Viaje a Tailandia, por La Maleta de David (parte I)

viaje a tailandia

Hoy nuestro embajador @lamaletadedavid nos cuenta su viaje a Tailandia en 2019. Como veis, nos hace un itinerario completo, día a día. Como estuvo 18 días, os mostramos la mitad del itinerario, y en el siguiente post, os enseñaremos el resto. Descubre este magnífico destino y toma nota de sus recomendaciones para organizarlo.

Día 1. 23/12/2019. Llegada a Bangkok

Empezamos el viaje.

Vuelo BCN-BANGKOK

  • Salida de Barcelona a Moscú a las 13:30 horas; con una durada del vuelo de 6h 25 minutos, aproximadamente, con la compañía de vuelo Aeroflot.
  • Llegada a Moscú a las 19:55 horas y salida hacia Bangkok a las 21:30 con una durada de vuelo de 13 horas y 10 minutos, aproximadamente, con la compañía de vuelo Aeroflot también.
  • Llegada a Bangkok sobre las 10:40 horas, local.

Del aeropuerto al centro cogimos el tren exprés que pasaba cada 15 minutos dirección Bangkok, hacia la estación de Phaya Thai, y se tomaba justo en la estación que hay dentro del mismo aeropuerto. El trayecto duraba unos 40 minutos (45 baths/pax).

Una vez allí, buscamos el autobús en la estación Sai Lom (línea 503) hasta National Theatre (parada más cercana en la ubicación de nuestro hotel, a unos 10 minutos a pie). Nuestro hotel fue el Rambuttri Village Plaza, situado en 95 Soi Ram Buttri, Chakkra Phong Road (Phra Nakorn), muy cerquita de la calle más conocida de todo Bangkok: Khao San Road. Estuvimos en Bangkok un total de 3 días.

El primer día, debido al cansancio acumulado del viaje y el jet-lag, lo dedicamos a ver los dos barrios más Internacionales e importantes de Bangkok: Chinatown y Little India. Decidimos posponer la visita a templos para el día siguiente, una vez descansados e instalados en el hotel. Desde nuestro hotel, salimos caminando hacia el barrio de Chinatown, que se encontraba en una calle muy conocida de la zona: Yaowarat Road, donde aprovechemos también para comer. Una vez cogimos fuerzas, nos dirigimos hacia el templo Wat Traimit (Buda de Oro), ya que lo teníamos cerca en la zona. Fuimos pronto ya que a las 17horas, cerraban los Templos. La entrada nos costó unos 20 baths.

Desde aquí, fuimos hacia el oeste, al segundo barrio que teníamos planeado: Little India, donde visitemos el mercado de pañuelos y especias y también el templo Sikh. De aquí volvimos hacia el hotel navegando en barco siguiendo el rio Chao Phraya desde la parada del muelle Memorial Bridge (6), máximo hasta las 19h., que era cuando salía el último barco. Al llegar, cenamos por la zona donde estábamos alojados por la calle Khao San Road.

Día 2. 25/12/2019. Bangkok

El segundo día, ya instalados y descansados, lo dedicamos a visitar los principales templos de Bangkok, que fueron:

  • El Wat Phra Kaew (Gran Palacio Real), que se dividía en cuatro zonas:
  1. El museo de Monedas y Medallas
  2. La zona central y templos
  3. El Templo del buda esmeralda
  4. El Patio Central y Zona de recepción

El horario de apertura era de 8:30 a 15:30, y el precio de la entrada fue de 500 baths por persona.

  • Wat Pho (Buda de Oro reclinado). El horario era de 8:00 a 18:30, y el precio de la entrada fue de 100 baths por persona.
  • Wat Arun. El horario de apertura era de 8:30 a 17:30 y el precio de la entrada fue de 50 baths por persona. Éste, fue el último que visitamos.

Una vez visitado el último, volvimos al hotel, nos arreglamos y fuimos a cenar y tomar una copa a la urbanización de Bangkok, a un rooftop, que estaba situado en 12 Sukhumvit Soi 24 Klongton, en la planta 35-36 del hotel Compass Sky View, y el nombre era Vanilla Sky Rooftop Bar.

Día 3. 26/12/2019. Kanchanburi

Nos levantamos y cogimos un taxi para ir a la estación de bus Mo Chit (1), para coger una mini van hacia Kanchanaburi. Tardan más o menos unas 2 horas.

Llegamos a la estación de Kanchanaburi y allí cogimos el bus para ir hacia el famoso Parque de Erawan.

El Parque de Erawan abre de 8 a 16:30 y costaba 300 baths por persona. ¿Que vimos allí?

  • Cascadas de Erawan (Erawan Waterfalls): 7 diferentes saltos de agua.
  • Mee Cave (Cueva de los Osos). Espectacular; son 5 pequeñas galerías que se decía que estaban habitadas por osos.

Una vez allí, el trekking fue sencillo, unos 2 km aproximadamente, con unas dos horas a pie, se puede hacer perfectamente. La idea era de subir a la cascada más alta, que correspondía a la número 7, pasando por las 6 anteriores, que estaban muy bien señalizadas. En todas elles, podías darte un baño, y hacerte un “peeling” de pies con los peces que había que se tiraban como locos a tus pies.

Al mediodía, después de comer allí una vez fuera del parque, que justo donde paran los buses de ida y vuelta había como unos 6 restaurantes y tiendas para comer la comida local de allí. A la hora de volver, quisimos volver al centro de Kanchanaburi para visitar el Templo de la Cueva del tigre que tenía un horario de apertura de 8 a 17 horas y la entrada era gratuita.

Lo que pasó es que se nos hizo tarde y decidimos quedarnos por la zona de nuestro hostal que era el Nº 25 Café y Hostel que se encontraba a 1o minutos de donde nos dejó el bus. A la hora de cenar, dimos un paseo por la zona del puente más famoso de todo Tailandia como es el Puente sobre el rio Kwait y nos quedamos a cenar por la zona junto al rio… la comida horrible, demasiado “atrapa-turistas” y los mosquitos nos acribillaron a picadas.

Día 4. 27/12/2019. Ayutthaya

Sobre las 6 de la mañana, nos dirigimos hacia la estación de autobuses, que se encontraba a 30 minutos caminando de nuestro hostal. Allí cogimos el autobús número 411 de Kanchanaburi a Suphanburi que tardaba 1 hora y media y salía cada 20 minutos.

Al llegar a Suphanburi, cogimos una minivan hacia Ayutthaya, que tardaba unas 2 horas y tenía un precio de unos 3 €. También podíamos coger el bus 703 o un taxi que costaba entre 20-25 € y tardaba 1 hora. Era la opción más cara.

Justo llegar a Ayutthaya sobre les 11, nos dispusimos a alquilar una bicicleta para recorrer todos los templos y las ruinas, como bien habíamos leído antes del viaje para así poder ver todo el recinto más rápido. Los templos tenían un horario de apertura desde las 8 de la mañana, hasta las 18:00.

Los principales templos que vimos fueron:

  • Wat Phra Sri Samphet.
  • Wat Yai Chaya Mongkol.
  • Wat Lokayasuttharam (Buda Reclinado).
  • Wat Chaiwattanarem.
  • Wat Maharat.
  • Viharn Phra Mongkol Bopith.
  • Wat Ratchanburana.
  • Wat Phanan Choeng.
  • Buda Reclinado de Lokayasuthram.

Personalmente, fue el destino de Tailandia que más me gustó, entre el paseo durante un día que hicimos en bicicleta, la visita a todos los templos cada cual más bonito, descubrimos un restaurante entre templo y templo que por fuera era una cafetería sin más pero a la hora de entrar hicimos un gran descubrimiento, el Kaffa Café, ubicado en la calle Hua Ro, con una carta muy extensa y sobretodo un servicio muy atento y familiar.

Por la tarde, después de visitar las ruinas, hicimos una parada en el mercado nocturno; posteriormente fuimos a cenar al Restaurante Satang que se encuentra en una de las calles más transitadas de Ayutthaya, la Naresuan Road. El restaurante es de tipo “fast food” y la carta es muy extensa, hay desde sandwiches y bocadillos, hasta carnes, pescados, entrantes calientes, postres…

Al terminar, nos dirigimos hacia la estación de tren Ayutthaya Railway Station para coger el tren nocturno que nos llevaría hacia Chiang Mai. El trayecto duraba unas 10/12 horas. La verdad que fue una experiencia ambigua, positiva y negativa a la vez, nunca habíamos viajado de noche en un tren equipado con literas y camas y fue una buena aventura, pero el hecho de estar 12 horas metidos en un tren, hizo que nos planteáramos si habíamos programado bien el viaje.

Día 5. 28/12/2019. Chiang Mai

Llegamos a Chiang Mai sobre las 12 horas. Directamente fuimos al hotel Gap’s House 2 que era una maravilla. Estaba situado en Arak Road, en el lado Oeste del centro de la Ciudad. Constaba de Bungalows y Cabañas individuales y todas ellas estaban separadas por unos jardines y caminitos alineados con piedras.

El primer día, nos dedicamos a visitar los templos más importantes y bonitos de la Ciudad, que fueron:

  • Wat Chiang Man
  • Wat Chedi Luang
  • Wat Phra Sinh

Después de haber visitado estos templos, quisimos rentar una motocicleta para ir a visitar las Ruinas de Wiang Kum Kam que abrían hasta las 17 h de la tarde, Pero como en todos los planes, no contemplas horas de visites y explorar y se nos volvió a hacer tarde, por lo que decidimos dar un tumbo por el mercado nocturno que se instalaba en la calle Wui Lai Road los sábados y domingos desde aproximadamente las 5 de la tarde hasta bien entrada la noche.

Para nosotros fue un descubrimiento genial ya que no sabíamos de su existencia y al estar cerca del hotel, fue nuestro plan nocturno del fin de semana. Lo conformaban muchísimos puestos tanto de comida callejera, de ropa, de souvenirs y demás artículos.

Día 6. 29/12/2019. Doi Suthep (Chiang Mai)

Este día, lo dedicamos entero a visitar el Parque Nacional de Doi Suthep, que abría de 8 de la mañana hasta las 18 de la tarde y la entrada valía 30 baths por persona. Para ir hasta allí, cogimos una camioneta en la parada Manee Nopparat Road que se encontraba a 5 minutos caminando del hotel y nos costó 40 baths por persona; sino también era buena opción alquilar una moto. El trayecto tenía una durada de 45 minutos.

Las actividades que hicimos en Doi Suthep fueron las siguientes:

  • Wat Pha Lat: Templo que se encuentra justo en la entrada del parque que está rodeado por una pequeña cascada. En la parte baja hay una cueva con un conjunto de budas sentados.
  • Cascada Huay Kaew: Se encuentra justo antes de la entrada del parque y es ideal para refrescarse.
  • Chiang Mai View Point: Mirador situado antes de llegar al Wat Phrat Doi Suthep.
  • Wat Phrat Doi Suthep: Templo más famoso en el que hay que subir centenares de escalones y está “custodiado” por dos dragones en la parte baja de los escalones.
  • Cueva del monje (Monk Cave): Famosa porque siempre hay un monje que cuida la cueva.
  • Bhubing Palace: Palacio Real de Invierno.
  • Ruines de Sanku
  • Hmong Village: una villa tribal tradicional preciosa con callejuelas, huertas, jardines, restaurantes y tiendas locales donde la gente de allí iba vestida con los trajes típicos de la región.

**Algo que nos causó un mal efecto, fue que las madres, sacaban a las hijas e hijos con vestidos regionales para que los turistas se sacaran fotos y les dieran algo de dinero.

Un aspecto a destacar, fue la amabilidad de la gente local que transitaba por allí con sus coches que nos sorprendió, entre punto y punto de interés, no había ningún trasporte público para moverse, y en broma, decidimos levantar el dedo pulgar con señas de auto-stop para ver qué pasaba…nuestra estupefacción fue ver que se pararon muchos coches para llevarnos a donde quisimos, así que el transporte nos salió gratuito y fue una aventura más.

Al acabar la visita, volvimos al hotel a asearnos y emprendimos de nuevo la ruta hacia el mercado nocturno para cenar productos locales como brochetas, pad thai y demás.

Si quieres conocer la segunda parte del viaje, lee el siguiente post:

Tags:

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Top