Viaje a Edimburgo, por José Carlos Fernández

Viaje a Edimburgo

¿A qué destino has viajado? ¿Cuántos días has estado de viaje? ¿En qué compañía has viajado?

Viajé a Edimburgo el pasado verano (2019). Estuve cuatro días, y viajé con un amigo. Realmente es una ciudad interesante para viajar solo – aprovechando que tiene muchas actividades – pero yo la recomendaría para viajar en pareja, porque me parece muy romántica y con mucho encanto.

¿Dónde te has alojado? ¿En qué régimen lo has hecho? Cuéntanos algunos detalles del alojamiento

Durante mi viaje a Edimburgo me alojé en el Hotel Halcyon House, una antigua casa señorial convertida en hotel-Bed&Breakfast que nos gustó mucho, era muy cómoda (bastante cerca del centro, pero también de una zona donde no es prohibitivo dejar el coche) y tenía mucho encanto, además de habitaciones individuales muy espaciosas. Además, el dueño fue amabilísimo y nos recomendó visitas y sitios para cenar. El régimen que recomiendo es con desayuno incluido, ya que el Scottish Breakfast – salchichas, huevos revueltos, tomate a la plancha, champiñones, bacon y judías – es obligatorio para coger fuerzas y planificar un día en la ciudad.

Una vez en el destino, ¿cómo te has desplazado de un lugar a otro para visitarlo?

Edimburgo es una ciudad con centro peatonal, así que lo mejor es calzado cómodo y tiempo para pasear. Es la mejor forma de conocer la Royal Mile, los preciosos jardines y el maravilloso castillo de la ciudad. En mi caso uno de los mejores momentos de mi viaje a Edimburgo fue un largo paseo hasta el Parlamento (visita gratuita) que terminó subiendo a Arthur Seat, un impresionante mirador natural. Para visitar zonas más alejadas del centro (como el jardín botánico) puede salir muy rentable coger un autobús. Eso sí, ojo que hay que tener el cambio exacto para pagar en monedas (1,70 libras), o bajarse una aplicación especial para el pago. También hay un tranvía, aunque en mi caso no fue muy útil, pero comunica directamente con el aeropuerto y estaciones de tren. Ambos transportes se pueden combinar con un ticket (Day Ticket) que cuesta 4 libras, y permite coger todos los transportes que queramos durante 24 horas. Google Maps está muy bien preparado para Edimburgo, y si le marcas de dónde a dónde quieres ir te dice las combinaciones de transporte, es muy útil.

¿Qué monumentos y puntos de interés has visitado? ¿Qué te han parecido? ¿Destacarías algo en especial?

Uff, soy un enamorado de la ciudad, era la tercera vez que viajaba a Edimburgo, así que la lista no es corta.

El Castillo. La entrada es bastante cara (16,5 libras, creo recordar), pero en mi opinión merece la pena porque es bastante impresionante y está lleno de museos, incluyendo las Joyas de la Corona de Escocia. Es una visita que merece al menos 3-4 horas (incluso os podéis llevar bocadillos para comer allí en alguna parte apartada, aunque allí hay 2 sitos tipo café), y merece la pena estar allí antes de la 1, para ver y escuchar el «cañonazo» con el que se sincronizaban los relojes de la ciudad.

Castillo de Edimburgo
Castillo de Edimburgo

– The Royal Mile. Es la calle que arranca en el castillo y se prolonga más de un kilómetro, con algunas de las atracciones más conocidas de la ciudad. Allí está la Camera Obscura (justo al salir del castillo, a mano izquierda). La entrada vale unas 14 libras y te permite ver una espectacular vista de la ciudad desde la cúpula gracias a un sistema de espejos parecido a un periscopio. Después tiene 4 plantas llenas de ilusiones ópticas: efecto 3D, juego con la profundidad… Algunas cosas son un poco infantiles, pero si hace mal tiempo u os gustan este tipo de atracciones, es una pasada. Por la misma calle se llega a la Catedral de Saint Giles, posiblemente la más bonita de Escocia, y la entrada es gratis.

– Princess Street – Princess Street Gardens. Paralela a la Royal Mile, Princess Street es una calle muy chula en la falda del castillo con tiendas modernas y un parque que merece la pena visitar, además del Scott Monument (foto obligada en tu viaje a Edimburgo, y se puede subir pagando), estatuas y una iglesia muy bonita. En la otra acera están las tiendas y hay un Starbucks y un Costa Cofee (dentro de la librería WaterStones) ideal para reponer fuerzas, con una cristalera que mira directamente al castillo. Ideal para hacer tiempo por la tarde cuando ya hayan cerrado las atracciones. Si vais con tiempo y os gusta ver arte tenéis también la Scottish National Gallery, gratuita (y los alrededores son muy bonitos).

– National Museum of Scotland. Para mí es el museo más interesante de Edimburgo, la entrada es gratis e incluye un poco de todo, desde momias hasta los primeros coches que circularon por Escocia. Además de ver lo que más os guste intentad subid a las azoteas, la vista merece la pena.

– Calton Hill. Un monte en mitad de Edimburgo que os da una vista chulísima de 360º. Si no tenéis vértigo os recomiendo subir a la torre de Nelson (4 libras), y tener una vista aún mejor, ideal para fotos, pero subid solo con buen tiempo, con lluvia o viento puede ser muy molesto. Podéis ver el puerto, la parte antigua de la ciudad (casas blancas) y la moderna.

Calton Hill, Edimburgo
Calton Hill

Como recomendación especial para un viaje a Edimburgo, menos “vista”, recomendaría una de las zonas más auténticas y menos turísticas de Edimburgo, Dean’s Village. Basta con seguir el río Dean desde la salida del jardín, y os vais a encontrar en una zona antigua de Edimburgo llena de puentes, edificios muy bonitos, paseos a los lados del río, parques, animalitos como ardillas… El paseo merece mucho la pena, y en Dean’s Village (al final) hay bastante ambiente, pubs muy chulos… Puede ser un buen plan para últimas horas de luz (y luego podéis volver en bus al centro).

Hablemos de gastronomía, ¿has probado algún plato de comida típica de la zona? ¿Nos recomendarías algún restaurante que hayas probado?

La comida escocesa, aunque es mejor que la inglesa, tampoco me parece una delicia, aunque tiene algunas cosas muy ricas: empanadas (mejor si son de cordero), salmón ahumado (nada que envidiar al noruego) y postres deliciosos como el cranachan (que os encantarán si os gustan las frambuesas). ¡Ah, y el whisky, que es delito abandonar el país sin probarlo! Eso sí, yo recomiendo no perder mucho tiempo en las comidas, ya que las principales atracciones de la ciudad cierran a las 5-6 de la tarde, comer de sandwich (la mayoría de supermercados tienen un Meal Deal rondando las 3,5-4 libras con bocadillo, bebida y postre) y luego ya ir a cenar tranquilos y sin prisas.

Mi recomendación es meterse en algún pub que os llame la atención, y experimentar un poco; tienen pocos platos, pero normalmente muy ricos. Como recomendaciones puedo haceros dos: para la comida escocesa, Wegwood The Restaurant, con un rico menú cerrado de varios platos (más barato en las comidas), y si os gusta la comida india, uno de los mejores restaurantes que he probado: The Khukuri, cerca de Haymarket.

Si conocieras a alguien que va a viajar próximamente a este destino, ¿le harías alguna recomendación? ¿algo que deba saber?

El tiempo en Escocia es muy cambiante, así que les recomendaría ropa por capas (la temperatura cambia también mucho en el interior de los edificios), un paraguas/chubasquero siempre a mano y mucha batería en el móvil, para movernos y hacer centenares de fotos. La ciudad me parece muy cómoda y segura, incluso para pasear de noche, que no teman “perderse” un poco y disfrutar de la hospitalidad escocesa.

Sobre el tema de cambio de moneda, para mí la mejor opción es tirar de tarjetas de recarga como Bnext o Revolut y comprar allí con cambio de divisas al día, además de sacar en cualquier cajero (ahorrando comisiones) para tener algo de efectivo para atracciones, mercadillos y autobuses.

Si vais a estar más de 3 días, podéis examinar un poco las afueras de la ciudad. Algunas ideas interesantes pueden ser visitar la playa de Edimburgo y ver el Royal Yatch Britania, un yate de lujo de la familia real británica amarrado y convertido en una especie de museo, o la Capilla de Rosslyn, famosa por el Código Da Vinci. Está a menos de una hora en bus (15A o el First Bus 62 que salen del centro) y es bastante curiosa. Además, la zona de alrededor es preciosa. También hay excursiones a Stirling de un día, y varios tours nocturnos que pueden ser muy divertidos (sobre todo si os gustan los fantasmas). Los podéis hacer en español o inglés, y algunos son “gratuitos” (solo se paga la voluntad).

Tags: ,

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top