Granada de tapeo: los mejores sitios de tapas de la ciudad

Pescaíto frito- tapeo en Granada

La ciudad de Granada es conocida mundialmente por su patrimonio. Lugares como la Alhambra, Patrimonio de la Humanidad, hacen que la visita a este destino sea una opción de lo más interesante. No obstante, Granada es mucho más; y es que, no hay que olvidar que, entre otros atractivos, cuenta con una gastronomía envidiable.

Granada, de tapas: locales imprescindibles

Aquí, en Granada, el quinto/tapa es el día a día. Una recompensa más que merecida tras recorrer los diferentes monumentos de la ciudad. Las rutas de tapeo son muchas. Hay un montón de zonas a las que podremos acudir para degustar algunos de los manjares de la tierra. No obstante, hoy os acercamos algunos de los locales imprescindibles que debéis conocer si pasáis unos días en esta ciudad.

Uno de los míticos es Los Diamantes (Navas,26). Clásico entre los clásicos, este lugar está abierto desde 1942. Siempre suele estar lleno de gente, pero la espera para entrar merece la pena por completo. En este bar no se pueden elegir tapas, pero lo cierto es que repetirlas es casi imposible. Probarás desde fritura de pescado, sesos, pijotas, cazón en adobo o gamba blanca.

Si hablamos de tradición y antigüedad, Casa Enrique (Acera del Darro,8) tampoco se queda corto. Lleva sirviendo vinos desde 1870, algo que convierte a este local en el bar más antiguo de toda la ciudad. Imprescindible, sin duda. Una taberna tradicional con sus mesas de madera y fotos por todas partes. Ahora bien, aquí la tapa no se sirve gratis, hay que pagarla aparte. No obstante, cuenta con una cocina deliciosa y raciones bastante generosas.

En la zona del Albaycín Bajo, muy cerca de la calle Elvira, encontrarás otro de esos lugares que debes marcar en tu recorrido. Se trata de La Bella y la Bestia II (Cárcel Vieja, 1). Un local de decoración ecléctica que es famoso por servir las tapas más generosas de toda Granada.

Este bar es recomendable si nuestro presupuesto es reducido. Dos cervezas y dos tapas y saldrás completamente saciado. Como en la mayoría de los bares de la ciudad, el sistema de tapas es tapa fija. Irás probando las tapas que salgan de cocina en cada momento. No obstante, la variedad es amplia.

Croquetas - tapeo en Granada

En la línea del anterior bar, El Minotauro (Carrera del Darro, 23) también ofrece a sus clientes abundantes tapas. No son las más elaboradas de la ciudad, pero para los que tienen buen comer es una opción bastante recomendable. Además, el local en sí es bastante peculiar. Un montón de servilletas adornan las paredes de El Minotauro con mensajes de los visitantes que han probado sus tapas.

Muy cerca de la Catedral, en la zona del Mercado de San Agustín, hay dos lugares bastante míticos en la ruta de tapas de Granada. Uno de ellos es el Bar Restaurante Oliver (Plaza Pescadería, 12). En este bar, no te pierdas las croquetas, la puntilla, el rape, la presa ibérica o las migas. Una auténtica delicia para el paladar. Cerca encontrarás el Cunini (Plaza Pescadería,14). Aquí la especialidad son la fritura y la quisquilla de Motril, y buenas deben estar, pues su barra es conocida como “el tranvía” por la gran cantidad de gente que se agolpa para degustar estos manjares.

Por último, también hay que destacar La Riviera (Cetti Meriem, 7).  Es, para muchos granadinos, el mejor bar de la ciudad. Para empezar, las tapas son a la carta (puedes elegir la que quieras con tu cerveza). Además, son tapas de esas que no olvidarás en tu vida. Contundentes y llenas de sabor ¿Un consejo? No dejes de probar los pinchos morunos, la carne en salsa o las hamburguesas de pollo rebozado.

Evidentemente en Granada hay más bares, muchísimos. Destacarlos o hablar de todos sería imposible, pero esta puede ser una buena ruta para pasar un fin de semana en Granada.

Más información sobre la ciudad: qué visitar en Granada en dos días.

Tags: ,

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top