Qué ver en Teruel en 2 días

Que ver en Teruel

Es difícil no caer en frases míticas como “Teruel existe” cuando hablamos de esta ciudad, pero es que existe ¡y de qué manera! Teruel es una ciudad hermosísima, quizá poco reconocida o a la sombra de otras grandes ciudades turísticas en España. Un lugar lleno de historia y patrimonio; y es que no hay que olvidar que ya, de inicio, la UNESCO declaró el arte mudéjar de Teruel como Patrimonio de la Humanidad.

Sin duda Teruel tiene muchísimo que ofrecer al turismo nacional e internacional. Lo mejor de todo es que es una ciudad perfecta para pasar un fin de semana; y es que en 2 días te dará tiempo de ver todo lo más importante, disfrutando también de su excelente gastronomía.

Primer día en Teruel

El primer día en Teruel puede comenzar en la famosa plaza del Torico de Teruel. Es el corazón de la ciudad, el lugar en el que se alza su icono más preciado, el torico. Ese símbolo, que cuenta incluso con sus propias fiestas, está en lo alto de una columna que, a su vez, forma parte de una fuente.

Plaza del torico en Teruel

Un torico que da nombre a esta plaza llena de terrazas, cafeterías y restaurantes. Un lugar que, además, está muy cerca de los principales monumentos de la ciudad.

Muy cerca de la plaza podemos ver dos lugares realmente importantes para Teruel. Lo mejor de todo es que podemos coger una entrada combinada para ambos, y así, en el mismo día veremos el Mausoleo de los amantes y la Iglesia de San Pedro con su preciosa torre mudéjar.

El Mausoleo de los amantes es el lugar en el que descansan las momias de los cuerpos de los amantes, protagonistas de una de las leyendas más tristes y bonitas de esta zona de España. Puedes leer su historia en el siguiente artículo sobre la leyenda de los Amantes de Teruel.

Los amantes de Teruel

En su interior, además de las momias podrás descubrir la historia de la ciudad y la leyenda y referencias literarias, artísticas y musicales en torno a este amor.

Después de ver el mausoleo, podrás visitar la Iglesia de San Pedro, junto con su torre, forman parte del conjunto mudéjar considerado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

No creas que el día ha terminado, pues lo cierto es que ahora es momento de conocer el modernismo de Teruel. Sí, en esta ciudad hay ejemplos preciosos de la arquitectura modernista de Aragón.

Uno de los edificios más importantes es el conocido como Casa el Torico. Construido en 1912 por Pablo Monguió, es el reflejo de la nueva clase social burguesa de la época y su gusto por la estética modernista. Muchos dicen que es uno de los mejores edificios modernistas conservados en Aragón, con una fachada que llamará muchísimo nuestra atención por su color violáceo y sus detalles en ladrillo, cerámica y forja. No obstante, no es el único ejemplo de este estilo.

En el recorrido modernista de Teruel, también puedes visitar la casa La Madrileña o la casa Ferrán, ambas construidas también por Pablo Monguió.

Segundo día en Teruel

Para el segundo día, reservamos el mayor número de obras mudéjares de la ciudad. Un buen comienzo es la Catedral de Santa María de Teruel.

Catedral de Teruel

Para que nos hagamos una idea de la importancia de este lugar, esta catedral es conocida como la Capilla Sixtina del arte mudéjar. Un exterior lleno de ladrillos y azulejos de colores verde y blanco, la artesanía de sus techos de madera y los tesoros que hay en su interior os dejarán completamente asombrados.

Es el templo más importante de Teruel y uno de los edificios mudéjares más significativos de todo Aragón. Conserva elementos importantísimos en este estilo como la torre, la techumbre o el cimborrio, por este motivo, también está incluido en el conjunto mudéjar declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Hay que destacar que además de esta catedral, si queremos ver restos del arte mudéjar podemos visitar las tres torres de la ciudad. La de San Pedro ya la habréis visto el primer día, por lo que en este segundo día os quedan la Torre de la Iglesia del Salvador y la Torre de la Iglesia de San Martín.

Arte mudéjar en Teruel

El segundo día también es un momento estupendo para ir de museos. No es que Teruel cuente con muchos, pero el Museo Provincial, o Museo de Teruel, es una excelente opción.

Está ubicado en la Casa de la Comunidad, un edificio que ya de por sí es realmente una obra de arte. Se trata de un antiguo palacio construido en la segunda mitad del siglo XVI, con ciertos influjos manieristas.

En su interior, podrás visitar una amplia colección arqueológica y etnológica. También cuenta con una parte destinada a exposiciones temporales, asimismo, hay que destacar la colección de cerámica decorada de Teruel de los siglos XIII al XX.

Antes de terminar el segundo día, no te olvides de visitar el Acueducto de los Arcos o Traída de las Aguas. Es el acueducto de la ciudad de Teruel, una de las obras de ingeniería más importantes del Renacimiento español y el encargado de salvar el desnivel entre el Teruel medieval y el moderno.

Ya veis que Teruel no debería ser tan desconocida. Solo su enorme muestra de arte mudéjar bien rentabiliza la visita a la ciudad.

Más información práctica útil para tu viaje por Aragón

Tags:

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top