Qué ver en Burgos en dos días

Qué ver en Burgos en dos días

No sé si os pasa, pero hay ciudades que no os imagináis el encanto que pueden tener hasta que no las visitáis. A veces no valoramos lo que tenemos cerca, que son auténticas joyas. Por eso hoy te queremos mostrar un recorrido por los lugares que ver en Burgos en dos días para que descubráis la tierra del Cid Campeador y quedéis prendados de ella como nosotros.

Burgos cuenta con tres bienes Patrimonio de la Humanidad, que se dice pronto. Solo con este dato ya merece la pena que sigas leyendo. Cuando termines el post, irás corriendo a reservar un hotel para tu próxima escapada de fin de semana.

El primer punto imprescindible que ver en Burgos, y que está en la lista anterior, es su Catedral, icono de la ciudad. Tienes que dedicarle un tiempo a visitarla por dentro, de verdad que merece la pena. La Capilla del Condestable, el Santísimo Cristo de Burgos o la tumba del Cid Campeador y su esposa Jimena son algunas de sus maravillas. Te recomendamos que estés dentro de la catedral a alguna hora en punto para admirar una de sus curiosidades, el Papamoscas. Se trata de una figura en la parte superior de la pared que abre y cierra la boca a las horas en punto mientras hace sonar la campana.

Catedral de Burgos
Catedral de Burgos

Al salir de la Catedral, dando un corto paseo, llegamos a otro de los lugares imprescindibles que ver en Burgos en dos días, el Puente de Santa María que termina en el arco con el mismo nombre, y que fue la entrada principal a la ciudad amurallada. En esta entrada encontrarás un gran número de estatuas del emperador Carlos V. En su interior hoy se pueden visitar exposiciones culturales. Antes de tu viaje, consulta su agenda, ¡seguro que hay alguna que te interese!

Una de las fotografías más típicas de la ciudad es la del Paseo del Espolón. Si tenemos que enumerar qué ver en Burgos, no puede faltar en la lista. Caminar por él arropado por sus árboles plataneros es maravilloso. En el trayecto verás el Teatro Principal de la ciudad, la Casa Consulado del Mar, la Diputación y el Arco de Santa María, del que hemos hablado antes.

Como cualquier ciudad que se precie, el corazón de Burgos lo encontramos en su Plaza Mayor. En ella encontramos el Ayuntamiento, del siglo XVII, acompañado de coloridas fachadas porticadas.

Plaza Mayor Burgos
Plaza Mayor, Burgos

No se puede hablar de qué ver en Burgos en dos días, sin que el Cid sea protagonista, ya que cuenta con varios homenajes por toda la ciudad. En concreto destaca el Puente de San Pablo, que desemboca en la Plaza del Mío Cid. En el centro de la misma, preside una estatua ecuestre de bronce de este personaje, que representa el destierro del Cid en Burgos.

Puente de San Pablo
Puente de San Pablo, Burgos

Dos plazas importantes que ver en Burgos son la Plaza de San Juan, donde destacan la Iglesia de San Lesmes, el monasterio y el Hospital de San Juan, donde ahora encontramos una biblioteca; y la Plaza de la Libertad, conocida como la playa del Cordón.

Son innumerables los puntos de interés turístico que te encontrarás caminando por la ciudad: el Arco e Iglesia de San Gil; el Arco e Iglesia de San Esteban; o la Iglesia de San Nicolás de Bari, con un espectacular retablo de piedra del siglo XV en su interior.

Si te apetece un paseo tranquilo rodeado de naturaleza, el Paseo de la Isla es el lugar perfecto que ver en Burgos. Es un jardín botánico al lado del río Arlanzón por donde caminar relajados. La mejor época para visitarlo en en otoño, que se tiñe de colores amarillos y rojizos.

Salimos del centro de la ciudad para dos visitas obligatorias que ver en Burgos en dos días.

El Monasterio de las Huelgas, fundado por Alfonso VIII en 1187 y habitado por monjas cistercienses, está situado a tan solo 10 minutos en casco histórico. La visita al monasterio incluye un paseo por los claustros, los sepulcros reales y el Museo de Ricas Telas Medievales.

A una distancia similar, la Cartuja de Miraflores tiene entrada libre y merece la pena. Dentro de ella encontrarás obras de Berruguete y Soroya. Apúntala en tu lista de cosas que ver en Burgos.

No nos hemos olvidado de la gastronomía burgalesa, que es para chuparse los dedos. Como en todas las ciudades de Castilla y León, ir de vinos y tapas es un atractivo turístico en sí. Hay que reponer fuerzas de todas las caminatas, ¡qué mejor que hacerlo con un vino de la zona!

La calle San Lorenzo, con acceso desde la Plaza Mayor, es una de las principales donde encontrarás el mejor ambiente de tapeo, o en su vecina calle Avellanos.

Desde la misma plaza, llegamos a otras dos calles típicas para picar algo, calle Diego Porcelos y calle Sombrerería. En todas ellas, dependiendo del día, puede ser complicado encontrar hueco en la barra, pero hay tantísimos locales exquisitos que no tendrás problema de elegir uno u otro.

El plato estrella de Burgos es su lechazo asado. ¡No puedes irte de la ciudad sin probarlo!

Como habrás comprobado, la lista de cosas que ver en Burgos en dos días es extensa. Busca uno de nuestros hoteles en Burgos y planea una escapada.

También te pueden interesar:

Tags:

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Top