Dunas de Maspalomas: desierto y mar

Las Dunas de Maspalomas están ubicadas en el municipio de San Bartolomé de Tirajana, al sur de Gran Canaria. Esta maravilla de la naturaleza de 400 hectáreas, está dividida en 3 partes: el palmeral, la charca y las propias dunas. Se declaró espacio protegido en 1987; aunque fue en el año 1994 cuando se dispuso Espacio Natural de Canarias como reserva natural especial.

Es un sitio increíble que debes visitar en la isla y te aseguramos que te va a dejar impresionado.

Debido al confinamiento a raíz del coronavirus y a la falta de turistas que visitan las dunas, su paisaje ha mejorado. Se han vuelto a ver como hace 50 años no se veían y las autoridades han decidido protegerlas aun más. Ahora podrás recorrerlas siguiendo los 8 senderos habilitados sin poder salir de ellos. Pero no te preocupes porque ¡te impresionarán de la misma manera!

Dunas de Maspalomas

Se dice que Gran Canaria es un continente en miniatura y ¡no puede ser más evidente! Asómbrate con el desierto que forman las dunas de Maspalomas, sus montañas de hasta 25 metros de altura y el azul del océano atlántico.

Para llegar a las Dunas de Maspalomas, puedes hacerlo caminando desde la playa de Maspalomas que comienza en el Faro de Meloneras; o acercándote al Mirador de las Dunas, situado detrás del hotel Riu Palace Maspalomas.

Si vas en pareja, te recomendamos visitar las dunas al atardecer, te volverás a enamorar observando este romántico paisaje. Pero no solo eso, puedes dar un exótico paseo en las sillas que portan los simpáticos camellos. Estarás acompañado siempre de un guía y tendrás unas vistas totalmente privilegiadas. No olvides llevar protección solar y ¡a disfrutar de una experiencia de lo más arabesca!

Dunas de Maspalomas
Amanecer en las Dunas de Maspalomas

Charca de Maspalomas

Si eres amante de las aves, debes visitar este paraíso, el cual es un rincón muy especial para los grancanarios. Es una laguna de agua dulce y salada, y es el refugio ideal para el avistamiento de pájaros exóticos y tropicales.

Es el humedal más importante desde el punto de vista tanto turístico como científico. Su superficie va cambiando dependiendo de las lluvias, y su profundidad media es de un metro y medio.

Hace algunos años, estaba considerado como un oasis paradisíaco, pero el turismo masivo que recibe le está dañando, por eso, el acceso a su interior está terminantemente prohibido. Eso si, al lado de la charca, se sitúa El Centro de Interpretación y justo delante, hay dos miradores para disfrutar del paisaje y la calma que desprende este lugar.

Observarás multitud de especies migratorias de África como el vuelvepiedras, la garceta común, el chorlitejo patinegro o el correlimos tridáctilo.

Charca de Maspalomas
Charca de Maspalomas

Palmeral de Maspalomas

Cerca de la Charca, encontrarás otro lugar mágico perteneciente a las Dunas de Maspalomas, un bosque de palmeras.

Es el lugar ideal para refugiarse a la sombra después de un largo paseo por las maravillosas dunas.

Es un verdadero oasis en el propio desierto. Muchas de sus palmeras superan los 10 metros de altura, ¡una auténtica pasada!

Playas de Maspalomas

Una de las cosas que hace especial y mágico a las Dunas de Maspalomas es su larga y extensa playa. Gracias a esta amplitud, nunca da lugar a las típicas aglomeraciones que pueden tener otras playas.

Además, es famosa por estar dividida en zonas que corresponden al tipo de turismo que las visita. El lado oeste está dedicado a las familias y conecta directamente con la localidad de Maspalomas. Ofrece todo tipo de servicios como alquiler de tumbonas, baños y kioscos. La parte este es frecuentada por nudistas y parejas. En esta parte, existen escuelas para iniciarte en algún deporte acuático o para practicar si ya eres todo un experto en cualquiera de ellos. Al caer la noche, es una zona de marcha con entretenimiento nocturno donde podrás disfrutar hasta el amanecer. Aprovecha para degustar la comida típica canaria en alguno de sus restaurantes.

Playa de Maspalomas
Playa de Maspalomas

Por otro lado, te proponemos un extra en tu viaje a la isla, haz una excursión a alguno de los pueblos bonitos de Gran Canaria, te aseguramos que te cautivarán con su encanto.

Como has podido leer, en las Dunas de Maspalomas tienes oportunidad de conocer como el desierto se une con el mar en uno de los lugares con más encanto de todas las islas afortunadas: Gran Canaria. No le des más vueltas y reserva ya uno de los hoteles en Maspalomas de nuestra web ¡al mejor precio!

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Top