Consejos para viajar a Barcelona

Turista en Barcelona

Barcelona es una de las ciudades más turísticas de España, una urbe llena de monumentos, de vías repletas de tiendas encantadoras, de restaurantes con una gastronomía de 10. Una ciudad amable con el turismo que tiene muchísimo que ofrecerte.

Si has decidido pasar tus próximas vacaciones en Barcelona, quizá te vengan bien una serie de consejos útiles. No es una ciudad complicada, pero conviene tener claros algunos puntos.

Consejos de viaje para ir a Barcelona

Transportes a Barcelona

Si llegas en avión conviene saber que el taxi hasta el centro puede ser caro. Hay opciones alternativas (menos cómodas, pero más económicas). Puedes coger el Aerobús. Es un servicio de autobús expreso que une el aeropuerto de Barcelona con el centro de la ciudad. Salen cada 5 o 10 minutos y puede tomarse desde cualquiera de las terminales. Las paradas en las que puedes bajar son Plaza de España o Plaza Cataluña.

Otra opción es el autobús TMB número 46. Funciona durante el día, entre las 04:50 y las 23:50. Tarda un poco más que el aerobús. Además, para usarlo, puedes comprar un billete T10, que luego te servirá para moverte por la ciudad.

También puedes llegar en tren. Hay trenes que conectan el aeropuerto con el centro en 25 minutos. Puedes bajarte en paradas como Sants, Passeig de Gràcia o Clot y además tendrás conexión con el metro.

En general el medio de transporte urbano, ya sea bus o metro, es bastante bueno. Por este motivo, es interesante hacerse con una T10 multipersonal, que te permitirá disponer de 10 desplazamientos en metro o bus por las zonas en las que se ubican los monumentos principales. Aquí puedes ver las rutas turísticas en metro que puedes hacer.

Lo que no debes perderte en la Ciudad Condal

Si cuentas con pocos días para visitar la ciudad, no te vuelvas loco. No quieras abarcarlo todo. Intenta hacer una ruta por los principales monumentos y disfruta al máximo de ellos. Menos, es más. Es mejor conocer parte de la ciudad a fondo, que intentar verlo todo deprisa y corriendo.

Hay cosas que igual no quieres perderte. Por ejemplo, si viajas durante la primera semana del mes, el domingo, podrás ver de forma gratuita el Hospital de la Santa Creu i Sant Pau. Se trata de uno de los lugares imprescindibles de la ciudad. Un recinto que nos muestra un excelente ejemplo de la arquitectura modernista de Barcelona (construido por Lluís Domènech i Montaner). Es patrimonio de la humanidad y está muy cerca de la Sagrada Familia, por lo que podrás combinar la visita sin problemas.

En cuanto a la Sagrada Familia, otra de las visitas estrella, intenta ir a primerísima hora. No sólo evitarás colas, sino también los grupos organizados, que ocupan mucho espacio y hacen que la visita sea un poco más engorrosa. Además, a primera hora encontrarás entrada fácilmente, algo que, igual, a última hora es más complicado.

Teleferico de Montjuic

No te olvides de ver Barcelona desde el cielo. Es una experiencia única que podrás hacer fácilmente gracias al teleférico de Montjuïc. Este teleférico te llevará desde la zona del puerto hasta el Castillo de Montjuïc (imprescindible también).

Te recomiendo descubrir qué ver, con mi artículo sobre: Barcelona en dos días.

Dónde es mejor comer

A la hora de comer, si no quieres que te asusten con la cuenta, intenta alejarte de las zonas más turísticas, como Las Ramblas o los alrededores de la Sagrada Familia. Hay barrios más asequibles en cuanto a restauración se refiere, como el Born, Poble Nou, Sants, La Barceloneta o incluso Gràcia. Además, tienen gran fama gastronómica, por lo que será fácil encontrar locales con una amplia variedad de platos y un precio asequible (buena relación calidad precio). En muchos sitios es frecuente ver menú diario con precio cerrado, estúdialo para ahorrar un poco y poder gastarlo en compras, por ejemplo.

Café en Barcelona

Finalmente, baraja la opción de hacer un free tour por Barcelona. Puedes encontrarlos por internet. Suelen durar unas 2 horas y es una forma interesante de recorrer la ciudad, conocer los lugares más emblemáticos (con explicación incluida) y hacerlo de una forma económica. La mayoría de estos tours no tienen precio establecido, es el propio turista quien decide qué pagar al final del mismo.

Una última recomendación: rutas turísticas en la Ciudad Condal

Tags: ,

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top