Qué ver en Vitoria en 2 días

Qué ver en Vitoria

Vitoria, la capital del País Vasco, es uno de esos rincones turísticos que tanto gustan a extranjeros y españoles. Dicen que es la Capital Verde de Europa, que pocas ciudades están tan comprometidas con el medio ambiente como ella. No es de extrañar; y es que, entre otros, cuenta con un sinfín de parques naturales a los alrededores y numerosos carriles bici con los que puedes llegar hasta la playa.

Lo mejor de todo es que Vitoria se puede ver tranquilamente en dos días. Así, te mostramos una breve descripción de las rutas que podrías hacer en 48 horas en Vitoria.

Primer día en Vitoria

El primer día se puede comenzar en la Plaza de la Virgen Blanca. Es el corazón de la ciudad, el punto de encuentro de numerosas personas, turistas y habitantes de Vitoria. Es, además, el lugar en el que comienzan las fiestas de la ciudad en agosto.

Cerca puedes visitar el Bidat, una palabra en euskera que significa dos en uno. El nombre no podría ser más acertado; y es que es un complejo museístico que agrupa el Museo Fournier de Naipes y el Museo de Arqueología. Dos lugares interesantes para ver, uno ubicado en un palacio renacentista, y el otro en un moderno edificio, uno de los más emblemáticos de la capital vasca, diseñado por Patxi Mangado.

Sin dar más rodeos, la siguiente visita debería ser la catedral gótica de Santa María de Vitoria. Es conocida popularmente como la Catedral Vieja. Se trata de un templo de estilo gótico que ya fue inscrito en la lista de monumentos de Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO bajo la denominación Camino de Santiago: Camino francés y caminos del Norte de España.

Esta catedral fue construida a finales del siglo XIII y a lo largo del siglo XIV. Es gótica y fue edificada como iglesia-fortaleza. Más allá de su belleza y su gran volumen, hay que recordar que desde hace años está inmersa en trabajos de restauración, por lo que podemos conocer este tipo de trabajos en su interior.

Es una catedral que impresiona incluso con andamios, no nos olvidemos que el mismísimo Ken Follet aseguró que se había inspirado en ella para escribir «Un mundo sin fin», la continuación de «Los pilares de la tierra».

Muy cerquita de esta, encontraremos la catedral nueva, o lo que es lo mismo, la Parroquia de María Inmaculada. Es un templo de estilo neogótico de primera mitad del siglo XX.

Si podemos elegir, mejor visitarla el primer sábado del mes ¿por qué? Muy sencillo, en el casco antiguo de Vitoria se celebra cada mes el tradicional Mercado de la Almendra. Este nombre le viene dado por el trazado ovalado del casco medieval de la ciudad.

Este mercado mensual gira en torno a diversas rutas. Tienes la Ruta del Comercio, que abarca las calles Cuchillería, San Francisco, Plaza de Burullería, Correría y Plazuela de Santo Domingo. Una ruta llena de comercios y artesanos que exhiben todos sus productos.

También tienes la Ruta Cultural, que te adentrará un poco más en el casco medieval o la Ruta de las Barricas, que consiste en ir recorriendo algunos bares y tascas para disfrutar de tradicional pintxo y pote a un precio muy reducido, normalmente euro y medio.

No te olvides tampoco de ubicar los palacios renacentistas de Vitoria. Podrás encontrar la Casa del Cordón, el Palacio de Villasuso o el palacio de Montehermoso.

En este primer día también puedes visitar la muralla de Vitoria. Hay que decir que la ciudad fue un recinto amurallado durante la Edad Media. Esta muralla se construyó a finales del siglo XI y se conserva aproximadamente la mitad de su volumen total.

La muralla de Vitoria

Segundo día en Vitoria

Un buen comienzo sería pasear por los entornos verdes de Vitoria. Para ello es perfecto la bici, puedes alquilar una. Recuerda que la ciudad es plana menos el casco antiguo.

Hay muchas rutas en el conocido como cinturón verde de Vitoria, pero sin duda, la más atractiva es la que nos acerca a los humedales de Salburua. Se trata de un espacio de más de 200 hectáreas con varias lagunas y un robledal.

Recorre este maravilloso paisaje y no te olvides de visitar el Centro de Interpretación, con un impresionante mirador volado sobre las aguas. Ahí, además de fotografiar el paisaje, podrás ver garzas y aves que se pasean libremente por el parque, y con suerte, quizá algún ciervo.

¿Sabías que en Vitoria hay un recorrido que se conoce como Recorrido por la Filadelfia Vasca? Sí, se dice que Filadelfia, en EEUU, es la galería de arte al aire libre más grande del mundo. Pues bien, en Vitoria no se quedan atrás. Puedes encontrar una auténtica galería de murales al aire libre en edificios del centro histórico. Merece la pena visitarlos. Si bien es cierto que puedes hacerlos tú mismo, hay visitas guiadas a buen precio. Infórmate en la Oficina de Turismo de Vitoria.

Después de volver a disfrutar de una deliciosa comida, podrías visitar la parte más moderna de la ciudad. Es allí donde encontrarás el Artium, el Museo de Arte Vasco Contemporáneo. Puedes ver obras de Picasso, Tápies, Miró, Saura o Palazuelo.

Tags:

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top