Las mejores playas de Portugal

Playas de Portugal

En Portugal se come bien, cuenta con paisajes naturales de interior impresionantes y una variedad inagotable de monumentos, pero, además, Portugal tiene playas… y con mucho encanto.

Es cierto que el agua del Atlántico es fría, pero quizá por ello podemos encontrar paisajes costeros con poca afluencia en los que el sol siempre es constante, y además, los más atrevidos pueden sumergirse en sus aguas practicando algún deporte como el surf o incluso el submarinismo.

En las playas de Portugal hay opciones para todos los gustos. Hoy nos centramos en ellas, por lo que te acercamos las que, a nuestro parecer, podrían ser las mejores playas de Portugal, ya sea por estética o por acondicionamiento.

¿Cuáles son las mejores playas de Portugal?

De playas la zona del Algarve sabe mucho. Podemos decir que es la parte de Portugal más turística en la temporada estival. Aquí encontramos lugares como Dona Ana, que es una de las mejores playas de Portugal dentro de la Costa de Oro.

Dona Ana está protegida del viento, algo que se agradece. Además, cuenta con aguas tranquilas y limpias. Emplazada entre acantilados rocosos, es un lugar perfecto para practicar buceo, aunque el entorno también es rico en barrancos, grutas y cuevas.

Playa Doña Ana en Portugal

La playa tiene un parking amplio, cuenta con restaurante y baños y, además, está vigilada durante todo el verano.

En Portugal hay playas accesibles y acondicionadas para toda la familia como la anterior, y luego también encontramos paraísos como Benagil, también en el Algarve. Esta playa es sólo accesible por mar y es conocida mundialmente por ser comparada con el Panteón de Roma; y es que más que una playa se trata de una preciosa gruta con grandes atractivos geológicos. Cerca hay otra playa similar de tamaño más reducido conocida como Praia Corredoura. Y no demasiado lejos también tenemos a la localidad de Albufeira, otro lugar frecuentado por aquellos que buscan las mejores playas de portugal.

Playa do Corredoura

Al norte de Cascais vamos a encontrar otras de las mejores playas de Portugal, todas preciosas. No obstante, si tenemos que decantarnos por una, seguramente lo haríamos por la conocida como Adraga. Escondida entre los acantilados de los Montes de Sintra, esta playa parece estar completamente aislada de la civilización. Un lugar sin ruido, relajado y con un agua completamente transparente.

Otra de las mejores playas de Portugal es la Praia do Camilo, en Lagos. Esta playa también está protegida por acantilados recortados. Es pequeña, pero posee un arenal reducido en el que poder tumbarse y al que accederemos por una escalinata de 200 escalones. El paisaje desde el acceso es abrumadoramente bello.

En Setúbal nos encontramos con Heredad de la Comporta. Es otro de los lugares privilegiados de la costa portuguesa; y es que sigue siendo bastante desconocido para el turismo. Es más, ni los propios locales se acercan mucho hasta este punto. Se trata de una costa de doce kilómetros de arenal blanco. Arena fina en la que disfrutar de la naturaleza es tan sencillo como tumbarse.

Frente a este arenal, se levantan 600 hectáreas de grandes dunas. Una muralla de arena que hace que esta playa sea una de las más salvajes de la costa del país. Un entorno privilegiado para poder apreciar del avistamiento de ciertas especies de aves.

Nos vamos ahora al Parque Natural de la Sierra de Arrábida. Es aquí donde encontramos otra de las mejores playas de Portugal, la Praia do Portinho. Dicen que es una de las playas de Portugal más bonitas, y lo cierto es que no nos parece una exageración. Una arena blanca y fina y diversos tonos de azul en el agua hacen que se convierta en un paraíso costero. Además, no hay que olvidar que esta estampa contrasta directamente con la vegetación verde de la Sierra. Un escenario que llamará nuestra atención al instante y que invita al descanso absoluto.

Playa do Portinho

Hay que destacar que en la Praia do Portinho es posible tomar el sol, pero también practicar algunos deportes acuáticos como el submarinismo. La diversidad marina en esta zona es enorme; y es que el fondo de esta parte de la costa también está calificado como Parque Natural protegido.

En un país históricamente tan ligado al mar, y con tantos kilómetros de costa, ¿cómo no íbamos a disfrutar en muchos puntos de su litoral de magníficas playas?

Por otro lado, no te puedes ir de Portugal sin probar su gastronomía, sin duda, otro buen motivo para visitar el país vecino.

Tags: ,

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top