Qué ver en Helsinki, capital de Finlandia

Qué ver en Helsinki

En el post de hoy vamos a hablaros de qué ver en Helsinki, una ciudad que os enamorará desde el primer momento.

Las luces del cinturón se encienden. Descendemos entre una densa nube que se hace eterna. El paisaje finlandés, finalmente, se hace hueco. Bosque hasta donde llega el horizonte, lagos brillando entre los rayos de sol que se cuelan entre la nubosidad… Definitivamente, hemos llegado a Helsinki.

Helsinki es una ciudad moderna a las orillas del mar Báltico y que tiene una amplia oferta para todos los viajeros que la elijan como destino. Conozcamos mejor qué ver en Helsinki.

Hay que saber que la principal ciudad de Finlandia es muy distinta a sus vecinas nórdicas, y es que su crecimiento se ha producido en los últimos 200 años. Fue justo hace dos siglos cuando se convirtió en capital -antes lo era Turku-, lo cual explica que haya poca atracción de origen medieval y prácticamente todo sea relativamente moderno.

Dicho esto, empecemos nuestro viaje por Helsinki. Estamos en el aeropuerto, recogemos nuestras maletas de las cintas y buscamos cómo llegar al centro de la ciudad. “Anda, aquí pone que hay una estación de tren”, pensarás nada más mirar a tu alrededor en busca de carteles. El tren es de lejos la mejor opción, y es que en media hora te plantas en medio del ajetreo propio de la capital.

La estación central de Helsinki es ya de por sí todo un icono. Forma parte de la Helsinki modernista, de la que encontramos ejemplos en numerosos barrios céntricos, tales como Eira, Katajanokkka o Ullanlinna. En este último distrito se encuentra Huvilakatu, la que algunos consideran como la calle más bonita de la ciudad.

Tras salir del tren, nos dirigimos hacia Aleksanterinkatu, una de las calles más icónicas. En la época navideña luce especialmente bien con las elegantes luces que contrastan en esos meses de mayor oscuridad. Desde ahí llegamos a Senaatintori, una plaza rodeada de algunos de los edificios más importantes de Helsinki, incluida su majestuosa catedral luterana. Se trata sin duda de una de las postales más emblemáticas, y es que su imagen inmaculada y pura enamora a cualquiera.

Desde Senaatintori, ponemos rumbo hacia el mar. Allí nos espera la plaza del mercado, un pintoresco lugar plagado de numerosas paraditas donde comprar multitud de productos, incluyendo los típicos recuerdos, pero también arándanos o fresas de temporada. Como curiosidad, justo en esta zona vive en presidente de Finlandia.

Desde la plaza del mercado podemos tomar el rumbo hacia el este, donde encontramos la catedral ortodoxa de Uspenski. Su color rojizo no pasa desapercibido para nadie y, para ser francos, poco le tiene que envidiar.

Si en cambio optamos por ir desde la plaza del mercado al oeste, nos encontraremos con Esplanadi. Es uno de los parques con más ambiente de Helsinki. Es de esos sitios donde la gente se anima con el buen tiempo a hacer pícnics sobre el césped. El lugar no puede ser más adecuado: transeúntes yendo y viniendo, los artistas dejando su estampa musical… Y si tienes ganas de un helado, solo tienes que ir a uno de esos coquetos quioscos de madera.

Tomamos ahora la calle Mannerheiminkatu, una de las arterias principales de Helsinki. Desde aquí iniciamos nuestra ruta hacia Kamppi, donde nos espera primero la capilla del silencio y el museo de arte Amos Rex. Si algo tienen en común estos dos lugares es que los arquitectos hicieron magia con estos proyectos. Sin duda, son dos puntos dignos de visitar.

Después de todo lo que hemos visto, aún nos queda lo mejor por ver. Nos dirigimos ahora a la conocida como iglesia de piedra, Temppeliaukion kirkko. Se trata de una construcción muy especial, y es que se hizo excavando en una roca. Su interior deja a cualquiera con la boca abierta.

Pero aún nos queda un destino top en Helsinki, el más popular entre los viajeros. Suomenlinna es un archipiélago a 15 minutos en barco desde Helsinki. Las islas están fortificadas, y es que este fue un punto caliente durante varias guerras que hubo en el pasado. Aún hoy en día podemos ver las huellas que ha dejado la historia en esta zona.

En este paseo ya hemos repasado algunos de los imprescindibles de Helsinki. Pero recuerda que esta es solo la puerta de entrada a un país maravilloso. ¿Quieres descubrir la costa oeste? ¿La región de los mil lagos? ¿O prefieres conocer Laponia? Lo dejo en tus manos.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Top