Qué hacer en Hamburgo: imprescindibles

Que hacer en Hamburgo

Aunque a la hora de viajar a Alemania, su capital, Berlín, es una de las grandes favoritas, no podemos olvidarnos de Hamburgo. Esta ciudad es la segunda más poblada de todo el país y la tercera de Europa Central. Además, entre otros, posee el segundo puerto más grande de Europa. Si estás pensando viajar a Hamburgo, o tienes dudas de si es tu destino ideal, estos imprescindibles pueden ayudarte. Visitas culturales y experiencias que serán del agrado de todos los turistas.

¿Qué podemos hacer en Hamburgo?

1.- Visita el Ayuntamiento de Hamburgo

No podemos negar que el Ayuntamiento de Hamburgo es uno de los símbolos de la ciudad. Situado en la plaza Rathausplatz, ya de por sí bastante interesante, es un lugar precioso para pasear. Fue inaugurado en 1897, después de que un incendio acabara con el anterior ayuntamiento. El actual es un edificio neorrenacentista, con una enorme fachada y una torre de 112 metros de altura. En su interior, que podremos visitar con guía, encontraremos gran variedad de estilos.

Ayuntamiento de Hamburgo

2.- Pasea por la playa de Hamburgo

¿Playa en Hamburgo? Sí, ya sabemos que no es una ciudad costera, pero esto no es impedimento. El río Elba, el que pasa por la ciudad, es realmente extenso. Esta característica ha sido bien aprovechada por los hamburgueses; y es que cuando se acerca el verano, crean su propia playa artificial. Se trata de una playa a orillas del río Elba, con el puerto justo enfrente y grandes mansiones detrás. Es más, cuentan hasta con un chiringuito. Se trata de Strandperle, un lugar perfecto para tomar una cerveza a orillas del río y observar este improvisado ambiente playero.

3.- Una visita al barrio más alternativo de la ciudad

Si te preguntas cuál es el barrio más alternativo de Hamburgo, la respuesta es Sternschanze. Dicen que cualquier protesta comienza en su Rote Flora, casa okupa desde 1989, un lugar que por las noches se transforma en discoteca.

En este barrio encontrarás un montón de oferta gastronómica, pero, además, también tienes muchos bares para poder tomar algo cualquier día de la semana. Un buen ejemplo es el Katze (Schulterblatt 88), que tiene una happy hour de Caipirinhas.

4.- Recorre el distrito portuario (Speicherstadt)

Ya hemos dicho que Hamburgo no tiene mar. No obstante, cuenta con grandes ríos como el Elba, canales y lagos. Una ciudad, por tanto que tiene ese toque marinero tan especial. Sin comentar que su puerto fluvial es el segundo más grande de toda Europa. De ese puerto, podemos destacar el distrito portuario Hafen City. Es una antigua zona de carga y descarga que sufrió un gran proyecto urbanístico. El barrio en sí fue declarado Patrimonio de la Humanidad por tener el área de almacenes más grandes del mundo, con un estilo gótico de ladrillo rojo que enamora. Es, sin duda, otra de esas visitas imprescindibles.

Speicherstadt Hamburgo

5.- Admirar la Filarmónica de Elba

Si quieres ver un edificio asombroso en Hamburgo, tienes que pasar por la Filarmónica de Elba. Es una sala de conciertos que destaca precisamente por su fachada, símbolo absoluto de la parte más nueva de la ciudad. Además, muy cerca está el Museo Miniaur-Wunderland, en el que podrás ver la mayor instalación ferroviaria del mundo.

Filarmónica del Elba

6.- Comerte la mejor hamburguesa de Hamburgo

Para los que no lo sepan, la hamburguesa nació en Hamburgo (tiene sentido ¿no?). En Hamburgo siempre se ha hecho una especie de albóndiga gigante llamada Fridakelle. Sería a finales del siglo XIX cuando los inmigrantes alemanes en EEUU introdujeron esta gran albóndiga, esta vez entre dos panes. El resto ya lo podemos ver en la actualidad.

En Hamburgo encontrarás un montón de hamburgueserías, todas ellas deliciosas. Si tenemos que destacar una, como experiencia imprescindible, esa es Dulf´s Burger. Según muchos se trata de la mejor hamburguesa que jamás habrás probado. Sólo por las expectativas merece la pena ¿no?

7.- Comer codillos o bocatas de arenque

Aunque la hamburguesa está bien, hay otros platos típicos que no podemos perdernos. Ya sabemos que el codillo en Alemania es esencial en su gastronomía. Por este motivo, tienes que buscar un buen restaurante para poder degustarlo. Buenos ejemplos son Gröninger (Willy-Brandt-Straße 47), Franziskaner (Große Theaterstraße 9) o la famosa cadena HöfBrau (Esplanade 6).

¿Qué tal un bocata de arenques? Es muy típico terminar las noches de fiesta en un lugar, el Fischmarkt, que abre sus puertas a las 6 de la mañana. Está en el barrio de Altona, y en este mercado de pescados es posible probar los bocatas de arenque más deliciosos.

El extra: Salir de fiesta por St.Pauli

Si salir de fiesta es lo que te apetece, no te olvides del barrio de St. Pauli, el barrio que nunca duerme. Aquí tienes de todo, comercios, tiendas de comida rápida como kebab o incluso ultramarinos asiáticos. Además, también tienes discotecas punkies, bares yuppies y una oferta de ocio realmente grande.

Fiesta en St Pauli

Hamburgo tiene un ambiente de lo más interesante, apto para cualquier tipo de turista. Cosas para hacer no te faltarán, eso seguro.

Tags: ,

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top