Qué ver en Cangas de Onís

Hoy viajamos hasta este rincón asturiano para mostrarte qué ver en Cangas de Onís. Sin duda, es un lugar que te enamorará desde el primer momento. Forma parte del Parque Nacional de los Picos de Europa, por lo que te imaginarás que es un paisaje sin igual. Es la combinación perfecta entre historia, gastronomía y naturaleza.

Una de las mejores fechas para visitarlo es en verano, cuando podrás realizar infinidad de actividades al aire libre.

Te vamos a enumerar los puntos imprescindibles que ver en Cangas de Onís. Toma nota para no perderte ninguno.

1- Centro histórico

Simplemente pasear por el centro del pueblo ya tiene un encanto especial. Uno de los puntos más conocidos que ver en Cangas de Onís es la Iglesia de la Asunción, en la plaza antigua del Ayuntamiento. Esta iglesia, de piedra rojiza, tiene una torre con seis campanas repartidas en tres pisos. Y otra de las cosas que más llama la atención es que, frente a ella, encontramos la estatua de Don Pelayo, primer rey de Asturias.

Otro de sus atractivos es la antigua Audiencia, obra del arquitecto Javier Aguirre Iturralde, convertida hoy en día en el ayuntamiento de la ciudad.

2- Puente romano

Este puente, que pasa por encima del río Sella, es uno de los íconos de la ciudad, obligatorio en la lista de puntos que ver en Canas de Onís. Sus cimientos fueron construidos por los romanos, aunque el resto data del siglo XIII. En él encontraremos una copia de la Cruz de la Victoria, conmemorativa de la batalla de Covandonga, colgando de su arco central.

Cuando hace buen tiempo, son numerosas las familias que pasean por la zona y se sientan en la ribera del río. ¡Un ambiente muy animado! Además, hay un mesón cerca donde poder tomarte una rica sidra.

Puente Romano

3- Parque de la Casa Riera

Si quieres dar un paseo disfrutando del aire libre, te recomendamos que lo hagas por este parque. La Casa Riera, de arquitectura indiana, es ahora mismo una oficina de turismo donde informarte de todo aquello que no puedes perderte en Cangas de Onís. El parque bordea los ríos Sella y Güeña. Y pasarás por un hórreo, construcción de madera típica del norte de España, que se usaba para conservar los alimentos y alejarlos de la humedad y de los animales.

4- Ermita de la Santa Cruz

Muy cerca del parque, encontramos esta pequeña iglesia. Fue construida sobre un dolmen que data del 4.000 a.C, que se dice pronto. Es el primer templo cristiano que se construyó en Asturias tras la reconquista. Y en su interior encontramos la cruz de madera que enarboló Pelayo en la Batalla de Covadonga, cuya réplica ya hemos visto en el Puente Romano.

5- Monasterio de San Pedro

Este monasterio es uno de los más importantes de la arquitectura románica en Asturias. Hoy en día es el Parador de Cangas de Onís y merece la pena alojarte en él o al menos visitarlo.

6- Lagos de Covadonga

A poco más de 30 minutos se encuentran los Lagos de Covadonga, probablemente el enclave más fotografiado de España. Si eres amante de la naturaleza, no te los puedes perder. Esta maravilla de la naturaleza te ofrece un paisaje único. Puedes admirar las mejores vistas desde el Mirador de la Reina. Puedes hacer una ruta de senderismo, si eres de los más deportistas, ¡es el paraíso para los montañeros!

7- Basílica de Santa María la Real y Santa Cueva de Covadonga

Tanto la propia basílica como el entorno son increíbles. Uno de los mejores lugares que ver en Cangas de Onís.

Cuenta la leyenda que en la Santa Cueva Don Pelayo venció a los musulmanes y allí está su tumba. Hay que subir 101 escalones para llegar a ella, pero merecerá la pena el esfuerzo.

Al subir hacia la Virgen, encontramos uno de los lugares más fotografiados de la zona, las tres cruces que están en su mirador.

Santuario Covadonga

8- Gastronomía y artesanía

No nos olvidemos que estamos en una de las mejores zonas para probar una exquisita gastronomía. En el centro, las mejores zonas para ver el ambiente local y probar sus delicias son la Plaza del Mercado, la zona del Ayuntamiento y algunas callecitas peatonales como la calle San Pelayo.

¿Se te ocurre mejor plan que probar un buen cachopo acompañado de una sidra asturiana? ¡Combinación perfecta!

Son muchas las tiendecitas que encontrarás en el casco antiguo para poder llevarte un recuerdo de artesanía, unos sobaos pasiegos o algún queso típico de la región.

Tags:

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Top