Fiestas populares en España en diciembre

Calendario de fiestas en España en diciembre

Las fiestas de diciembre son muchas en nuestra geografía. Están las más conocidas por todos, como la Navidad con su Nochebuena o Nochevieja. Y no, no hablamos del típico Puente de Diciembre que todos los que podemos, aprovechamos para hacer una escapada. No obstante, no son las únicas fiestas que se deben marcar en el calendario en diciembre, pues, como siempre, las tradiciones de este país son muchísimas y de lo más variadas.

Fiestas españolas en el mes de diciembre

Una de las fiestas más importantes en diciembre es la conocida como el canto de la Sibila. Y no es que lo digamos nosotros. Esta fiesta ha sido declarada Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO, algo que ya debería darnos un poco de garantía sobre la importancia de la misma.

Esta tradición tiene su origen en las representaciones desarrolladas en las celebraciones litúrgicas de la Europa medieval. Se interpreta la noche del 24 de diciembre en todas y cada una de las iglesias de Mallorca y es un espectáculo que no deja a nadie indiferente.

En esta representación, un joven (sin más apoyo musical que un órgano), entona el cántico. Lo acompañan algunos monaguillos. Es un complemento extra mallorquín a la tradicional Misa del Gallo. Así, si estamos en la isla durante estas fechas, es completamente recomendable dejarse caer por algunas de las misas más importantes, como la de la Catedral.

El 8 de diciembre tiene lugar la Festividad de la Inmaculada Concepción en la Catedral de Sevilla. El acto litúrgico que se celebra en este templo cuenta con siglos de antigüedad. Es conocido como la danza o baile de los seises.

Los seises son una agrupación de unos diez niños que realizan una danza sagrada delante del Santísimo de la Catedral de Sevilla. Este baile se realiza tres veces al año, siendo el 8 de diciembre una de estas ocasiones.

Viajamos a Extremadura, concretamente a Jarandilla. Es aquí donde tiene lugar la fiesta de los escobazos el 7 de diciembre.

La fiesta en sí cuenta con una tradición pastoril. Según cuenta la historia, los pastores llegaban a la sierra gracias a la luz que producían los escobones de retama prendidos. Una vez llegaban a Jarandilla, estos escobones eran apagados, dándose escobazos amistosos unos a otros.

La fiesta comienza con la petición de rosca. El mayordomo, el cura, familiares y amigos recorren las calles de esta localidad vitoreando a la Virgen de la Concepción. Al terminar, las plazas se llenan de gente con los típicos escobones. Al anochecer se encienden y comienzan las sacudidas. Es un espectáculo de luz precioso, además de ser una festividad, cuanto menos, curiosa.

Parece que no es la única festividad en la que se queman cosas en diciembre. Si nos fijamos en Bollullos, Huelva, el 7 de diciembre tiene lugar la quema de las gamonitas.

Se trata de una fiesta de origen pagano, pero con connotaciones religiosas, con más de 150 años de traición. Su origen lo encontramos en la quema de enseres y muebles, junto a plantas aromáticas como el tomillo o el romero (ahora sustituidos por el gamón común). Esta quema se realizó para intentar acabar con la epidemia de cólera que azotó las tierras del Condado de Niebla. Desde entonces es una tradición más.

Hay que decir que este día es también el que marca el comienzo de la Navidad en el municipio. Por lo que, tras su celebración, se abren belenes y los coros de villancicos empiezan a circular.

No podemos terminar la lista de festividades en diciembre sin hablar del día de los Santos Inocentes, el 28 de diciembre. En toda la geografía española se celebra esta jornada con bromas a amigos y familiares. En Jalance hacen de ello una fiesta, el Día de los Locos.

El Día de los Locos es una fiesta tradicional con un origen en el siglo XVII. En Jalance comienzan pronto, y lo hacen de una manera muy particular, eligiendo y nombrando un alcalde entre los locos (los quintos del pueblo). Este alcalde recibirá la vara de mando del alcalde actual y gobernará el pueblo durante 24 horas.

Los locos salen a la calle, con vestimenta estrafalaria. Bailan y cantan al son de la Banda de Música y llaman a las puertas para pedir aportaciones para la fiesta. Trepan por balcones, bailan con mujeres y, en general, hacen que la gente salga a la calle para celebrar este día, que extiende su fiesta hasta la noche.

Para terminar, no nos olvidemos de la Nochevieja, una de las tradiciones más esperadas del año. Si bien es cierto que las 12 uvas y las campanadas se pueden vivir en cualquier rincón del país, quizá el lugar más tradicional para ello sea la Puerta del Sol de Madrid, una costumbre que cada año cuenta con más asistentes.

Todas ellas son fiestas que suelen congregar una buena cantidad de asistentes. Por eso, si quieres asistir y hacerlo con la tranquilidad de luego poder descansar en la misma localidad en que se celebra, te aconsejamos planearlo con la suficiente antelación. Una vez más te recomendamos que nos visites en quehoteles.com para informarte y reservar esa noche de hotel que tan bien te vendrá para descansar después de la fiesta.

Tags: ,

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top