Alicante, una joya para recorrer

Bahía de Alicante

Bahía de Alicante

Si tienes unos días para una escapada, nuestro consejo es que te busques un hotel en Alicante y te dispongas a descubrir esta pequeña y encantadora ciudad.

Cualquiera de los pasajeros que llegan al Aeropuerto de Alicante, a escasos 9 kilómetros del centro urbano y perfectamente conectado con él con servicio de taxi, alquiler de coches o un shuttle bus con paradas en los principales lugares de la ciudad.

Una ciudad perfectamente apta para el viajero que se mueve a pie o en transporte público para conocer sus principales puntos atractivos. Las más variadas épocas se encuentran representadas en Alicante.

Es conveniente buscar un hotel en Alicante que se encuentre cerca de su casco histórico. Allí verás entre sus puntos más interesantes el bello palacio barroco del actual Ayuntamiento que data del siglo XVIII o la Concatedral de San Nicolás (s.XVII), del siglo XVI que junto con la Basílica de Santa María (s.XIV) o el Monasterio de Santa Faz, completan un patrimonio de magnífica arquitectura religiosa.

Las construcciones defensivas o militares están presentes aquí  en el Castillo de Santa Bárbara (s.XVII) sobre el cerro Benacantil y magníficas vistas de la bahía de Alicante con la playa del Postiguet y el puerto.

El Castillo de Santa Barbara (Alicante)

El Castillo de Santa Barbara (Alicante)

Si queremos tomar contacto con las antiguas culturas, nada como acercarnos a las ruinas romanas de Lucentum que constituyen el primer antecedente de la ciudad de Alicante.

La cultura está presente en la vida diaria de la ciudad, son muchas las instituciones dedicadas al desarrollo y exposición del arte en sus diversas manifestaciones. Entre ellas: el Museo de Belenes, el Museo de la Asegurada de arte contemporáneo, el Museo Universitario o el mundialmente afamado Museo Arqueológico MARQ, con un puesto de privilegio entre las instituciones de su temática a nivel internacional.

Pero no podemos olvidarnos de uno de los principales atractivos que nos acercan a Alicante: su gastronomía.  Los arroces reinan en el panorama gastronómico alicantino con una personalidad y variedad infinita. La cocina levantina es célebre por la calidad de sus pescados y mariscos que se ponen a diario en cada mesa. Y llegados a los postres, en Alicante gozaremos de algunas de sus especialidades que le han dado fama en todo el mundo: sus turrones de Jijona y el exquisito manejo que hacen sus maestros del chocolate.

Un paseo por Alicante nos sorprende con su carácter cosmopolita, moderno y asimismo respetuoso de su larga historia. Un ambiente ideal para cualquier turista que se acerque a disfrutar de las playas mediterráneas que incluyen, además, la pequeña y encantadora isla de Tabarca, refugio de piratas berberiscos.

Se suman así, razones para tomar pensar una escapada, coge el coche o un vuelo barato, reserva un hotel en Alicante y dejarte enamorar por sus muchos atractivos.

Tags:

2 comentarios

Comments RSS

  1. Realmente es una hermosa joya para recorrer… Alicante es un lugar muy bello que se merece que lo conozcas completo. Sin duda te encantará.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top