Platos típicos navideños

Recetas de Navidad

La Navidad ha llegado, y con ella todos esos manjares que adornarán nuestras mesas. No importa si vives en el norte o en el sur de España, siempre hay recetas para deleitar a los paladares más exigentes. ¿Qué os parece si dejamos ya atrás los cartuchos de las mejores castañas, y otras comidas prenavideñas, para hacer un repaso de los más populares platos del mes de diciembre ?

¿Cuáles son los platos más típicos de Navidad?

Los caldos, por ejemplo, no pueden faltar. No hay mejor inicio de menú invernal que un buen caldito navideño. En Cataluña y Baleares tienen su particular caldo de Navidad, la sopa con galets. Se trata de una pasta con forma de caracolas que se cocinan junto a unas pequeñas albóndigas de carne. El caldo bien espeso, de esos que pueden casi cortarse. Nada mejor para entrar en calor.

Las sopas de pescado son también muy habituales en estas fechas, junto con platos como el caldo al jerez o la sopa de picadillo. Mención especial merece el cocido con pava y pelota, toda una tradición y plato principal el día de Navidad en la región de Murcia.

En general, cualquier caldo hecho con muchas verduras y algún hueso de carne, puede ser un buen comienzo para abrir apetito.

En Asturias no se andan con tonterías. Aquí los platos son contundentes. Así, además de las famosas fabes, que siempre es buen momento para comerlas, las mesas de Navidad se visten con platos de merluza con almejas o las deliciosas nécoras. Aunque sin duda alguna, lo más esperado es el cabrito a la sidra, lo mejor de la tierra, carne y ese brebaje que a tantos enamora.

Si hablamos de la carne, hay muchas regiones en España con platos típicos. Platos que se han ido incorporando a toda la geografía española, sobre todo en estas fechas. Así, aunque es propio de Castilla-La Mancha, el lechazo asado se puede comer en el País Vasco o en Cádiz.

Esta carne es especialmente tierna. Se trata de la carne del cordero lechal, un animal con menos de 30 días de vida. Por este motivo es tan jugosa. Los expertos aseguran que el sabor de la carne de lechazo no debe enmascararse con especias.

Otro de los platos principales que pueden encontrarse en cualquier parte de España es el cochinillo, lechón o tostón al horno. Es un plato famosísimo en Segovia y Ávila, pero se ha convertido en una de las recetas españolas más típicas. Una mezcla sabrosísima de texturas crujientes de piel y una carne especialmente jugosa.

Cochinillo al horno

Si prefieres pescado, no es problema. Hay recetas que pueden venirte muy bien como el clásico besugo al horno. Ojo, que no sale barato pues el besugo es caro. Además, dejarlo en su punto siempre conlleva un riesgo. No obstante, el sabor merece completamente la pena.

No todo es carne o pescado, la verdura también puede formar parte de nuestro menú. El cardo, por ejemplo, es parte del patrimonio gastronómico de Navarra, Aragón, La Rioja y País Vasco. En estas fechas se prepara el cardo navideño, acompañado de frutos secos, almejas o jamón. Una receta deliciosa, navideña y bastante más ligera que las anteriores.

¿Cansado de platos salados? Esto no ha hecho más que empezar. Los dulces son de lo más apreciados en nuestra tierra. Así, puedes decantarte por el arroz con leche, un postre asturiano bastante típico en invierno. La elaboración es laboriosa, pero como siempre, la textura cremosa, completamente irresistible, merece completamente la pena.

¿Te gusta el mazapán? Prueba con los dulces de mazapán con piñones. Es una receta que data del siglo XVIII. Al parecer, se servían como comida bendecida para compartir después de las celebraciones religiosas de estos días.

Para terminar, un clásico entre los clásicos. El roscón de Reyes. Sí, no se come hasta el día 6 de enero. No obstante, si hablamos de la repostería de estas fechas no podía no figurar este dulce que se elabora desde tiempos muy pero que muy lejanos. Además, con su propia tradición, ya sabes, la de la figurita y el haba. Mientras tanto, recordad, los más típicos dulces navideños, los mejores mantecados y los mejores turrones, que de eso sabermos, y mucho, en España.

Tags: ,

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top