Ideas originales si viajas a Galicia

Ideas para viajar a Galicia

Galicia es uno de los rincones con más encanto de España, y eso es completamente indiscutible. Un amplio patrimonio, una imponente naturaleza mires donde mires y una gastronomía que enamoraría al paladar más exigente. Marisco, carne y vinos que alegran el espíritu ¿qué más podemos pedir?

Galicia es calidad. No obstante, lejos de centrarnos en los viajes típicos, esos que todos conocemos y valoramos, hoy queremos centrarnos en cosas diferentes. Ideas originales que podemos hacer si viajamos a Galicia, al margen de su Catedral de Santiago o su típica tapa de pulpo. Veamos qué nos puede regalar estas tierras del norte de España.

Ideas para viajar a Galicia

Bañarse en termas

Por ejemplo ¿sabías que en Galicia es posible bañarse en termas? Son piscinas naturales que ya eran usadas por otras culturas y civilizaciones. La ciudad de Ourense cuenta con aguas mineromedicinales que se usaban ya en tiempos de romanos.  Muchos conocen ya las termas de Ourense, pues hace algunos años volvieron a resurgir como fuerte turístico. No obstante, lo cierto es que toda la provincia, al igual que la de Pontevedra, poseen aguas termales.

Aguas termales en Galicia

Tienes así las termas de Chavasqueira y de Outariz, además de las fuentes de Tinteiro y de Reza. Famosas son también las termas de Prexigueiro, muy cerca de Ribadabia. Zonas, todas ellas, en las que podrás tomar un baño calentito disfrutando de la más pura naturaleza.

Aquí, en Galicia, se encuentran algunos de los mejores balnearios de España.

Por el puente de Tui

Otro plan original y diferente puede ser cruzar el puente de Tui en Valença andando. Es un mítico paso de la frontera entre España y Portugal. Con más de 130 años, era un lugar en el que antaño se formaban grandes atascos. Ahora, todo eso ha quedado lejos, pero aún es posible cruzarlo andando disfrutando de las vistas.

En la ruta de las camelias

Las diferentes etapas de la ruta de Santiago que discurren por Galicia, son muy famosas. No obstante, en Galicia hay más rutas, como por ejemplo la ruta de las camelias. En esta ocasión, sí es cierto que no se trata de una ruta muy extendida, y la verdad es que es bastante interesante.

Las camelias llegaron a Galicia hace nada más y nada menos que dos siglos. Vinieron de China y Japón. La suerte parece que estaba del lado de Galicia y de la flor favorita de Coco Chanel, y es que el clima de la región resultó ser más que idóneo para que esta especie creciera. Sin exagerar, se puede decir que la comunidad atesora casi 8.000 variedades diferentes de camelia, algo que logra crear diferentes rutas, dependiendo de nuestros intereses.

Ruta de las camelias

Tienes una ruta de las Camelias que pasan por los diferentes Paradores de Galicia, un plan estupendo para los que gustan de comer bien y alojarse en buenos hoteles. También tienes la ruta de las camelias por pazos, una ruta que nos lleva desde Santiago de Compostela a los pazos más emblemáticos de Pontevedra y Soutomaior. Asimismo, también está la ruta de Camelias y bodegas. Con este nombre podemos imaginarnos que el recorrido visitando las camelias va acompañado de buenos viñedos y bodegas con denominación de origen.

Descubrir la Galicia subterránea

Otra propuesta interesante sería conocer la Galicia subterránea. En toda Galicia encontrarás un sinfín de cuevas habilitadas para recibir visitas. Por ejemplo, tienes la Cueva do Rei Cintolo, las cuevas de la playa del Fonforron o la famosa Gruta de Lourdes.

Probar el pulpo de diferentes formas

El pulpo es esencial, no obstante ¿por qué no probarlo de otra forma? Sí, la tapa de pulpito siempre viene bien, pero en Galicia hay restaurantes que han sabido tomar este producto y hacer verdaderas maravillas con él. Puedes así probar desde croquetas de pulpo hasta la hamburguesa de pulpo. También puedes probar la empanada o la pizza de pulpo. Sin duda una forma diferente que mantiene todo el sabor de este delicioso producto de la tierra.

Visitar pueblos alternativos

Viveiro está situado en plena zona de la Mariña de Lugo. Quizá no sea el pueblo más turístico, pero también puede incluirse en esta lista; y es que cuenta con playas salvajes, acantilados de esos de película y un montón de rías. Si haces noche, ten en cuenta el Hotel Thalasso Cantábrico Las Sirenas. Además de ser un hotel ideal, cuenta con una terraza con vistas sobre el pueblo y la ría que te encantará.

Viveiro

Acudir a una lonja de pescado

Para terminar, no te pierdas ni una de las costumbres gallegas, y teniendo en cuenta la vinculación de esta zona de España con el mar, no te pierdas sus lonjas de pescado. Cualquier pueblo pesquero cuenta con una, y la verdad es que es toda una experiencia. Puedes visitarlas, observar, preguntar, sentir el olor a mar y maravillarte con el día a día de estos pequeños pueblecitos de pescadores.

Tags:

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top