos fenicios, cálices, espejos y cuentas de caleidoscopio.

Este museo fue fundado en 1861. Abrió sus puertas para que el público pudiera apreciar los detalles de las obras que se creaban por los artesanos de la zona. El recorrido por sus salas nos muestra un camino a través de los siglos para entender a fondo la elaboración del vidrio y el cristal en esta zona del mundo.

El Museo está abierto cada día de 10 a 17 h. aunque en verano cierra una hora más tarde, a las 18 h. Las entradas podrás comprarlas en las taquillas del propio museo, aunque cierran una hora antes, o, por supuesto, on line.

Otras visitas en Murano

Está claro que el vidrio aquí es importantísimo, ya lo hemos dicho. No obstante, no debemos caer en el error de creer que es lo único que podemos ver en nuestra visita a Murano. Antes del vidrio estaban las iglesias. Es más, aún se puede ver una de las iglesias más antiguas de la laguna, la Basílica de Santa María e San Donato.

Basilica de Santa María y San Donato

Esta iglesia es original del siglo VII, aunque fue reconstruida en el siglo XII y restaurada por completo en el siglo XIX. El templo es uno de los mejores ejemplos del estilo Veneciano-Bizantino.

En su interior el turista podrá maravillarse con su famoso techo y su suelo repleto de mosaico. En estos mosaicos hay retratadas numerosas criaturas, incluyendo enormes águilas.

Otra de las iglesias más famosas y visitadas de Murano es la Iglesia de San Pedro Mártir. Está emplazada en la Fondamente Vetrai. Una iglesia que data del siglo XIV pero que fue reconstruida en el año 1511.

El interior de la misma muestra verdaderas obras de arte de maestros tan importantes como puedan ser Tintoretto y Veronese. Además, existe una pintura muy destacada realizada por Giovanni Bellini, así como dos piezas del altar elaboradas también por el mismo artista.

Otra de las grandes maravillas de Murano es el Faro de la isla. Su posición interna con respecto al mar, no lo limita en cuanto a belleza se refiere. Se trata de una maravillosa construcción en mármol de Istria. Cuenta con un juego de espejos que logra proyectar su luz justo en medio de la Bocca di Porto del Lido. Este faro ha tenido la tarea de iluminar la laguna desde la Edad Media. No obstante, en esta época no era de mármol sino de madera.

Faro de la isla de Murano

Cómo llegar a Murano

Para llegar hasta la isla desde Venecia podéis hacerlo de forma individual con el Vaporetto, las líneas 41, 42, DM y LN. Otra forma es hacerlo en una excursión, que suelen salir por unos 20 euros e incluyen las visitas a las islas de Burano y Torcello.

Como veis, Murano puede ser una excelente excursión si te alojas en Venecia. Un recorrido que puedes realizar perfectamente en un día y que te dejará, sin duda, un buen sabor de boca.

Tienes más información sobre Venecia en:

Tags: , ,

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top