Los mejores mercadillos navideños de Europa

Mercadillos navideños

Es la época perfecta para viajar por las grandes capitales europeas, y es que cuanto más cerca tenemos la Navidad, más bonitos están estos núcleos urbanos. Luces por todas partes, ese olor que nos abre las ganas de comer castañas y chocolate, quizá a vino caliente con especias. Pero, además, en estas fechas del año es posible disfrutar de los encantadores mercadillos navideños. Puestos tradicionales emplazados en las plazas más pintorescas, con un montón de regalitos artesanales para comprar. Te acercamos los mejores mercadillos navideños de Europa, quizá puedas hacer una escapada en estas semanas.

¿Cuáles son los mejores mercadillos navideños de Europa?

Francia cuenta con un amplio repertorio de mercadillos por todas sus ciudades y pueblos. No obstante, si hay que destacar uno, el mercadillo navideño de Estrasburgo es el elegido. Ubicado en las faldas de la catedral de Estrasburgo, este mercadillo es uno de los más antiguos de toda Europa; y es que la tradición sitúa su origen, nada más y nada menos que en 1570.

Historia tiene, pero, además, estamos ante uno de los mercadillos navideños más bonitos y grandes del viejo continente.  Un gran árbol de Navidad nos recibirá, mientras que observamos cientos de puestos con vinos, dulces y adornos navideños. Sin duda un espectáculo para los sentidos.

Mercadillo en Estrasburgo

Alemania cuenta, sin lugar a duda, con una de las mayores tradiciones en mercadillos navideños de Europa. Sólo hay que visitar su capital, Berlín; y es que, es posible recorrer hasta 50 mercados tradicionales en la capital alemana durante estas fechas.

Es difícil escoger uno, pues todos los mercadillos navideños de Berlín cuentan con su propio atractivo. Podría ser buena idea dejarse caer por el de la calle Wilmersdorfer Straße o admirar la lluvia de estrellas en el Sony Center, aunque uno de los más visitados es el de Gendarmenmarkt. Es clásico y muy acogedor. Además, se monta entre impresionantes edificios, como el Deutsche Dom, la Konzerthaus O Franzozische Friedrichstadtkirche. Aquí también encontrarás productos de artesanía y un espíritu navideño difícil de evitar.

La hermosa Viena también es famosa por sus mercadillos. Casi todas las plazas de esta ciudad se engalanan para estas fechas, llenando cada rincón con casetas con artesanía local y objetos decorativos navideños.

Si quieres saber qué ver en Viena entonces es imprescindible que visites el mercadillo navideño del Palacio de Schonbrunn, con un telón de fondo inmejorable. Otro de los más típicos es el del Ayuntamiento. No obstante, si lo que te apetece es recorrer un mercadillo más tranquilo, sin demasiada masificación de gente, puedes visitar el mercado de Navidad en Karlsplatz.

Budapest es, seguramente, una de las ciudades más bonitas de Europa. La joya del Danubio también es famosa por sus mercados navideños. Es imprescindible visitar alguno como el mercado de la Plaza Vörösmarty. Este mercado tiene 100 puestos de madera, todos ellos repletos de productos típicos de la cocina húngara, un punto muy a su favor. Además, en la plaza puedes ver un gran árbol navideño o incluso un enorme calendario de Adviento.

Si además te gusta patinar ¿por qué no te dejas caer por el mercado de la Basílica de San Esteban? Todos los años ponen una pista de hielo. Un complemento perfecto para tus compras navideñas.

Mercadillo en Viena

En Copenhague, la oferta de mercados navideños también es bastante amplia. No obstante, aquí si es necesario destacar uno. Nos fijamos en el Mercado de Navidad en Tivoli. Este mercado se sitúa dentro de uno de los parques de atracciones más famosos de toda Europa, el de los Jardines de Tivoli.

El parque se llena de luces de colores, hay pueblos en miniatura y un montón de tiendas con regalos y artículos navideños. Además, el lago del parque se transforma en una inmensa pista de patinaje sobre hielo.

Aunque visitar ciudades fuera de nuestras fronteras, durante estas fechas, es un buen plan, también lo es hacerlo en España. Cada vez son más frecuentes los mercados navideños en las ciudades españolas, por ejemplo, en Madrid.

Si viajas a Madrid un par de días, seguramente querrás ver la Plaza Mayor. Es una opción muy recomendable, pues durante estas fechas y hasta el 31 de diciembre, esta plaza se llena de más de 100 tenderetes navideños.  Este mercado ya forma parte de la tradición de la ciudad; y es que, al parecer, a finales de diciembre es costumbre comprar en sus tiendas artículos de broma para el Día de los Santos Inocentes.

Puedes informarte en el siguiente enlace de nuestra oferta de hoteles para Navidad.

Tags:

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top