Qué ver en Palencia en 2 días

Que ver en Palencia

Palencia, capital de la provincia homónima y municipio de la comunidad autónoma de Castilla y León es un lugar no tan reconocido como debería.

Palencia cuenta con un patrimonio importantísimo, principalmente religioso, aunque también se pueden observar otros monumentos. Si estás pensando en visitar la ciudad, en dos días tendrás más que suficiente para empaparte de lo más importante de la urbe. Te mostramos, así, una ruta especial para ver Palencia en dos días.

Primer día en Palencia

Podemos comenzar la ruta por la calle Mayor, una vía que atraviesa la ciudad de norte a sur y que ya existía en el medievo, creándose Palencia poco a poco a su alrededor.

Por esta calle podemos llegar a nuestra primera visita del día. En la calle San Bernardo está la iglesia románica de San Lázaro. Se trata de un precioso templo religioso que cuenta con varios añadidos góticos y barrocos. Es pequeña, sí, pero una pequeña joya realmente admirable.

La siguiente visita será el Convento de las Clarisas. Está cerca del Teatro Municipal y del edificio de arte ecléctico de la Diputación Provincial de Palencia.

Quizá de todos los edificios, el más recomendable sea el Convento de las Clarisas. Se trata de un templo gótico que cuenta con la imagen de un Cristo yaciente del que se decía que le crecía el pelo y las uñas.  No es que sea cierto, pero la leyenda es curiosa, además, aunque no sea verdad, lo cierto es que la escultura cautiva muchísimo. Muchos aseguran que es una imagen que hace que se produzcan milagros.

Si seguimos con la ruta, la siguiente visita podría ser la iglesia de la Compañía de Jesús. Es un templo de esos que dejan con la boca abierta. Una obra arquitectónica del siglo XVII que cuenta con un retablo mayor bastante curioso. Además, es importante fijarse en su elevada cúpula.

Antes de terminar el día puedes pasar por la Plaza Mayor de Palencia. Es una plaza preciosa y llena de vida. Un lugar al que acuden muchos palentinos a tomar un café, una caña o un vinito en cualquiera de sus terrazas.

Plaza del Ayuntamiento en Palencia

Segundo día en Palencia

En el segundo día, podemos comenzar por la iglesia monasterio de San Pablo, una auténtica joya románica-gótica que no podemos dejar de visitar en ningún momento. Además, si caminamos después por una calle cercana, la de Hermanos Madrid, llegaremos al Museo de Arte Sacro de la Diócesis de Palencia, que cuenta con una colección realmente amplia de arte sacro con objetos que vienen de toda la provincia.

No podemos dejar de ver la Catedral de San Antolín de Palencia, es decir la catedral de la ciudad, en estilo gótico. Fue construida en el siglo XIV y además de unas naves realmente altas, cuenta con detalles maravillosos como sus vidrieras o el detallismo de sus gárgolas.

Catedral palentina

Si en este segundo día tienes tiempo, puedes dirigirte al Museo Arqueológico. En este museo podrás ver objetos y recopilar información para entender los orígenes de la ciudad.

La siguiente parada será la iglesia fortaleza de San Miguel. Se trata de una iglesia con una imponente torre, algo que ya se traduce en vistas privilegiadas sobre la ciudad. Una torre que, la verdad, desentona con el resto de la construcción, dado que es una torre defensiva que en su día servía para proteger este margen del río.

No puedes irte de Palencia sin visitar el Cristo del Otero. Es una gran escultura gigante de 22 metros de altura. Podemos decir que es el Cristo de Río de Janeiro, pero en versión palentina.

Cristo del Otero

En este caso no te olvides de que hay que subir con el coche, aunque es posible encontrar autobuses o incluso podrías contratar un taxi para llegar hasta esta montaña.

Otras provincias castellano-leonesas

Tags:

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top