Qué ver en Segovia en dos días

Segovia es una de tantas ciudades españolas para visitar en dos días. Tiene el tamaño perfecto para organizar una escapada de fin de semana y descubrir todos sus rincones. Te ofrece arquitectura, cultura, ocio y una gastronomía que no te dejará indiferente.

¿Quieres que te mostremos la mejor ruta que ver en Segovia en dos días? Sigue leyendo.

Día 1

Para mostrarte qué ver en Segovia en dos días, hemos dividido la ciudad en dos partes, norte y sur. Así podrás recorrer cada parte tranquilamente, dedicando tiempo a cada uno de sus puntos de interés y organizando tu fin de semana.

El primer día veremos la parte norte de la ciudad, para ello sería cómodo que llevarais un coche para ir de punto a punto. Si no disponéis de vehículo, la ciudad está muy bien comunicada.

Comenzamos con la Iglesia de la Vera Cruz, construida por los templarios, es una de las construcciones más singulares del románico y mejor conservadas.

El siguiente punto que ver en Segovia el primer día es el Monasterio de Santa María del Parral, construido entre 1447 y 1503 y situado frente al Alcázar. Pasear por sus alrededores, bajo arces y castaños, con vistas a lo alto del Alcázar ya en sí es una maravilla.

Las visitas al Monasterio son en unas horas concretas y siempre guiadas, te recomendamos que si tienes intención de visitarlo, lo reserves con antelación. Merece la pena admirar el esplendor artístico de su interior.

Muy cerca, continuamos con la Real Casa de la Moneda. Originalmente se llamó “Real Ingenio de Segovia” y fue una fábrica de moneda pionera en su época. Este edificio se diseñó para albergar una moderna maquinaria, los “ingenios”, que producía monedas en serie y de forma mecanizada.

Fue la primera Casa de la Moneda mecanizada en España, construida en 1583, y se ha reconocido como una de las muestras de arquitectura industrial más importantes de toda Europa.

Hoy en día es un museo donde podrás conocer toda la historia de la moneda en Segovia y el Centro de Interpretación del Acueducto, un espacio interactivo donde recorrerás los más de 2000 años de historia de este increíble monumento que descubriremos el segundo día en la ciudad.

Alcázar de Segovia
Alcázar de Segovia

Llegamos a la visita estrella de este primer día, a la que debes dedicar un tiempo, sin prisa, porque no te va a dejar indiferente.

El Alcázar es, junto con el Acueducto, la atracción principal que ver en Segovia en dos días. Es precioso por dentro y por fuera.

A lo largo de la historia ha tenido diferentes funciones. Ha sido residencia de los reyes durante el siglo XV, en especial de Alfonso X, tuvo función de colegio de artillería, archivo militar y hasta fue una prisión. Te puedes imaginar que los secretos que te va a mostrar son infinitos.

Desde los años 50 puede ser visitado como museo y podrás acceder al Museo de Artillería y subir a la Torre de Juan II.

Subir a la torre puede ser duro pero no tenemos ninguna duda de que cuando llegues al final, te habrá merecido la pena por las maravillosas vistas.

Visitando su interior verás habitaciones tan bonitas como la Sala del Trono, la Sala de los Reyes o la Sala del Palacio Viejo.

Es una visita imprescindible que ver en Segovia en dos días.

Desde el Alcázar, podrás recorrer la Muralla de Segovia. La puerta más conocida de dicha muralla es la Puerta de San Andrés, conocida como Puerta del Socorro. Es el acceso antiguo al barrio judío.

Ya es hora de hacer un descanso para comer, no? Y qué mejor que el Restaurante José María para hacerlo y comer un buen cochinillo asado de Segovia. ¡Te chuparás los dedos!

Día 2

El segundo día de nuestra escapada a Segovia lo empezamos por su Catedral. Es conocida como La Dama de las Catedrales debido a sus grandes dimensiones. Su construcción comenzó en el siglo XVI y terminó en el XVIII por lo que cuenta con una mezcla de estilos que le dan un encanto especial.

Rodear la Catedral ya es una maravilla, admirando su torre, su cúpula y sus pináculos. Pero en cuanto atraviesas la Puerta de San Frutos y accedes al interior, se abrirán tus ojos como platos ante tanta belleza.

Destaca la capilla del Sagrario, el Cristo Yacente de Gregorio Fernández y el Altar Mayor de Franciso Sabatini, de estilo neoclásico.

Continuamos la visita en el Claustro, que pertenecía a la anterior catedral pero se trasladó entera. Como casi todos los claustros, en él podrás respirar tranquilidad y paz.

Antes de acabar el tour, no podemos dejar de visitar el Museo Catedralicio, cuyo mayor atractivo es el primer libro impreso de España, que data de 1472.

Catedral de Segovia
Catedral de Segovia

Si vuelves al barrio judío, por donde te recomendamos pasear el primer día, hay una visita curiosa que es el el Centro Didáctico de la Judería. No es un punto imprescindible que ver en Segovia en dos días pero es una experiencia muy interesante. Está situado dentro de la casa de Abraham Seneor, último rabino mayor de Castilla. Por medio de diferentes materiales interactivos muestran al visitante la historia y las costumbres de la cultura judía a lo largo de muchos siglos. Además cuenta con una tienda especializada donde poder comprar productos relacionados con la cultura hebraica.

Y por fin llega el punto turístico estrella que ver en Segovia en dos días: el Acueducto. Cualquiera que piensa en Segovia, se le viene a la cabeza su Acueducto. Puede considerarse una de las obras arquitectónicas romanas más impresionantes de nuestro país y merece muchísimo la pena dedicarle un tiempo a observar todos sus detalles.

Se extiende a lo largo de gran parte de la ciudad, pero el mejor sitio para disfrutar de él es en la plaza del Azoguejo, un espacio amplio donde poder admirar el acueducto en todo su esplendor.

Hay multitud de leyendas relacionadas con esta obra, pero la más famosa (y nuestra favorita) es la que cuenta que una joven aguadora hizo un pacto con el diablo por el cual ella le ofrecía su alma a cambio de que construyera una obra capaz de abastecer de agua a toda la ciudad en una noche. El diablo aceptó y empezó a construirlo a la luz de la luna junto con sus esclavos.

La joven, asustada, rezó pidiendo ayuda para no perder su alma. Cuando solo quedaba por colocar una última piedra, aparecieron los primeros rayos de sol que hicieron que la obra no se terminara a tiempo y la aguadora no perdiera su alma.

Acueducto de Segovia
Acueducto de Segovia

Para terminar nuestro recorrido por los puntos que ver en Segovia en dos días, lo hacemos con el Monasterio de San Antonio el Real. Era el antiguo Palacio Real de Enrique IV y actualmente es un convento de Clarisas.

Todo en este monasterio te fascinará: la capilla mayor, su fachada de estilo gótico- isabelino, retablos como el del Calvario y su claustro de ladrillo rojo y blanco.

Uno de los claustros del convento ha sido convertido en un hotel de 4 estrellas, Hotel San Antonio El Real.

Te recomendamos que, estés o no alojado en este hotel, en el segundo día de tu visita, comas en el Restaurante Claustro de San Antonio El Real. Cocina tradicional con toques innovadores que serán todo un placer para tu paladar. Todo ello con una completa carta de vinos, que serán el complemento perfecto.

Segovia no es una ciudad muy grande y puede ser visitada en un par de días. Pero su belleza es inmensa. ¡Disfrútala!

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Top