Qué ver en Istria en 2 días

Istria es la península más grande de todo el Adriático. Una porción de tierra ubicada en el norte de Croacia que cuenta con un sinfín de visitas interesantes. Es un lugar tranquilo, aunque ya sabemos que en temporada alta, cualquier zona de costa está llena. Aún así, en la península de Istria aún se puede respirar un poco de tranquilidad en algunos de sus rincones.

Como comentábamos, Istria es grande. Recorrerla en 2 días queriendo verla todo sería completamente imposible. Así, si estamos de paso y queremos visitar algunos de los puntos más interesantes de Istria en dos días, os recomendamos que os centréis en este recorrido; básicamente por Pazin, Pula, Rovinj y Porec.

Primer día en Istria

Visita a Pazin

Un buen punto de partida podría ser Pazin. Este pequeño pueblo de montaña es una verdadera preciosidad. Dicen que, incluso, fue la inspiración de Julio Verne al escribir su novela Matías Sandorf. Es imprescindible si viajas a Istria 2 días.

En Pazin hay varias cosas para ver, no obstante, si algo llama la atención de los turistas es su castillo medieval. Podemos decir que es el mayor tesoro de la ciudad. Un castillo con un origen incierto, pero del que se menciona en varios documentos sobre el año 983.

Castillo medieval, Pazin
Castillo medieval, Pazin

Se trata de un castillo en muy buen estado de conservación. Un edificio que fue reconstruido en el siglo XV, aunque luego sería desmantelado en la guerra con Venecia en el siglo XVI. Ha sido saqueado y reconstruido bastantes más veces, pero, a pesar de todo, en la actualidad podemos apreciar su estructura original.

Además del castillo, también es destacable el abismo en el que cuelga este castillo. Esto es debido a que el río Pazincica se hace subterráneo formando tres lagos. Es posible acceder a su interior a través de unas cuevas, que sería otra de las visitas imprescindibles en este rincón.

Destino: Pula

Elegid bien las cosas para ver en Istria en dos días, pues nuestro siguiente destino es Pula y aquí hay muchísimas paradas. No es de extrañar, pues Pula es la ciudad más grande de este itinerario. Aquí encontrarás, entre otros, vestigios de los romanos en un precioso anfiteatro del siglo I. Un anfiteatro con capacidad para 20.000 espectadores y uno de los ejemplos mejor preservados que existen en la actualidad.

No es el único vestigio romano. Aquí también encontrarás otras muestras en el casco histórico, como restos de casas y otros edificios.

Anfiteatro Romano, Pula
Anfiteatro Romano, Pula

En este centro histórico es importante destacar edificios como la Catedral de la Asunción de María (siglo IV). También su campanario, que fue construido en el siglo XVI y que se levantó usando piedras del anfiteatro.

En lo que antes era el foro romano, encontramos la plaza principal de esta localidad, un lugar animado en el que, además, encontrarás la oficina de turismo, el Ayuntamiento y muchos más monumentos romanos, como el Templo Augusto.

En la parte alta de Pula puedes explorar el Fuerte Bourguignon. Este fuerte es un vigía sobre la ciudad que se levantó en el siglo XIX. Construida por el imperio austro-húngaro aún podemos ver algunos cañones y, evidentemente, unas preciosas vistas sobre toda la ciudad.

En este agotador día, lo mejor es hacer noche en Rovinj. Si tenemos tiempo, antes o después de cenar, estaría bien pasearse por el centro de la ciudad. El casco histórico, así, sin luz, es una maravilla.

Segundo día en Istria

En este segundo día también tenemos mucho para ver, así que intentemos madrugar lo máximo posible.

De visita en Rovinj

Comenzaremos por Rovinj, donde hemos hecho noche. En la parte alta del casco histórico está la Basílica de Santa Eufemia. Se trata de una preciosa construcción religiosa de estilo barroco. Cuenta con un campanario que emula al de la Basílica de San Marcos en Venecia. No te lo puedes perder si viajas a Istria 2 días.

Rovinj
Rovinj

Además de pasear por el centro a plena luz del día, hay puntos interesantes a destacar. Por ejemplo, tienes el arco de Balbi, que es una de las 3 puertas que se hicieron en el siglo XVII, cuando Rovinj fue una de las ciudades más destacadas de la república de Venecia.

No nos olvidemos del puerto y del muelle de Rovinj. Es más, para sacar la mejor postal de la ciudad, el muelle es el lugar ideal. Desde aquí podrás ver las fachadas coloridas del centro histórico y el campanile de la Catedral.

Recorrido por Porec

Para terminar, el plato fuerte, Porec, Patrimonio de la Humanidad, un lugar cuyo casco antiguo ya es una verdadera preciosidad. En su interior podrás ver el monumento a la Basílica de Eufrásica o de San Eufrasio. Es un excelente ejemplo de la arquitectura cristiana del siglo VI, y por esta razón ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad.

Vista panorámica, Porec
Vista panorámica, Porec

Cuenta con un campanario del siglo XVI al cual puedes subir para poder apreciar las vistas de la ciudad y del palacio episcopal. Además, en su interior hay toda una serie de mosaicos, frescos y restos arqueológicos de otro santuario anterior.

Como veis, no es Istria el típico destino adriático de playas de aguas cristalinas. Las tiene, sí, pero su atractivo radica en sus ciudades, en donde su rico pasado le ha dejado una profunda huella artística.

Quizá te pueda interesar:

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top