Lugares que no te puedes perder en Navarra

Monasterio de Leyre en Navarra

Navarra, la comunidad foral española en la que se celebra todos los años la fiesta más internacional de España, los San Fermines, no es sólo Pamplona. No. Navarra, con sus 272 municipios y sus amplias zonas verdes, es un rincón del país que tiene muchísimo que ofrecer al turista.

Qué visitar en Navarra

Por ejemplo, en Navarra es posible visitar el bosque más extenso de toda Europa tras la Selva Negra alemana. Se trata de la Selva de Irati, un enorme bosque con 17.195 hectáreas repletas de hayedos y abetos. Un espeso bosque que ha abastecido la zona de madera durante siglos, siendo el origen de este material para monumentos como el palacio de Olite o la Catedral de Tudela.

Varias son las zonas para destacar en este extenso lugar, como por ejemplo el embalse de Irabia o la ermita de la Virgen de las Nieves. Además, también es posible encontrar miradores en los que relajarse observando las impresionantes vistas, para ser más exactos 24 miradores.

Ayuntamiento de Pamplona

Ayuntamiento de Pamplona

Cuenta, además, con varias reservas. Quizá una de las más destacadas sea la Reserva Integral de Lizardoia, que en 2017 fue declarada, junto con otros hayedos de España y Europa, Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, presentados bajo la candidatura de los “Hayedos primarios de los Cárpatos y otras regiones de Europa”.

Otra de las paradas imprescindibles en Navarra es Roncesvalles. Este municipio cuenta con un sinfín de lugares interesantes para el turista. Monumentos de otra época, que son capaces de recordarnos las mejores épocas de Navarra, cuando la milenaria puerta de entrada de los peregrinos del Camino de Santiago era uno de los puntos más importantes de la ruta. Así, encontrarás, entre otros, el antiguo hospital (albergue de peregrinos) o la Casa de los Beneficiados. Tendrás que ver también la Capilla de Sancti Spiritus y la Iglesia de Santiago o de los Peregrinos. Pero, sobre todo, pasea. Déjate llevar por la magia de sus calles y el entorno verde que lo rodea.

Otro pueblo encantador que jamás deberías perderte es Estella, en el que podrás visitar joyas como el Palacio de los Reyes de Navarra, la fuente de los chorros, el Museo de Gustavo Maeztu, el Palacio de Eguía, la mansión de los Ruiz de Ayala, la Iglesia de San Juan Bautista o la Basílica de Nuestra Señora del Puy.

¿Quién no recuerda Zugarramurdi? Con menos de 200 habitantes, este pueblo navarro ha pasado a la histórica por ser conocido como el Pueblo de las Brujas. Quizá desde un punto de vista arquitectónico no llame excesivamente la atención, pero aquí, en Zugarramurdi, es imperdonable no visitar sus cuevas. Un gigantesco túnel con palcos en los que las mujeres del pueblo solían reunirse en el siglo XVII, mientras sus maridos pasaban los meses faenando en el mar. De esas mujeres, treinta y una fueron acusadas de brujería por la Inquisición.

Si eres amante de los castillos, en Navarra tienes uno de esos que parecen sacados de un cuento de hadas. Se trata del Castillo de Olite. Esta fortaleza fue construida por Carlos III de Navarra para su mujer. Un hermoso castillo que serviría posteriormente de refugio para su hija Blanca, cuando quedó viuda en Sicilia. Construido a finales del siglo XIV, se trata del más importante edificio de arquitectura civil gótica del reino de Navarra.

Su estado de conservación es excepcional, y su planta es francamente imponente. Quizá por ello fuera elegido la 1ª de las 7 maravillas medievales de España por los lectores de la revista digital Revistamedieval.com.

Castillo de Olite

Castillo de Olite

La lista de lugares emblemáticos y únicos en Navarra es francamente larga. No obstante, en esta pequeña muestra, no podía faltar un último lugar, las Bardenas Reales. Este paraje natural semidesértico es un lugar de lo más interesante que se encuentra a pocos kilómetros de Tudela y de Olite. Un desierto de montañas en las que la erosión ha ido dibujando miles de figuras caprichosas. Un museo al aire libre de esculturas naturales que resulta cuanto menos encantador y sorprendente a partes iguales.

Entre otras formaciones, destaca Castildetierra. Se trata de una extraña formación en arenisca cuyas formas extrañas se conservan milagrosamente en pie. Una estabilidad defendida por un gorro de roca que la protege de la erosión.

Como vemos, Navarra cuenta con un sinfín de lugares interesantes para el turista. Un montón de rincones ocultos que hacen que visitarla sea una excelente alternativa para nuestro próximo viaje por España.

Tags:

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top