¿Qué hacer en Split?

Que hacer en Split

Split es una preciosa ciudad croata que cuenta con un sinfín de experiencias increíbles para el turista. Su ubicación privilegiada en la costa dálmata la convierten en el centro de cualquier recorrido por la zona, incluidos los cruceros.

Por su tamaño, en un par de días es posible disfrutar de la ciudad; sin embargo, su belleza monumental debería aconsejarnos utilizar a Split como la base si vas a viajar a Croacia para recorrer la región de Dalmacia.

Te damos algunas ideas sobre los que pensamos son los imprescindibles de Split, no sin antes aconsejarte que elijas tu hotel en Split, a ser posible, lo más cerca del centro histórico de la ciudad.

¿Qué podemos hacer en Split?

1.- Pasear por el centro histórico de Split

Una de las experiencias más intensas e interesantes es la de perderse por el centro histórico de Split. Es normal, teniendo en cuenta que es el principal atractivo de la ciudad.

En general, vamos a encontrarnos con callejuelas empedradas, un trazado serpenteante y siglos de historia entre las calles materializados en edificios de múltiples estilos decorativos.

Centro histórico de Split

Lo cierto es que en Split no ver un monumento es complicado. Pocas ciudades son tan monumentales como esta y cuentan con un patrimonio tan amplio. Ligado a su importante pasado romano, uno de los reclamos es el templo de Júpiter. El lugar ya es ya de por sí una buena opción para visitar, pero, además, puedes ver curiosidades como la esfinge egipcia decapitada que está en la entrada del templo.

2.- Entrar al palacio Diocleciano y a la Catedral

Adentrarte en el palacio Diocleciano es otra de esas experiencias imprescindibles. Recordemos que el emperador romano Diocleciano fue el primero de la historia en abdicar. Este palacio fue el lugar en el que decidió pasar su retiro. Una gran fortaleza militar con enormes murallas con vistas al mar. Si además eres amante de Juego de Tronos, debes saber que en esta fortaleza se rodaron escenas de la cuarta temporada.

Templo de Diocleciano en Split

Diocleciano fue también el responsable de otra de las joyas de Split, la catedral de Split. Esta catedral se construyó originalmente como el mausoleo de Diocleciano. No obstante, siglos más tarde se convirtió en el templo religioso más importante de la ciudad. La catedral se construyó en el año 350 y eso hace que sea la catedral más antigua del mundo.

3.- Tomar un café en la Plaza de la República

Entre visita y visita, una buena opción es tomar un café en la Plaza de la República. Esta plaza tiene unas vistas muy coloridas y está rodeada de edificios neorrenacentistas de color rosado. Siéntate y saborea un buen café mientras te mezclas con los locales.

Plaza de la República de Split

4.- Darte un baño en la playa Bacvice

Si viajas en verano, no puedes dejar de darte un baño en la playa Bacvice. Según muchos, es una de las playas más visitadas y bonitas de Split. El agua de esta playa es clarísima, eso sí, es pequeña y suele estar bastante llena de gente, por lo que es mejor llegar pronto o a última hora. Quizá una puesta de sol desde la arena sea de las experiencias más bonitas que podríamos vivir en esta ciudad.

Playa Bacvice

5.- Ir al restaurante Hvaranin a probar la cocina croata

No podemos dejar Split sin probar su cocina tradicional. Al ser una ciudad tan turística, es normal encontrar una oferta gastronómica internacional. Aún así, aún se pueden encontrar restaurantes tradicionales especializados en cocina croata. Por ejemplo, uno de los restaurantes más prestigiosos de la ciudad es Hvaranin y tenemos suerte, pues está especializado en la cocina croata tradicional.

El salón de este restaurante está decorado con un precioso estilo refinado. En su carta podrás encontrar una gran cantidad de platos clásicos, pero también platos originales con ciertos toques de cocina de autor.

Son platos típicos de la cocina croata el goulash, muy conocido en todo el este de Europa, un guiso hecho con carne de caza; el sarma que son unas bolas de carne y arroz que se envuelven en hojas de repollo antes de cocerlas, o el strukli, una especie de empanada a base de hojaldre, queso fresco y una crema de leche típica de la zona.

Comer en Split

6.- Comer pescado junto a la costa

No te olvides de que estamos ante una ciudad costera con tradición marinera. Así, comer pescado es otro de esos imprescindibles que no deberíamos dejar de hacer. Un buen lugar para comer pescado es Bogart, Dinka Šimunovica 10.

7.- Tomar un buen helado en Bili San Café

Si eres de los que ama el dulce, debes saber que en Split hay bastante tradición en helados y dulces en general. El Bili San Café, por ejemplo, es el mejor de los lugares para disfrutar de un helado delicioso. Este establecimiento cuenta con más de veinte variedades. Además, si prefieres los gofres, tampoco será problema, en este café están realmente deliciosos.

También se puede destacar un lugar bastante popular entre los turistas, la panadería Binita. Este lugar es famoso por tener pasteles recién hechos a precios bastante buenos. Descubre una infinita variedad de panes, rollitos y pasteles originales.

Arte, Historia y gastronomía se dan la mano en Split. ¿A qué esperas para conocer la costa dálmata?

Para seguir recorriendo y conociendo la costa:

– Playas en Hvar

– Vacaciones en Zadar

Tags: ,

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top